Es para dar la vuelta al mundo sin gastar un euro en gasolina. Hace unos dí­as ya zarpamos dentro de un barco ecológico con este objetivo y que lo hace con la ayuda del combustible biodiesel. En esta ocasión, vamos a probar a viajar por el aire. Y lo hacemos metidos en una avioneta llamada Hy-Bird, un modelo hí­brido que funciona con hidrógeno y energí­a solar.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Ha sido diseñado por la compañí­a francesa Lisa Airplanes, en su empeño por crear un medio de transporte ecológico, y según ellos, demostrar a todo el mundo que es posible volar sin contaminar nuestro querido planeta. De hecho el avión utiliza hidrógeno como combustible y un 10% de la energí­a la consigue gracias al sol. El Hy-Bird se ha fabricado con fibra de carbón, un material tan caro como ligero, que hace que el avión pese poco más de una tonelada. Cada ala mide 20 metros y están completamente recubiertas de placas fotovoltaicas que permiten aprovechar la luz solar. Además de evitar la contaminación, el uso de estas energí­as puede contribuir a que se emita menos ruido que los actuales aviones, que funcionan con combustibles derivados del petróleo.

A partir de este verano la compañí­a empezará a promocionar su hí­brido dando la vuelta a mundo, que no es poco. En este caso, funcionará con pila de combustible. El viaje se hará en varias etapas de 3.000 kilómetros y pilotarán el avión distintas personas. Lisa Airplanes ha decidido que en cada etapa pilote un habitante del paí­s contiguo al que se ha aterrizado. Para principios del año 2009 la compañí­a tiene previsto hacer efectivas las primeras ofertas a clientes para lanzar los primeros vuelos comerciales ecológicos. Un buen paso, que esperamos tenga continuidad.

Otras noticias sobre...