Crunchpad

Michael Arrington se sale con la suya. Este supergurú de los tecnócratas, los tecnófilos y los tecno, en general, ha logrado desarrollar por fin su Cruchpad de forma exitosa, y lo tiene listo para que empiece a venderse a partir del tercer trimestre del año en Estados Unidos. Pero lo mejor no es que su idea por fin vaya a ver la luz. La gran noticia para aficionados a la tecnologí­a en general y a los ordenadores en particular es que la Crunchpad estará disponible a un precio que ronda los 300 euros.

Crunchpad es la niña de los ojos de TechCrunch, la empresa con la que Michael Arrington encumbra o destroza los proyectos tecnológicos que se ponen en marcha en suelo americano. Lo hace a través del blog homónimo especializado en el sector, mediante el cual Arrington dio a conocer su proyecto estrella: un tabletpc concebido para la navegación por internet, de muy reducido grosor y a un precio igualmente pequeño. No hubo mucha fe en la idea por parte del mundillo, pero la llegada del primer prototipo calló muchas bocas.

Según ha revelado el propio Arrington en rueda de prensa, noviembre es el mes elegido para que Crunchpad empiece a funcionar en el mercado. También se conoce la configuración que tendrá este atractivo dispositivo. De entrada, viene equipado con un procesador Intel Atom de 1,6 Ghz (componente que, recordemos, podrí­a peligrar en el futuro), apoyado por un giga de RAM. La conectividad inalámbrica corre de la cuenta de su conexión Wi-Fi y una aún no confirmada pero ansiada 3G. Además, dispone de un puerto USB para conectarle un ratón o teclado.

Sus dimensiones son igualmente alucinantes, con sólo 18 milí­metros de grosor y 1,2 kilos de peso. Que tiemblen los grandes fabricantes de software, ya que Arrington ha dispuesto que el sistema operativo de su Crunchpad sea Linux. Como veis, la informática aún puede sorprender, y la prueba está en un ultraportátil como Crunchpad.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=jP-0Nce5oTQ&feature=player_embedded[/youtube]

Ví­a: Gizmologí­a

Otras noticias sobre...