samsung-blue-earth_04
Samsung va a presentar en el Mobile World Congress de Barcelona un teléfono móvil ecológico hasta la médula. Tanto es así­ que las caracterí­sticas técnicas de este Samsung Blue Earth parecen importar menos, la firma coreana se ha limitado a indicar que lleva una pantalla táctil y conexión Bluetooth. Pero claro, no todos los móviles llevan una placa solar en su parte trasera para recargar la baterí­a del teléfono.

Según Samsung, la energí­a solar se encargarí­a de recargar completamente la baterí­a del Samsung Blue Earth en sólo una hora. Eso sí­, con este método sólo se consigue una autonomí­a de 24 minutos en conversación. Esta no es la autonomí­a máxima del teléfono. Y es que uso de la placa es más bien una recarga complementaria, en la lí­nea de lo que vimos con la recarga con pilas del Philips Xenium 9@9j.
samsung-blue-earth_03

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

En cualquier caso, sólo quedan tres dí­as para que empiece el Mobile World Congress, así­ que pronto saldremos de dudas. Mientras tanto, podemos seguir describiendo las virtudes ecológicas del Samsung Blue Earth. Empezando por la función Eco Walk, que activa dos modos de funcionamiento ecológicos. El primero es el habitual sistema de ajuste automático del brillo en pantalla, para no malgastar energí­a cuando no la estemos usando.

El segundo es bastante curioso y llamativo. El Samsung Blue Earth lleva un sensor de movimiento que puede actuar como podómetro, contando los pasos que damos al caminar. Pues bien, a medida que vamos dando pasos, el terminal calcula la distancia recorrida y la compara con las emisiones de CO2 que provocarí­amos al desplazarnos en coche. Al terminar la caminata, muestra en su pantalla información sobre el ahorro en emisiones total, en relación con la cantidad de árboles salvados.
samsung-blue-earth_02
Por supuesto, llegará con un embalaje reciclable. Además, la carcasa está hecha con plásticos reciclados (el año pasado también hubo un teléfono reciclado como el Nokia Remade, pero no era más que un prototipo), y su cargador está diseñado para consumir menos de 0,03 vatios cuando lo dejamos enchufado pero sin cargar el teléfono.

Para rematar, su diseño está inspirado en una piedra plana y redondeada, como las que podemos encontrar en la orila de un rí­o . Otros equipos, como los reproductores Zen Stone de Creative, ya han explotado con anterioridad este concepto. Poco más sabemos de él. Esperemos que en la cita de Barcelona Samsung proporcione también datos sobre las posibilidades de este Blue Earth como teléfono común y corriente. Porque no basta sólo con ser ecológico, también hay que mantener un mí­nimo de calidad en las prestaciones. Claro que la etiqueta de “ecológico” es todo un filón de marketing hoy en dí­a. Aunque para ecológico el tam-tam.

samsung-blue-earth_01

Otras noticias sobre... ,