Esta medida de WhatsApp contra bulos y fake news está funcionando

Uno de los mayores reservorios de bulos en esta crisis del coronavirus es, sin duda alguna, WhatsApp. Muchos usuarios de este servicio de mensajería reconocen que es aquí donde reciben más bulos y fake news. Muchos los siguen compartiendo, sin molestarse a comprobar si se trata de información falsa. De ahí que WhatsApp, el servicio de mensajería propiedad de Facebook, se haya tenido que poner manos a la obra para terminar con la propagación indiscriminada y masiva de bulos.

Pero, ¿cómo lo han hecho? La medida la puso en marcha a principios de este mismo mes, cuando la crisis del coronavirus ya se había desatado. WhatsApp empezó a limitar los reenvíos a un solo contacto a la vez. ¿Para qué? Pues para reducir drásticamente la propagación de información falsa. Más en un momento tan delicado como el que estamos viviendo.

Y lo cierto es que, tan solo unos días después de haber aplicado la medida, WhatsApp ya ha anunciado los frutos. En tan solo dos semanas, la plataforma ha conseguido reducir hasta un 70% la cantidad de mensajes que antes se reenviaban de forma masiva.

Y es que, como puedes imaginar, lo que ha hecho WhatsApp es restringir con especial contundencia el reenvío de aquellos mensajes que el sistema ha detectado que estaban siendo reenviados en exceso Este cambio, además, ha contribuido a que WhatsApp siga siendo un espacio reservado a las conversaciones personales y privdas y no un muro para la publicación de noticias. Incluso falsas.

Esta medida de WhatsApp contra bulos y fake news está funcionando

Más de cinco veces reenviado: mensaje sospechoso

WhatsApp ha decidido señalar como sospechosos todos aquellos mensajes que han sido reenviados más de cinco veces. Es la manera que tiene de detectar que algo está siendo compartido en exceso. De este modo, aquellas personas que quieran compartir bulos con los demás, lo tienen un poco más complicado. Porque si quieren seguir haciéndolo – ya sea por ignorancia o por mala intención – será necesario que compartan cada mensaje de uno en uno. Es la barrera que puede llevarles a dejarlo por imposible. Y desistir.

Y aunque los mensajes están encriptados de extremo a extremo, es complicado saber exactamente cuántos bulos o fake news han sido realmente interceptados. Lo que está claro, eso sí, es que la medida constituye un importante freno para aquellos que quieran difundir errónea y peligrosa tanto ahora como en un futuro.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...