Xiaomi Mi TV 4S 55", análisis: review con características y opinión

Hace poco más de un mes Xiaomi anunciaba su desembarco oficial en el mercado español de televisores. Concretamente presentaba tres modelos que siguen las mismas premisas que sus móviles: ofrecer una relación prestaciones-precio casi insuperable. De los tres modelos quizás el más llamativo era el televisor 4K de 55 pulgadas. Un televisor que ofrece, además de una diagonal de gran tamaño, compatibilidad con imágenes HDR, un bonito diseño y sistema operativo Android TV. Así que, para ver por nosotros mismos si este televisor es tan interesante como parece, he pasado algunas semanas probando el nuevo Xiaomi Mi TV 4S de 55 pulgadas.

Aunque los televisores de Xiaomi acaban de llegar a Europa, lo cierto es que el fabricante chino ya tiene experiencia en este mercado. En China llevan desde 2013 vendiendo televisores, así que no estamos ante un fabricante novato. Su nuevo televisor de 55 pulgadas llega dispuesto a seducir a los usuarios que buscan un modelo muy completo a precio contenido. Y es que con la llegada al mercado del Xiaomi Mi TV 4S casi cualquier usuario que vaya a comprar un televisor podrá optar por un modelo de 55 pulgadas. Así que en este análisis os cuento las virtudes y defectos del que probablemente se convierta en un nuevo superventas de Xiaomi.

Xiaomi Mi TV 4S
Diagonal 55 pulgadas
Resolución y tecnología 4K UHD (3.840 x 2.160 píxeles), HDR10, 60 Hz, 330 nits
Tipo de panel Edge LED
Procesador Procesador de cuatro
núcleos de 64 bits (para S.O)
Sistema Operativo Android TV 9.0
Control Mando a distancia Bluetooth activado por voz
Sonido 2 × 10 W, decodificador Dolby y DTS-HD
Conexiones 3 x HDMI (uno ARC), 3 x USB 2.0, Óptico, Auriculares, Ethernet, CI, Antena
Conectividad inalámbrica WiFi de doble banda, Bluetooth 4.2
Soporte Dos patas metálicas situadas en los extremos, Compatible con VESA 300 x 300 mm
Otros Control por voz gracias al Asistente de Google
Chromecast
Interfaz PatchWall
Dimensiones (con peana) 123.1 x 76.7 x 26.2 cm
Peso (con peana) 12.74 kg
Fecha de lanzamiento Disponible
Precio 450 euros

 

Diseño premium, al menos parcialmente

análisis Xiaomi Mi TV 4S marco

El diseño del Xiaomi Mi TV 4S es, a priori, mucho más premium de lo que esperaba. El panel está rodeado por un marco de aluminio en color gris oscuro y con acabado cepillado. Tiene más o menos un centímetros de grosor en tres de sus cuatro lados, mientras que la parte inferior se queda en poco menos de 2 centímetros. En ella encontramos, en posición central, el logotipo de Xiaomi (Mi).

análisis Xiaomi Mi TV 4S luz

Bajo el logotipo tenemos una pieza de plástico que aloja el típico LED de estado. Y cerca de ella, en la zona inferior del televisor, tenemos el botón de encendido. Está bastante escondido, a pesar de que es necesario para el primer encendido ya que el mando, como luego veremos, funciona por Bluetooth.

análisis Xiaomi Mi TV 4S patas

Para colocar la pantalla sobre un mueble o mesa tenemos dos pequeñas patas metálicas situadas a ambos lados. No están en los extremos más lejanos del televisor, pero casi. El televisor mide 123 centímetros de ancho y la distancia entre las patas es de unos 98 centímetros. Este tipo de soporte ofrece una mayor estabilidad que una peana central, pero nos obliga a tener un mueble más grande para colocar el televisor. Por otro lado, el Xiaomi Mi TV 4S es compatible con soporte VESA de 300 x 300 mm.

análisis Xiaomi Mi TV 4S trasera

Señalaba en el titular que se el televisor cuenta con un diseño premium, al menos de manera parcial. Y es que es en la parte trasera donde el fabricante ha aprovechado para ahorrar costes.

Xiaomi ha utilizado para esta parte del televisor una carcasa de plástico de muy poca calidad. En la parte central de esta cubierta de plástico tenemos todos los conectores del televisor. Algunos de ellos están en posición horizontal y otros hacia abajo.

análisis Xiaomi Mi TV 4S conectores

El Xiaomi Mi TV 4S cuenta con tres entradas HDMI 2.0, de las cuales solo una es ARC y solo una acepta 4K 60p, algo a tener en cuenta a la hora de conectar una consola o un PC. Por otro lado, tiene tres puertos USB, aunque todos ellos son 2.0. También cuenta con una salida óptica, un puerto Ethernet y los habituales sintonizadores de televisión.

A todo esto se suma la conectividad inalámbrica, compuesta por WiFi 802.11ac de doble banda y Bluetooth 4.2. Y hablando del Bluetooth, es precisamente esta conexión la que utiliza el mando a distancia.

análisis Xiaomi Mi TV 4S mando

Un mando con un diseño diferente a lo habitual. Por ejemplo, no tiene botones para subir y bajar de canal. En su lugar tendremos que, o bien pulsar en CH List, o bien pulsar la tecla izquierda de la cruceta para sacar la lista. Tampoco tenemos un botón dedicado a mostrar la guía de programación, muy habitual en la gran mayoría de mandos. En su lugar tendremos que entrar en Settings y elegir la primera opción. Son pequeños detalles a los que te acostumbras con el tiempo, pero que al principio son algo molestos.

Por otro lado, el mando cuenta con botones de acceso directo a Netflix y Amazon Prime Video. También cuenta con la opción de lanzar el menú principal de Android TV o bien la interfaz PatchWall, de la que luego os hablaré. Y, por último, está equipado con un botón de acceso directo al Asistente de Google. Además, al ser Bluetooth, no será necesario apuntar al televisor para poder utilizar el mando. Así que, como podéis ver, tiene sus cosas buenas y sus cosas malas.

Android TV e interfaz PatchWall, a elegir

análisis Xiaomi Mi TV 4S Android TV

El sistema Smart TV que utiliza Xiaomi en el Mi TV 4S es Android TV en su versión 9.0. Para conseguir que este funcione de forma fluida el televisor incluye un procesador MediaTek MSD6886 Quad Core a 1,5 GHz con gráficos Mali 470 MP3 a 650 MHz, Le acompañan 2 GB de memoria RAM y 8 GB de almacenamiento interno.

Este conjunto técnico consigue manejar el sistema operativo de Google de forma correcta. Durante el tiempo que he tenido el televisor no he notado ningún tipo de lag o cuelgues del sistema. Incluso es posible ejecutar en el televisor algún juego sencillo de Android.

De Android TV ya hemos hablado largo y tendido en los análisis de los televisores de Philips o Sony, las otras dos marcas que cuentan con este sistema. Con el sistema de Google tendremos acceso a la gran mayoría de aplicaciones que todo el mundo busca, incluyendo alguna menos habitual, como VLC o Kodi.

análisis Xiaomi Mi TV 4S patchwall

Sin embargo, lo que diferencia al Xiaomi Mi TV 4S del resto de modelos con Android es que cuenta con una segunda interfaz creada por el propio fabricante. Se llama PatchWall y una especie de launcher especialmente diseñado para los televisores de Xiaomi.

Lo cierto es que esta interfaz no nos aporta mucho más que una “cara” distinta a la habitual de Android TV. Es una interfaz que funciona bastante bien y es atractiva visualmente, aunque me da la sensación de no estar adaptada a la resolución 4K. Está centrada en ofrecer contenido que, según Xiaomi, va aprendiendo de los gustos del usuario. Además, está bien integrada con la interfaz oficial de Android, ya que cuando instalamos una app en esta interfaz aparece también en PatchWall de forma automática.

Calidad de imagen correcta, pero poco más

análisis Xiaomi Mi TV 4S imagen 1080p

Generalmente los fabricantes suelen cedernos a los medios sus modelos de gama más alta. Por eso estoy acostumbrado a probar televisores OLED o QLED de miles de euros. Así que para probar el Xiaomi Mi TV 4S he tenido que cambiar un poco el chip, ya que no sería justo comparar un televisor de 450 euros con uno de 3.000 euros.

Lo primero que debemos saber es que el Xiaomi Mi TV 4S cuenta con un panel IPS de 55 pulgadas con resolución 4K UHD de 3.840 x 2.160 píxeles. Y digo que es IPS porque Xiaomi así lo indica, pero lo cierto es que ofrece unos ángulos de visión muy inferiores a lo habitual en este tipo de paneles. Tanto es así que yo diría que mi unidad de prueba cuenta con un panel VA, pero no lo puedo asegurar.

análisis Xiaomi Mi TV 4S imagen HDR

Por otro lado, el televisor es compatible con imágenes HDR10, pero no cuenta con ningún tipo de HDR dinámico, ni Dolby Vision ni HDR10+. Además, ofrece un brillo máximo de 330 nits, así que su rendimiento en imágenes HDR no es demasiado bueno.

Otro de los puntos débiles del Xiaomi Mi TV 4S es su sistema de iluminación. Cuenta con Edge LED, ya que utilizar un sistema Full Array hubiera disparado el precio. Además, el control de iluminación que realiza el televisor no es demasiado bueno, lo que se traduce en un color negro muy lavado, más gris oscuro que negro.

Al televisor le cuesta mucho trabajar con imágenes oscuras o escenas nocturnas, con un clouding evidente y sin prácticamente detalles en sombra. Pero ojo, porque este es un problema que también encontramos en televisores LED de gama media fabricados por marcas más reconocidas.

análisis Xiaomi Mi TV 4S imagen 4K

Comentadas las limitaciones que tiene el televisor, también hay que señalar las cosas buenas. Lo cierto es que la nitidez de la imagen me ha sorprendido para un televisor de este precio. Cuando pasamos de una escena oscura a una colorida podemos apreciar imágenes muy detalladas y definidas. Es quizás lo mejor que ofrece en cuanto a calidad de imagen este televisor.

La imagen de fábrica no viene excesivamente bien calibrada, así que será necesario jugar un poco con las pocas opciones que ofrece el televisor. Y es que podemos ir olvidándonos de complejos menús de calibración y modos, ya que el equipo de Xiaomi cuenta con algunas opciones muy básicas para ajustar la imagen. Pero es lógico, ya que no estamos ante un televisor dirigido a entusiastas.

análisis Xiaomi Mi TV 4S imagen TDT

En cuanto al escalador, tenemos luces y sombras. La TDT se ve bien si estamos a cierta distancia. Si nos acercamos un poco más empezaremos a ver una imagen con una evidente falta de detalle. Aún así, lo he probado a una distancia de unos 2.5 metros y nada más encender el televisor cuando lo instalé me sorprendió que se viera tan bien. Al menos con la TDT HD, ya que los canales que no son HD se ven muy mal en cualquier televisor actual.

Conclusiones y precio

Quizás muchos usuarios esperaban que Xiaomi llegara al mercado de televisores y diera un golpe sobre la mesa como hizo en el mercado de móviles. Pero en un televisor es complicado ofrecer características de gama alta con un precio tan bajo. Los paneles son caros, las licencias (por ejemplo de Dolby) son caras y además necesitas expertos que consigan ajustar todos esos componentes. Incluso entre modelos de gama alta que utilizan los mejores paneles apreciamos ligeras diferencias que aplica cada fabricante.

El Xiaomi Mi TV 4S de 55 pulgadas que hemos probado es un televisor que ofrece buenas prestaciones para el precio que tiene. Sinceramente, en las primeras horas de visualización me sorprendió la calidad de imagen que conseguía este televisor. Como es lógico, con el tiempo vas viendo sus limitaciones técnicas. ¡Pero es que estamos hablando de un televisor con un precio oficial de 450 euros!

análisis Xiaomi Mi TV 4S final

Con este increíble precio conseguimos un televisor de 55 pulgada, capaz de reproducir contenido 4K, con un bonito diseño (al menos en la parte que se ve) y con Android TV 9.0 trabajando de forma bastante fluida.

En definitiva, el Xiaomi Mi TV 4S tiene carencias, sí, pero ofrece mucho con un precio “para todos los públicos”. Como he comentado, está a la venta con un precio oficial de 450 euros, pero no sería raro encontrarlo incluso más económico en algunas tiendas especializadas.

Newsletter tuexperto.com

Pon tu e-mail en el recuadro

Otras noticias sobre... , ,