Ni Tip y Coll ni Martes y Trece ni Faemino y Cansado. Los mejores humoristas del paí­s son los proveedores de acceso a Internet. Su chiste estrella es el de los 20 megas. Muy hábilmente, nos prometen un acceso idí­lico de HASTA 20 MEGAS. La realidad es que nadie da los 20 y, algunos como Jazztel, alcanzan en algunas zonas sólo el 5% de lo que prometen.

Y esto no lo decimos sólo nosotros. Son los datos que se desprenden del último estudio sobre el acceso a Internet de banda ancha. Un estudio en el que se han analizado 250.000 conexiones a Internet, tanto por ADSL como por cable.

Las conclusiones no son nada halagí¼eñas: El acceso a Internet de banda ancha en España es lento y malo .

Y, para colmo, su rendimiento varí­a de unas regiones a otras. El motivo es que para los proveedores de acceso es más rentable mejorar su servicio en las zonas más pobladas que en las rurales.

Por este motivo, Madrid, Cataluña y Comunidad Valenciana son las regiones con mejor conexión, mientras que Islas Canarias, Baleares, Extremadura y Murcia tienen los servicios más lentos del paí­s.

En cuanto a los proveedores, es curioso que, cuanto menos ofrecen, mejor lo cumplen. Telefónica ofrece el servicio más fiable en 1 mega (856 Kb, un 83,5% de lo que indica), aunque, también hay que decirlo, este servicio es uno de los más caros del mundo desarrollado. En Galicia, el operador de cable R consigue 914 Kb, casi el 90%.

En 4 megas, ONO consigue más de 3.600 Kb de media, que es un 87% de lo que dice en su publicidad. En 6 megas la cosa baja hasta el 75% de fiabilidad que ofrece Tele2 y el 72% de Jazztel.

En el ADSL2Plus de 20 megas todas las operadoras suspenden y con notas muy bajas. El hecho es que ninguna consigue ni siquiera la mitad. La que más entrega es Jazztel, con 9 megas, seguida de cerca por Telefónica (que, por cierto, cobra un riñón por esta velocidad). En Aragón, por ejemplo, las operadoras dan menos de un 5% de lo que prometen. Y eso que ya tení­an bastante los maños con su paupérrima red de carreteras.

No sabemos qué pensará Francisco Ros de todo esto, pero a juzgar por los datos, la banda ancha en España es de chiste. Un chiste mucho más surrealista que lo de las empanadillas de Móstoles, pero, también mucho más desolador. Esperemos que con el VDSL2 la cosa avance.

Z5QApny1CRg

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...