gmailsuspendecuenta1

Sorprendido e indignado. Así­ es como debió sentirse el dueño de la cuenta de Gmail que se suspendió por obra y gracia de la justicia estadounidense. Google vuelve a ser de nuevo protagonista de un enredo. En esta ocasión nada ha tenido que ver con los conflictos de Street View sino con los de un banco de Rocky Mountain, en Estados Unidos.

El caso es que hace unas semanas, un empleado de la citada entidad envió por error un documento a una dirección de Gmail, con un archivo adjunto que contení­a información confidencial sobre 1.300 clientes.


gmailsuspendecuenta2.jpg

Al darse cuenta de tan garrafal error, el mismo empleado se encargó de mandar un segundo correo electrónico para rogarle al dueño de la cuenta que eliminara de inmediato el mensaje original. Como no les hicieron caso, el banco de Rocky Mountain decidió interponer una demanda judicial para motivar el cierre de la cuenta del usuario.

Y quien la sigue la consigue. Por eso el juez ha emitido la orden expresa para que se suspenda la cuenta de Gmail de este pobre inocente. Y aunque de momento Google ha accedido, ya ha lanzado la advertencia de que recurrirá la sentencia del juez por considerar “injusto” el hecho de que un usuario inocente tenga que renunciar a su cuenta personal y gratuita por un error de este calibre.

Fotos de: Rowen Atkinson y Superbeast / Ví­a: El Mundo

Otras noticias sobre... ,