Cómo controlar el teléfono desde el PC con AirMirror

Nuestro teléfono móvil, se ha convertido en una especie de apéndice o extensión de nosotros mismos. Una especie de asistente personal sin el cual no podríamos operar prácticamente en nuestro día a día. Desde recibir y enviar mensajes por WhatsApp, hasta realizar videoconferencias por Skype, agenda de contactos… da la sensación que la función de llamada se ha quedado prácticamente olvidada.

Hemos llegado a tal punto, que aquellos que trabajamos delante de un ordenador, por lo general, necesitamos que teléfono y PC interaccionen para mantener organizada nuestras tareas. Y aquí es donde entra en juego AirMirror, una utilísima app de control remoto que nos permite acceder a dispositivos móviles desde otro teléfono Android o PC, y tomar el control sobre ellos. Suena bien, ¿verdad? Pues quédate con nosotros y te contamos a continuación en qué consiste.

Air Mirror, la hermana pequeña de AirDroid

AirMirror es una aplicación independiente para dispositivos móviles y una funcionalidad incluida en la versión de escritorio y la versión web de AirDroid que nos permite controlar nuestro dispositivo móvil de forma remota.

Con AirMirror, un mismo usuario y dueño de dos dispositivos, puede ver la pantalla y controlar un móvil o tablet (Android o Iphone) desde otro móvil o PC, como si realmente lo estuviéramos manejando nosotros. Podremos usar el teléfono a distancia cómodamente, haciendo uso de todas sus funciones libremente.

Pero para que dos dispositivos puedan interactuar, deberán tener instaladas ambas aplicaciones: AirDroid en el dispositivo que va a ser controlado, y AirMirror en el que se va utilizar para controlar. En ambos casos se tiene que usar la misma cuenta, porque la aplicación está pensada para gestionar nuestros propios dispositivos, y no los de terceras personas.

airdroid

Cosas a tener en cuenta antes de instalar AirMirror

Antes de ponerte manos a la obra y echarle el guante a esta práctica app, debes seguir una serie de pasos previos. En primer lugar, no instales AirMirror directamente sin antes tener instalado AirDroid en el dispositivo que quieres controlar. Obligatoriamente, el móvil o tablet Android que va a ser controlado remotamente necesita tener AirDroid instalado de forma previa.

En el equipo desde el cual controlaremos nuestro móvil o tablet no será necesario, pues en ese caso bastará con disponer de AirMirror, aunque tampoco pasará nada si cuentas con ambas aplicaciones instaladas en un mismo dispositivo.

En segundo lugar, tendremos que iniciar sesión en AirDroid, o crearnos una cuenta si fuera la primera vez que lo usamos. Como hemos adelantado arriba, esta cuenta debe ser la misma para ambas aplicaciones, AirMirror y AirDroid.

Una vez que AirDroid ya esté instalado, debemos rootear los dispositivos a controlar. En el caso de que dispongas de permisos de superusuario, también deberás rootear la autoridad “no raíz” obtenida, o si el móvil que queremos controlar no tiene root, tendremos que realizar un proceso de activación desde un equipo Mac o PC.

Ahora que ya sabes cómo empezar a manejarte con esta aplicación, depende de ti sacarle el máximo rendimiento. Y creednos, tiene múltiples posibilidades. Solo por mencionar algunos de los usos que podemos dar a esta aplicación son la formación a distancia, mostrar aplicaciones, hacer streaming de juegos en directo, la asistencia remota o la utilización de nuestros móviles como si fueran cámaras de vigilancia.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp