Puede que este robot no sea capaz de realizar cuadros tan creativos como el de los relojes derretidos de Dalí­. Pero si el genial y dí­scolo pintor catalán hubiese tenido que designar a una máquina como su sucesora, este Salvador DaBot (ingenioso nombre) podrí­a haber sido un excelente candidato. El surrealismo no es lo suyo, pero al menos en la disciplina del retrato apunta muy buenas maneras.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

El autómata ha sido diseñado por el joven ingeniero suizo Sylvain Calinon. Su método de trabajo consiste en capturar una imagen del sujeto que solicita el retrato. El sistema interno de Salvador DaBot analiza la fotografí­a e identifica el contorno de la persona y sus rasgos más acentuados. Una vez ha reconocido su rostro, el robot toma papel y lápiz y se pone a dibujar. En el siguiente ví­deo demostrativo puedes comprobar cómo es una jornada de trabajo para este robótico artista:

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=jk5E2ORFfDA[/youtube]

Pese a que no es precisamente un androide humilde, de momento ni siquiera firma sus obras. Tan sólo escribe el nombre de la persona retratada, gracias al sistema de reconocimiento de voz con el que está equipado.

Por cierto, estamos ante una versión actualizada del primer Salvador DaBot. Aunque las mejoras no es que sean espectaculares con respecto al primer prototipo. Calinon se ha limitado a ponerle bigote y boina (para potenciar su aspecto de artista bohemio e incomprendido), y le ha añadido algunas frases adicionales. Serí­a muy divertido que el próximo modelo también supiera dibujar caricaturas con un toque humorí­stico, resaltando los rasgos más llamativos del retratado. Vamos, como podemos ver en cualquier plaza mayor de una ciudad española.

Ví­a: BotJunkie

Otras noticias sobre...