No importa si estamos en el campo o en la ciudad. Para hacer fotos de paisaje, es mejor evitar las horas centrales del dí­a. Cuando cae un sol de justicia, entre las 12 de la mañana y las 4 de la tarde, la luz suele ser demasiado intensa y las fotos salen con unos contrastes (luz-sombra) exagerados.

Las fotos quedan más equilibradas y artí­sticas justo después del amanecer o cuando el sol empieza a caer.

Como norma general es mejor colocarnos de espaldas al sol para hacer la foto; pero, a veces, también podemos buscar el efecto contraluz. Para conseguir buenos efectos en contraluz, coloca el objeto o la persona que quieres fotografiar a menos de 4 ó 5 metros y dispara con flash. Para conseguir esto, habrá que poner el flash en la posición de forzado.

Cuando todaví­a hay sol, pero preferimos colocar el motivo de la foto en una sombra, es recomendable usar el flash para evitar que quede la parte de sombra demasiado oscura.

Con un entorno de niebla, podemos conseguir fotos con un ambiente muy especial. En estos dí­as, para que la foto resulte más artí­stica, podemos disparar mostrando objetos próximos en contraste con el paisaje. Y si estos objetos próximos tienen colores vivos, mejor.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp