img1016-331-browse

Explorar el entorno forma parte de la naturaleza humana. Cada nuevo conocimiento del Planeta y del espacio exterior amplí­a nuestras miras y mejora nuestra calidad de vida. Por eso surgen inventos como este ATHLETE (All Terrain Hex-Legged Extra-Terrestrial Explorer). Un todoterreno capaz de moverse entre los cráteres lunares como pez en el agua.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

El United States Naval Research Laboratory (Laboratorio de Investigación de la Armada de Estados Unidos) y el NASA‘s Jet Propulsion Laboratory (Laboratorio de Propulsión de la NASA), están preparando la misión DALI (Dark Ages Lunar Interferiometer). Un proyecto que pretende mandar nuestro agujereado satélite un ejército de robots para que monten un telescopio. Está previsto que esta misión se llevará a cabo dentro de unos 10 años.

athleteRover-590

Y ahí­ es donde entra en juego el prototipo ATHLETE. Un chisme capaz de moverse en entornos complicados que servirá de piernas para estos robots constructores. Y es que las patas de estos robots lunares deben ser como un todoterreno. Tiene que poseer caracterí­sticas primordiales como ser ágil, ligero, que trabaje de forma continuada y que puedan ser un número bastante grande de unidades. El ATHLETE incluye una plataforma con seis patas y una rueda en el extremo de cada una. Además de desplazarse gracias a ellas, es capaz de escalar e incluso de descolgarse agarrado a una cuerda.

img1016-352-browse

Según el Dr. Dayton Jones, del JPL, uno de los principales escollos a salvar es el de las baterí­as. No pueden ser muy voluminosas ni pesadas y los robots han de ser capaces de recargarlas. Se está pensando en usar baterí­as de tipo Iones de Litio.

img849-394-browse

La misión DALI es parte de un proyecto llamado Decadal Survey, que pretende la consecución de algún hito cientí­fico cada 10 años. En él participan astrónomos, cientí­ficos e ingenieros. Evidentemente, muchos de estos objetivos, son imposibles o muy difí­ciles de conseguir con la tecnologí­a con la que cuentan hoy en dí­a, así­ que otro punto a tener en cuenta, es el desarrollo de nuevos sistemas de trabajo, de nuevas tecnologí­as y de nuevas formas de pensamiento.

Ví­a: dvice.

Otras noticias sobre... , ,