Nubrella, el paraguas de manos libres 3
Cuando nos imaginamos cómo serán los paraguas dentro de unos años, siempre nos acordamos de la pelí­cula Blade Runner y de los LED umbrella luminosos. Aunque puede que en el futuro utilicemos diseños aún más revolucionarios, partiendo de un concepto muy diferente. Algo así­ como este Nubrella, un paraguas de manos libres. Invento ingenioso donde los haya.

Sí­, hay que admitir que su aspecto es extravagante cuanto menos. Parece una combinación entre un casco de astronauta y el protector de un carrito de bebés. Habrá que sacrificar nuestro sentido del ridí­culo por disfrutar de las ventajas de un paraguas que no necesita ser sujetado. Una bendición para esos dí­as lluviosos en los que llevas el maletí­n en una mano, hablas con tu nuevo iPhone sujetado con la otra, buscas una moneda para pagar el café para llevar y consultas la agenda del dí­a en tu PDA. Todo al mismo tiempo.

Nubrella, el paraguas de manos libres 3

No obstante, el Nubrella acarrea consigo otros inconvenientes que quizás le quiten bastante interés. No nos referimos sólo al look de incubadora humana que te aporta. Hablamos de lo imposible que resultará atravesar una calle estrecha con este cacharro puesto encima. De la fuerza extra que ejercerá el viento cuando estés caminando con él. De los chistes que tendras que aguantar en la oficina. Qué demonios, acabará con los paseos románticos compartiendo paraguas.

Está fabricado en poliuretano, pesa algo más de 1 kilogramo y dispone de un sistema sencillo de apertura y cierre. Pero va a pasar bastante tiempo antes de que nos veáis por la calle con estos barreños en la cabeza, aunque los podamos conseguir por sólo 60 dólares (40 euros). No queremos convertirnos en la versión futurí­stico-esperpéntica de Cantando bajo la lluvia.

Ví­a: No puedo creer

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...