Trucos|4 mayo 2007 1:30 pm

Trucos de fotografía: Adelgaza con Photoshop


Dieta equilibrada y ejercicio. Ése es el único secreto para adelgazar. Algunos optan por darle a la consola unos minutos al día, como se lo hemos visto hacer a un joven estadounidense con la Wii. Pero no todos tenemos la misma fuerza de voluntad. Por eso, siempre puedes adelgazar a posteriori. Si, por ejemplo, quieres usar una foto tuya en traje de baño para ligar por Internet, pero te sobra algún michelín, con la ayuda de Photoshop puedes hacer algún retoque mágico.

También puedes usarlo para esas fotos en las que, después de haberte tomado un buen almuerzo, alguien consigue retratarte en el preciso momento en que dejas de “meter barriga”. Es el caso del amigo que puedes ver en la foto de la derecha. Veamos la forma de remediarlo.

Es rápido y sencillo. Abre la imagen con el programa Photoshop. Sólo tienes que acceder al Menú Filtro (arriba) y seleccionar la herramienta Licuar. Al hacer esto verás la foto dentro de una nueva ventana en la que dispones de varias opciones y herramientas. En los iconos de la izquierda, elige la opción Desinflar (el cuarto empezando por arriba).

Al aplicar el puntero sobre la zona deseada (en este caso, la barriga), lo que haces es eliminar píxeles de dicha zona y sustituirlos por píxeles de las zonas cercanas. Por eso, hazlo poco a poco, elige un tamaño de pincel adecuado y si ves que la imagen se distorsiona mucho, vuelve a empezar. O también puedes desplazar el puntero un poco hacia un lado y hacer click un par de veces, para que la “absorción” de píxeles quede compensada. A nosotros no nos ha quedado nada mal, aunque todo se puede mejorar con un poco de maña, claro.

Pero también hay un método para ir sobre seguro: puedes marcar una zona para que el programa no la altere. Dentro de la ventana de Licuar, elige el icono Congelar Máscara (el cuarto empezando por debajo). Al elegir esta opción puedes pintar en rojo sobre la zona que quieres que sea respetada (lo más útil es rodear la zona que quieres encoger).

Una vez hecho esto, vuelve a seleccionar la opción Desinflar y aplica el puntero en la zona deseada. Así, el acabado respetará las partes que antes seleccionaste. Es muy útil cuando, por ejemplo, queremos encoger partes del cuerpo que están muy juntas, o distintas personas entre las que hay poca separación, para que no “se coman” entre sí.

Y voilà… a la izquierda puedes ver el resultado de tan mágico experimento. Nada como un poco de retoque fotográfico para lucir palmito este verano.

Pero recuerda, esto es sólo un apaño casero para ocasiones puntuales. Lo mejor es cuidar la alimentación y hacer ejercicio.




Otros artículos relacionados:

Trucos de fotografía: Color y blanco y negro en una misma foto
Trucos de fotografía: Cómo redimensionar muchas fotos a la vez
Trucos de Fotografía: Cómo sacarle partido a tu fondo de escritorio (2ª entrega)
Etiquetas: ,

12 Comentarios

Dejar un Comentario