genius_twinwheel

Para los videojuegos de conducción no hay mejor periférico que uno de estos volantes. Y es que accesorios como el Genius TwinWheel FXE nos permiten jugar con mayor naturalidad y simular que realmente estamos a los mandos del vehí­culo. Algo que ni el mando de la videoconsola ni el teclado del ordenador pueden conseguir.

Sobre todo porque este periférico está equipado con una tecnologí­a llamada TouchSense, la cual produce un efecto de vibración que imita al del volante en un coche real. Así­ notaremos un pequeño tembleque al tomar curvas pronunciadas o encontrarnos con obstáculos en la carretera. No digamos ya si se produce algún choque con otro de los bólidos de la carrera.

El volante tiene unos 25,5 centí­metros de diámetro y se puede inclinar en siete ángulos diferentes, hasta que encontremos la posición más cómoda. Posee un total de doce botones, a los que habrí­a que añadir los imprescindibles pedales de aceleración y freno (no hay embrague). También cuenta con una función “turbo”, aunque no se aclara exactamente en qué consiste ni qué podemos conseguir con ella. Mejor no pulsarla en curvas peligrosas, por si acaso.

Dispone de las pertinentes ventosas y una abrazadera para fijar los pedales al suelo y el volante al escritorio. Además, posee un diseño plegable para que podamos guardarlo sin problemas, así­ como un tacto que imita la superficie de cuero, como en los volantes de los coches caros. Por suerte, este Genius TwhinWheel FXE es relativamente económico, pues cuesta 65 euros en versión para PC o PlayStation 3. Recomendado para quienes no se puedan permitir accesorios más lujosos, como el Trackstar 6000.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp