canciones del verano

La canción ligera no es cosa de un verano. Ni de dos. Ni de tres. La canción del verano está unida a esta estación del año y amenaza con quedarse de por vida retumbando en tus oídos y en tu cabeza para siempre. Todas las canciones del verano son divertidas, endemoniadamente pegadizas y absurdas un rato largo. Pero están aquí para amenizar una temporada estival entera de mal gusto y entretenimiento.

Son gratis y están ahí, en YouTube, a merced de cualquiera que quiera una de estas dos cosas. Opción A: pasarlo en grande sin conocimiento ni mesura. Opción B: darle la tarde a cualquiera y probablemente el verano entero. Tanto si contemplas una vía como la otra, vamos a proporcionarte material para que no te falte de nada.

Aquí tienes en bandeja dos decenas de canciones del verano divertidas y absurdas. Vienen sin envolver ni nada. Estas cosas mejor sin contemplaciones. Lo único que debes hacer, si te atreves, es darle al botón del play. 

1. Aquí no hay playa – The Refrescos

Este primer despropósito veraniego surgió en 1989, pero para colmo, Los Refrescos (así se llamaba el grupo que triunfó con esta movida) han vuelto a hacer una versión. Este segundo delito lo cometieron en 2004 y aquí estamos nosotros para recordártelo.

2. Chiki Chiki, Rodolfo Chikilicuatre

Corría 2008 cuando a Andreu Buenafuente se le ocurrió que sería buena idea reírse un poco de Eurovisión. Consiguió que Rodolfo Chikilicuatre (David Fernández) se embarcara junto a sus cinco bailarinas (entre las que por cierto estaba Silvia Abril). Tal como estaba previsto, hicimos el ridículo (aunque eso no sea novedad) y luego la cantamos y bailamos todo el verano. Uno, el brikidans…

3. Cómeme el donut – Lapipi y Jirafa Rey

Yo vengo con tó, te meto un entrecot / Yo no compro follower y tú sí / Te traigo to el kit (kat), la cara partí – ah / Te la dejo en glitch gyal, a 32bit va / Prepárate, prepárate, prepárate pa’ el hit / Que viene ya / Cómeme el donut, cómeme el donut. Esto empieza tan mal como termina. A estos genios de la lírica les importa un pimiento hacer el ridículo a base de movimientos espasmódicos. No tenemos palabras para más.

4. Bomba – King África

¿Cómo iba a faltar el legendario King África en un ranking de canciones del verano absurdas? Pues aquí lo tienes, con el mayor éxito veraniego de todos los tiempos. ¿Cuántas veces sonó en el verano del 2000? ¿Y en la boda de tu prima? Calla, calla… es pensarlo y venirte recuerdos de aquellas veces que bailaste y cantaste Boooooooomba a grito pelao, ¿verdad? Mejor corramos un tupido velo: que de eso ya se han cumplido dos décadas.

5. Opá, yo viazé un corral – El Koala

Y vamos con otro personaje que en su momento nos dejó patidifusos. Reivindicaba la cosa rural con una canción que quería ser una especie de rock, pero que se quedaba en una mezcla entre camisas de cuadros, paja, gallinas y gorrinos. ¿Alguien puede garantizar que no sufrieron animales y personas a la hora de grabar ese vídeo?

6. El chiringuito – Georgi Dann

Paren máquinas, que aquí está el rey de las canciones de verano. Es, con todo nuestro respeto, el rey de la canción ligerilla, veraniega y tontorrona: Georgie Dann. No será la primera vez que hablemos de este buen hombre y de sus entrañables éxitos. El chiringuito es una de las canciones más representativas de cualquier verano que se precie. Así que, aquí la tienes.

7. Sexy Summer – Aless Gibaja

Lo de este chiquillo no tiene desperdicio. Digamos que, como mínimo, está para encerrar. Pero si quieres echarte unas risas a su costa, aquí tienes un vídeo suculento en el que se presta a todo tipo de mofas, insultos y escarnios. El pobre baila al son de una canción muy marciana (si es que a eso alguien tiene narices de llamarle canción) entre unicornios y otras rarezas. Si puedes soportar diez segundos, te mereces un premio.

8. Asejeré – Las Ketchup

¿Te acuerdas de estas tres muchachas? Son las hijas de Tomatito y se hicieron llamar Las Ketchup. Nadie supo descifrar muy bien cuál era el mensaje oculto que había en la letra de la canción, pero lo cierto es que la gente se pasó el verano bailando e intentando acertar con esa coreografía. Y así terminó su historia.

9. Mayonesa – Chocolate

Está visto que las salsas son para el verano. Aunque hoy te parezca imposible, esta canción se hizo famosa no un verano, no… sino varios. Tenía coreografía incluida y tampoco tenía desperdicio. Fue, durante mucho tiempo, hit central en bodas, bautizos y comuniones.

