uk dni

Empieza la era de la paranoia. No hace mucho el gobierno británico obligó a sus ciudadanos a cambiar el soporte de su identificación para modernizarse, actualizando los DNI de todo el paí­s al nuevo modelo electrónico, similar al español. Hubo recelos, incluso quejas generalizadas, ante la vulnerabilidad a la que se exponí­an los datos de la ciudadaní­a ante una plataforma, la digital, susceptible de ser intervenida por hackers o piratas informáticos.

Desde el gobierno se calmaron los nervios afirmando que el sistema era totalmente infranqueable, y que la seguridad de la información contenida en la identificación electrónica estaba garantizada. Lamentablemente, todos los esfuerzos del gobierno por aliviar la desconfianza de sus ciudadanos acaban de irse al traste.

Sólo ha hecho falta una persona, dedicada profesionalmente a la seguridad de entornos elecrónicos, para reventar la seguridad que protegí­a al DNI británico, dejando al descubierto los datos que en él se contienen (información personal, domicilio, huella digital, datos sanitarios, etc). Pero lo peor es la evidente sencillez con la que ha procedido. En tan sólo doce minutos, el técnico pudo clonar la tarjeta y modificar los campos de información privada, ejecutando una obra de falsificación perfecta que ni el propio gobierno podrí­a haber descubierto.

El caso pone de relieve la importancia de la actualización en lo referente a contenedores de información digital, ya que en lo electrónico, como en lo analógico, la ley suele ir bastante por detrás de la realidad. Los paí­ses que actualmente tienen impuesto el modelo de DNI electrónico (entre ellos España) deberí­an hacer los deberes a partir de ahora para garantizar la máxima eficiencia en la protección de datos.

Ví­a: Gizmologí­a

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,