Un robot clarinetista "Made in Australia" 3
Para los melómanos ortodoxos este robot clarinetista no es más que un intruso sin capacidad para sentir la música. A pesar de lo dicho, este chisme ha ganado el primer premio del concurso de robots intérpretes que organiza la Artemisia Association. Y lo ha hecho interpretando el conocido “Vuelo del moscardón” de Rimski-Korsakov. Este nuevo músico robótico es obra de NICTA en colaboración con un equipo de investigación de la Universidad de Nueva Gales del Sur, en Australia.

Un robot clarinetista "Made in Australia" 3
El robot funciona a través de un ordenador con el sistema operativo Linux y mediante un entramado de cables controla la partitura, el soplido y las teclas. Con su actuación, el bicho salvó con buen resultado una pieza musical que exige a cualquier intérprete una velocidad de vértigo a la hora de tocar.

Aunque el jurado determinó que los robots están muy lejos de llegar a la calidad de la ejecución humana, el clarinetista se llevó el primer premio. El segundo y el tercero, fueron otorgados a un robot-guitarra holandés y un robot-piano finés, respectivamente.

Para los que no se fí­an de los melómanos ortodoxos ni de los jurados humanos, aquí­ queda un ví­deo del robot intérprete.

http://dvice.com/archives/2008/06/robot_clarineti.php

Ví­a: BoingBoing

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...