primer_error_fatal_windows_vistaEste fue el dí­a que Windows Vista se colgó. En el SIMO 2006 todo era tranquilidad (la feria tampoco daba para mucho más). Entonces llegó la pantalla azul. Era “el primer error fatal” que nos mostraban las nuevas ventanas de Microsoft. Tarde o temprano tendrí­an que salir y nosotros (los chicos de tuexperto.com) te enseñamos la prueba de que ocurrió. Ya sé que la foto no es todo lo buena que quisiéramos, pero esto es lo que hay. Tengo que agradecérselo a un joven, y eficiente profesional que prefiere mantenerse en el anonimato (en el economato que dirí­an los chicos de GomaEspuma)

En cuanto al cuelgue de Windows, tiene su lógica. Para mí­, Windows tiene tres constantes básicas a lo largo de su historia. La primera es ésa, que, de vez en cuando se cuelga y hay que reiniciar.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Por si a alguien le interesa aquí­ van las que quedan:
la segunda es que nos acompaña con sus ventanas en el dí­a a dí­a. En todo el mundo más del 95% de los usuarios de informática llevan Windows en su pantalla. De alguna forma, el progreso de la humanidad y los avances que hagamos dependen de las herramientas que usamos. Y, en este caso, la herramienta más sofisticada y universal de la humanidad es tal y como decide un empresario: Bill Gates. Ese filántropo que gasta una parte de lo que nos cobra a todos por el Windows en vacunas contra la malaria es, de alguna forma el que decide todo eso.

Sinceramente, prefiero que sea alguien que, como Bill Gates, muestra ciertas trazas de ser humano y da una parte de su dinero para paliar el dolor del mundo, pero no deja de ser preocupante que una herramienta básica para el progreso de la humanidad esté en manos de un empresario.

La tercera es que no tiene competencia. La historia nos dice que las empresas privadas sin competencia no avanzan todo lo que deberí­an. Ponen los precios altos por sus productos y hacen que se retrase el sector en cuestión respecto al resto del mundo. Al ocurrir esto en un mercado mundial, el hecho es que la informática en todo el mundo está mucho más atrás de lo que estarí­a si hubiera competencia.

Otras noticias sobre... , ,