10. Waka, Waka – Shakira

Llegamos a la canción del verano número diez con la certeza de que las canciones que triunfan no tienen porque estar ubicadas en el terreno de la lógica. Ni mucho menos. Y sino acordaros de la canción que Shakira popularizó para el Mundial de Sudáfrica. Ese en el que el gol de Iniesta nos llevó al estrellato, hace justo diez años. En el tema oficial se repetía incansablemente aquello de Waka, Waka. Y triunfó. El baile es perfecto para hacer el ridículo en familia.

11. Follow the Leader – SBS

Esta fue canción del verano y de todos los tiempos: bodas, bautizos y comuniones. Con una coreografía digamos, poco trabajada, todo consistía en seguir al líder (esto es, al cuñado que está en uno de los extremos de tu fila) con el dedo levantado. Y luego al revés. No, no lo niegues. Aunque hayas intentado borrarlo de tu mente, todos esos bailoteos están registrados en VHS. Quizá este verano queráis repetirlo y subirlo a Instagram.

12. La barbacoa – Georgie Dann

Volvemos a la carga (porque es una carga tremenda) con Georgie Dann y su otro gran éxito: La barbacoa. Está presente siempre que alguien organiza una, sobre todo si es en verano. Sé valiente y luego intenta sacártela de la cabeza. NO PODRÁS. Tiene algo de ancestral y místico que te lo impide.

13. Macarena – Los del Río

Si lo hubieran hecho aposta, no le habría ido mejor. La canción de la Macarena se catapultó como éxito mundial allá por 1993. Hasta Bill Clinton la bailó en público y estos señores sevillanos se forraron, claro. Para bailarla no hace falta ir a ninguna academia. Ahora bien, si te detienen por ridículo no es cosa nuestra.

14. No rompas más mi pobre corazón – Coyote Dax

Bueno, mención aparte merece Coyote Dax y su no rompas más. Pon la mano sobre la Biblia ahora mismo y jura que tú no intentaste dar esos ridículos pasitos al ritmo de la tía Encarnita en la boda de tu primo. ¿Qué locura, eh? Menudos años aquellos. Ejem, nosotros no tenemos por aquí ninguna Biblia.

15. El gato volador – El Chombo

En el capítulo de canciones inquietantes está la de El gato volador. Una cosa de otro planeta que la cantaba un tal El Chombo. No nos preguntes qué significado tiene esa sucesión de gritos ancestrales, porque no hemos encontrado explicación alguna. Ni tan siquiera hemos podido averiguar qué sustancia ingirieron antes de componer semejante cosa.

16. El tiburón – Proyecto Uno

Sigamos con la selección de canciones dedicadas a animales. “Ahí esta el tiburón / Ahí esta el tiburón / Se la llevo el tiburón, el tiburón / No pares, sigue, sigue, no pares, sigue, sigue / No pares, sigue, sigue, no pares, sigue, sigue”. Es todo lo que tienes que saber para entonarla. Y en este punto debemos preguntamos, ¿cómo habrá conseguido la humanidad subsistir hasta hoy?

17. Hasiendo el amor – Dinio

Del creador de “La noche me confunde” está el hit “Hasiendo el amor”, con falta de ortografía incluida, porque va en la naturaleza del espécimen. Dinio, que saltó a la fama por hacerse novio de Marujita Díaz, cantó hace años una canción con la que triunfó en varias discotecas y televisiones. La vida inteligente ni estuvo ni se la esperaba.

18. Pégate – Ylenia

Años más tarde llegó esta señora, que se llama Ylenia y que parece tener algún problema a la hora de pronunciar. La cosa consiste, básicamente, en tocarse mucho y hacer movimientos espasmódicos. Algo así como una buena muestra de porque solemos quedar mal en el informe PISA.

19. Micromanía – Tata Golosa

No intentes buscarle el sentido a esta canción, porque ni esta mujer, que la cantaba, supo muy bien descifrar qué era lo que estaba diciendo. Parece ser que esta señora era italiana y emulaba orgasmos a medida que avanzaba la canción (canción, por decir algo). No os quejaréis de la selección: menos mal que ya termina.

20. La salchipapa – Leticia Sabater

Y os decimos adiós en este especial apocalíptico con otra de esas señales de que el mundo se acaba. Aunque para que la cosa sea menos seria, hemos elegido una parodia que Yolanda Ramos hizo de uno de los tremendos hits con los que Leticia Sabater nos obsequia cada verano. Tampoco era cuestión de amargaros más el día. Ala, que lo sufráis, digo, disfrutéis mucho.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,