Tocados y hundidos. Lycos Europa ya no puede hacer frente al negocio. Esta misma semana, la compañí­a emití­a un comunicado en el que anunciaba el cese de su actividad. El dí­a doce de diciembre la Junta de accionistas de Lycos Europa tendrá que aprobar el nuevo rumbo que tomará esta compañí­a cada vez más deficitaria. Este año ya acumulaba una pérdida neta de 17,1 millones de euros, frente a los 46,9 millones de beneficios obtenidos en el 2007. Lycos tiene previsto vender su negocio de venta de dominios, el portal en su conjunto y las tiendas de Internet.


La decisión es el resultado de un balance que empezó hace unos años. La dura competencia de grandes monopolios de Internet como Google o Yahoo y la falta de inversores, han provocado en Lycos Europa una caí­da de los ingresos online lo suficientemente grave como para cerrar. Algo que, por cierto, ya pronosticábamos en nuestro Especial Marcas Olvidadas.

Según ha avanzado la compañí­a en su propio comunicado, se repartirán 50 millones de euros entre sus accionistas a finales de año. De quien no han hablado es de los trabajadores. En el mes de septiembre, la empresa contaba con un total de 694 personas, en su mayorí­a ubicadas en Alemania. Ya nos podemos imaginar, que como los de Mobuzz TV, pronto acabarán de patitas en la calle.

Lycos Europa es propiedad de la empresa alemana Bertelsmann y de la propia Telefonica. La parte restante de Lycos (Lycos Estados Unidos) ha tenido más suerte, al menos de momento, ya que pertenece a la empresa surcoreana Daum Communications. Aun así­, veremos si consigue flotar entre tanto monopolio o sucumbe finalmente en esta sucesión de muertes anunciadas.

Fotos de: Gonzalo_ar y Antti Vilpponen / Ví­a: Cnet