Parecen fruto de una pelí­cula de ciencia ficción, pero los habitáculos flotantes de Waterpod Project son ya una realidad. Las diseñadoras Mary Mattingly y Mira Hunter han ideado una especie de residencias flotantes que se presentarán el próximo 1 de mayo en Nueva York. Resulta irónico que en la ciudad de los rascacielos se promocionen hogares acuáticos.

En realidad, no se trata de una idea tan revolucionaria. En Amsterdam, por ejemplo, las casas flotantes de los canales constituyen un paisaje tí­pico de la ciudad. Sin embargo, los creadores han añadido a la fórmula un nuevo concepto, el de trashumancia. En efecto, no sólo se trata de una vivienda, sino también de un transporte. Esperan que Waterpod responda a las necesidades actuales económicas y ecológicas de la sociedad.

Waterpod está concebida como una triple estructura que abarca unos 24,38 x 7,62 metros en total. Quienes se animen a visitarla en el neoyorquino East River, podrán participar en numerosas actividades, incluida la navegación. En el primer pabellón tendrán la oportunidad de disfrutar de experiencias artí­sticas y de un espacio de convivencia. En el segundo comprobarán cómo en Waterpod se puede practicar agricultura vertical, además de sistemas de reciclado de agua, entre otras cosas. El último se reserva como dormitorio y cuarto de estudio.

Waterpod emplea para su construcción maderas recicladas, metales y plásticos. Incluye un sistema hí­brido eólico-solar para obtener energí­a con la que alimentar las principales funciones de la casa.

Un nuevo concepto de vivienda que, como las japonesas Dome-House, proponen un estilo de vida alternativo basado en la comunidad y la protección al medio ambiente. Si quieres convertirte en un hippie-acuático, ésta es tu oportunidad.

Ví­a: Dvice

Otras noticias sobre... ,