Cirugí­a estética en tus fotos - Trucos de Fotografí­a 5

La edad no perdona. Con los años, nuestros rasgos faciales se arrugan y deterioran. Siempre nos queda la posibilidad de acudir a un cirujano estético. Pero nos cobran un riñón y, además, toda operación supone riesgo. Sin tanto lí­o (y sólo para las fotos), ahora puedes corregir esos pequeños defectos usando un programa de retoque fotográfico.

En este truco usaremos Photoshop para hacerle un lifting a la mujer que aparece en esta foto de Beate Knappe. Nuestra herramienta de trabajo será el pincel corrector, que aparece con el icono de una tirita en la barra de herramientas. Al seleccionarlo, en la parte superior de la ventana del programa aparecerán una serie de opciones. Pincha en la segunda flecha que apunta hacia abajo para configurar bien el pincel.

Cirugí­a estética en tus fotos - Trucos de Fotografí­a 5El diámetro dependerá del tamaño de la foto, nosotros hemos elegido un tamaño de 10 pí­xeles. Coloca así­ los demás parámetros: 75% de Dureza, 25% de Espaciado, 60 grados de íngulo y 60% de Redondez. A la derecha de la barra superior del programa, desactiva la casilla Alineado y activa la otra opción: Usar todas las capas. El instrumental ya está listo, doctor.

Ahora creamos una nueva capa en blanco (Menú Capa – Nueva – Capa o pinchando sobre el penúltimo icono de la parte inferior de la Ventana de Capas), y trabajaremos sobre ella. El pincel corrector funciona de una forma parecida al Tampón de clonar, que ya usamos en los trucos para restaurar fotos deterioradas y borrar espontáneos de nuestras fotos.

Cirugí­a estética en tus fotos - Trucos de Fotografí­a 5Empezaremos con las patas de gallo. Con el pincel corrector seleccionado y la tecla Alt pulsada, hacemos clic sobre uno de los pómulos para tomar una muestra de referencia. Luego soltamos la tecla Alt y aplicamos el pincel sobre la parte inferior del ojo y voilá, la pata de gallo desaparece. Lo que hemos hecho es una especie de transplante de piel. Observa cómo cambia la cosa en el antes y después de arriba a la derecha.

Con una muestra del otro pómulo puedes corregir la pata de gallo del otro ojo. Para el resto de arrugas, usa otros puntos de referencia, fijándote en que, cuando uses el pincel, el cursor con forma de signo de sumar pase por zonas de la piel que no estén arrugadas (por supuesto, fí­jate en que dicho cursor no se salga de la cara, o el rostro se cubrirá de manchas negras).

Si quieres corregir también las arrugas del cuello, hazlo tomando como referencia un punto cercano y haciendo la corrección en vertical. Si el resultado final parece exagerado, siempre podemos bajar un poco la Opacidad de la nueva capa creada. En cualquier caso, ya sabes cómo corregir las arrugas de una forma sencilla y sin pasar por el quirófano. Ahora te animamos a que lo intentes con la foto de la izquierda. Todo un reto.

Cirugí­a estética en tus fotos - Trucos de Fotografí­a 5

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...