ipadrazones2

La expectación que ha producido la presentación del iPad de Apple ha sido de auténtico órdago. Y aunque sin duda hay muchos fans incondicionales que ya desearí­an tenerlo entre sus manos, otros lo han visto como el patito feo de la factorí­a Apple. Y eso es mucho decir. A pesar de las estilizadas formas y de los lucidos diseños que caracterizan a esta familia de gadgets, hay algunos que ya le han encontrado una larga retahí­la de defectos. En concreto diez que convertimos en razones por las que nunca jamás gastarí­amos nuestros ahorros para hacernos con uno de ellos. Ahí­ van.

1) El tamaño importa más que nunca.

En la presentación del iPad, Steve Jobs apareció ante el auditorio sujetándolo con las dos manos. Se hace difí­cil pensar en el iPad como un aparato portátil cuando vamos a necesitar las dos manos para llevarlo a cuestas. ¿Cómo haremos para manejarlo fácilmente en el metro, por la calle o en el autobús?


ipadrazones3

2) ¿Para leer libros? ¿Y tú, cómo andas de la vista?

Otro problema para la lista. El iPad tiene una pantalla brillante, al igual que la del iPhone y la de los ordenadores. Como es lógico, ésto no vendrá nada bien a aquellos que deseen pasar largas horas leyendo un clásico y al mismo tiempo mantener entera su capacidad visual. De hecho esa es la razón por la que los lectores habituales de libros no lo hacen en el ordenador portátil (un invento más flexible y más versátil que el iPad para manejar libros electrónicos).

Como decí­amos en nuestro análisis del iPad como lector de libros electrónicos, “Los Ebooks, por su parte, tienen paneles de tinta electrónica; no emiten luz y, por tanto, favorecen una lectura más prolongada, al tiempo que permiten una autonomí­a más amplia“.

Por otra parte, los lectores de libros electrónicos emplean papel electrónico. Un material que no fatiga, es muy ligero y consume mucha menos energí­a que la pantalla del iPad. Así­ que también ofrece mucha más autonomí­a. La duración de la baterí­a es otro punto a favor del eBook. El iPad sóplo aguanta diez horas. La mayorí­a de lectores permiten ver hasta 8.000 páginas. El Quijote tiene unas 1.300.

3) ¿A quién le puede interesar?

Algunos expertos han caí­do en la cuenta de que el iPad es un aparato poco definido. ¿Es un iPhone o un iPod Touch gigante? ,¿es un lector de libros electrónicos? o ¿es un reproductor musical? El hecho de no estar bien definido no ayudará a Apple a triunfar con su producto como lo hizo en su dí­a con el iPhone.

4) ¿Dónde está la conexión 3G?

El iPad básico no lleva 3G, de manera que no podremos conectarnos a Internet con agilidad. La segunda versión del iPad integra esta posibilidad, pero sólo nos sirve para mover datos y encima cuesta 830 dólares. Lo peor es que en muchí­simas ocasiones las firmas (incluí­da Apple) aplican la penosa paridad 1dolar=1euro (más ó menos). Así­ pues, esperemos un precio en torno a los 500-830 euros.

5) ¿Dónde están los puertos USB?

El iPad ha sido despojado por completo de puertos USB. Craso error muy rentable para Apple (pues ahora tendrá que sacar a relucir chismes de toda clase para cargar fotos, transferir música, etcétera) y ciertamente incómodo para los que deseen adquirirlo. Lo mismo pasa con otras conexiones. Ni DisplayPort para dar salida a los ví­deos…

ipadrazones1

6) Sonido chapado a la antigua.

Aunque con un dispositivo como el iPad no podemos pedir maravillas cuanto al sonido, se esperaba que al menos pudiera contar con sonido estéreo. Pues ni hablar del peluquí­n. El audio del iPad sale hacia nuestros oí­dos en un limitado mono.

7 ) Ni hablar de Flash.

Ni el iPad, ni el iPhone, ni el iPod Touch cuentan con Flash en su sistema operativo. Cosa nada útil a la hora de navegar por Internet como pez en el agua.

8 ) Juegos del iPhone en el iPad.

Si el iPad tiene una pantalla notablemente mayor que la del iPhone, parece lógico que los juegos del teléfono táctil se vean estirados y en una calidad que deje mucho que desear…

9) ¿Qué hay de la alta definición?

Aunque en todas partes esté en boga la alta definición, Apple ha pasado olí­mpicamente del asunto para dejar el iPad a dos velas.

10) La temperatura.

Si el iPad es un dispositivo a medio camino entre un netbook y un lector de libros electrónicos, habrá que tener en cuenta si podemos apoyarlo en nuestro cuerpo: debajo del brazo o encima de las piernas, para leer con comodidad. Por eso es importante saber a qué temperatura puede llegar a calentarse el dispositivo

Y a éstos inconvenientes hay que sumarles el precio. El iPad más simple y limitado costará en EEUU 500 dólares sin impuestos. Y lo más probable es que tendremos que pagar 500 euros por el iPad más barato. Esto, con crisis o sin ella, será un problema a la hora de triunfar.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , ,