Las 5 claves del televisor Phillips TV LED 4K The One

¿Buscando un nuevo televisor 4K con un giro extra? Pues si lo que te interesa es tener relación directa con los asistentes inteligentes que pueblan los dispositivos del resto de tu casa, como son Alexa y el Asistente de Google, y llevar la imagen más allá de la pantalla, este televisor Philips TV LED 4K “The One” puede llamar tu atención. Sobre todo porque su precio es de 800 euros en su modelo de 55 pulgadas, casando con una relación calidad-precio difícil de equiparar en el mercado. Sobre todo porque no hay más marcas que aprovechen la tecnología ambilight de Philips

Hemos podido probar este modelo de 55 pulgadas durante varios días. Y aquí te vamos a contar cuáles son sus cinco claves para que lo conozcas de primerísima mano. Una buena forma de saber cuáles son los puntos fuertes con los que compite en el mercado de los televisores inteligentes LED con resolución 4K.

Imagen con calidad 4K

Es, por fin, el estándar actual de consumo. Y es que ya hay gran cantidad de contenidos disponibles a esta resolución 4K. Seguramente el motivo por el que decides dar el salto a este televisor. Tanto las series de Netflix (si se paga el plan que lo incluye), como los vídeos de YouTube o incluso los videojuegos ya cuentan con cuatro veces más detalle que los contenidos FullHD. Es decir, un total de 3840 x 2160 píxeles para mostrarlo todo en 4K sin dientes de sierra o falta de definición.

Philips The One

Todo esto, claro, en un panel de tipo LCD LED, es decir, pantalla de cristal líquido con iluminación LED. Una tecnología con ciertas virtudes como evitar las marcas o rastros en pantalla. Pero lo interesante son el resto de tecnologías de mejora de la imagen que se incluyen en esta familia de televisores de Philips.

Entre ellas destaca el Micro Dimming Pro, que se asegura de iluminar la imagen por zonas. Una iluminación más detallada ayuda a evitar defectos de imagen como blooming o destellos, y consigue un contraste mayor para la imagen. Además son compatibles con diferentes tipos de HDR como el de Dolby Vision y el HDR10+, que son los mayoritarios. Con lo que la imagen resultante es mucho más detallada incluso aunque haya muchos claros y oscuros. Ninguna peli de miedo muestra una mancha negra cuando hay una escena oscura: dentro de los negros se pueden ver detalles definidos gracias a esta tecnología.

Ambilight 3

Es clave ya indispensable en los televisores de Philips. Una marca diferenciadora que han conseguido que no solo sea una función bonita, sino que acompañe con el propósito. Si no lo conoces ya te cuento que se trata de introducir luces LED que proyectan colores iguales a los de la imagen que se está viendo en la pantalla pero en la pared de detrás del televisor. Algo así como proyectores de luz que consiguen ampliar el tamaño de la imagen más allá del marco.

Ambilight 3

En este caso cuenta con Ambilight 3, que significa que incluye tres bandas de luces LED: en laterales y en la parte superior. Gracias al procesador que incluye el televisor, es capaz de analizar los colores de la imagen y llevarlos, en tiempo real, a estos pequeños focos. El resultado es sorprendente y llamativo. La sensación general es que la imagen se sale del marco, aunque si apagas las luces del salón también te sirve para crear ambiente.

Pero ojo, que la cosa no se queda ahí. Este sistema se puede sincronizar con las bombillas HUE de Philips que tengamos en el salón o resto de estancias, para que todo luzca con los mismos colores y a la vez. Y no solo cuando se muestran imágenes. También hay modos para aprovechar estas luces cuando juegas con la consola o para que bailen al ritmo de la música que reproduces en el televisor. Por cierto, no importa que la pared de detrás de tu televisor no sea completamente blanca, el sistema Ambilight se acopla y muestra el color correspondiente para que tu veas la imagen perfecta.

Buena calidad de imagen desde cualquier fuente

Dar el salto a un televisor 4K es pensar en el futuro. Y, si cambias de un televisor 4K a otro nuevo, ya sabrás la importancia del reescalado. Y es que, hasta que todos los contenidos se produzcan y se envíen en 4K, hay que tirar de procesado de imagen. En este caso Philips se apoya en su procesador P5 Perfect Picture Engine. Una herramienta que demuestra su valía al poder hacer más grande, o mostrar en un número mayor de píxeles cualquier imagen sin deformarla o deteriorarla hasta ver sus defectos.

reescalado

El reescalado se lleva a cabo analizando fotograma a fotograma de todo lo que le llega al televisor. No importa que sea la señal de televisión en SD o HD, o que sea el FullHD que emite las consolas medias. Y lo mismo si son vídeos a través del pendrive o disco duro o mediante streaming de Internet. Todo es procesado, analizado y mejorado para mostrarse en 4K sin perder detalle.

Algo a lo que se añaden todas las tecnologías de mejora de la imagen comentadas más arriba, las cuales también son movidas por este procesador P5 Perfect Picture Engine. Es el cerebro de todo y tiene solvencia para esto y para mucho más. Y es que también se encarga de detectar qué aparatos has conectado al televisor, pudiendo identificar una videoconsola, un Blu-Ray, un equipo de sonido… para que saltar entre estas fuentes no sea un lío de nombres de conexiones. Si conectas una PlayStation, este televisor Philips te mostrará la fuente PlayStation, y no la HDMI2, por ejemplo.

Un televisor inteligente con sistema operativo Android

Otra de las grandes virtudes de este televisor es contar con el sistema operativo Android. Android TV, para ser más exactos. Esto significa que, como cualquier móvil Android, tendrás a tu disposición un buen número de recursos, aplicaciones, juegos y servicios disponibles para descargar y usar en la pantalla del salón. Básicamente significa tener acceso a Google Play Store para descargar aplicaciones como YouTube, Netflix, HBO, Prime Video… pero también juegos para disfrutar de juegos como Angry Birds. Pero hay más.

asistente de Google

También es un televisor inteligente por contar con funciones propias como la grabación de contenidos en USB o discos duros. O tener un menú inteligente que se adapta a los contenidos que ves. O contar con asistentes que te ayudan a conectar el televisor a Internet y otras muchas funciones extras que no traen otros televisores.

“OK, Google” y “Hola Alexa” disponibles

Y de asistentes va la cosa. A la inteligencia habitual de estos televisores de Philips hay que añadirle el Asistente de Google, que está totalmente integrado. De hecho su televisor The One cuenta con un botón especial para invocarlo. Además, también es compatible con Alexa de Amazon para gestionar aparatos conectados.

diseño

Solo hay que usar el mando a distancia, con su botón de micrófono, para decir la frase que despierta a uno u otro asistente y pedir que hagan algo. Lo interesante es que no solo nos darán información del tiempo, resolverán dudas buscando en Internet o nos dirán quién es el actor que nos barrunta la cabeza, también tendremos acciones directas sobre el televisor: bajar el volumen, cambiar de canal, saltar a una u otra aplicación… Y aún más, si tenemos otros aparatos inteligentes conectados a la red WiFi de casa, como bombillas HUE, enchufes inteligentes o incluso la lavadora, podremos pedir que se activen desde el salón. Todo ello con órdenes sencillas por voz.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...