202

Es lo último en relojes analógicos. En lugar de llevar unas manecillas lleva números y no se mueve. gracias a unas ruedecillas y engranajes, lo hacen usando aire comprimido. Este es un nuevo sistema desarrollado por la firma relojera suiza, pero de origen alemán Urwerk, que ahora ha usado en sus modelos UR-202 y UR-103.

Este aire se genera gracias a unas microturbinas que llevan incorporadas los relojes. Para marcar las horas, incorporan un dispositivo de tres brazos que gira y que a su vez, en cada uno de sus brazos, llevan un disco o un cilindro que da vueltas y que es el que marca las horas. Los minutos los va señalando uno de estos brazos apuntando al minuto correspondiente en la parte baja de la esfera del reloj.

103

El funcionamiento se puede entender mejor viendo este ví­deo demostrativo. Estos relojes pueden estar realizados en diferentes materiales como titanio, oro blanco, oro rojo e incluso con incrustaciones de diamantes. También pueden incorporar cronómetro dependiendo del modelo.

Turbinas

Para que funcionen estas microturbinas, se emplea la energí­a de una baterí­a que se carga con el propio pulso (el reloj también tiene un indicador de la energí­a restante). En la parte posterior lleva una especie de switch, un selector que debemos cambiar de posición dependiendo del tipo de actividad que estemos haciendo.

Selector

Fuente: gizmag.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...