Protege tus datos en Internet

La privacidad en Internet es algo que cada vez preocupa a un mayor número de personas. Los diferentes escándalos de privacidad y filtraciones de datos que han tenido lugar a lo largo de los últimos años nos han ayudado a ser más conscientes de la importancia de cuidar nuestra información en Internet. A pesar de que en un principio podamos pensar que proteger nuestros datos es algo complicado, con tan solo unos cambios reforzaremos de forma importante la seguridad de nuestra información en la red.

1. Usa un gestor de contraseñas

Echando un rápido vistazo en haveibeenpwned.com podremos comprobar si tenemos una cuenta de usuario en algún sitio web cuya seguridad se haya visto comprometida. Si utilizas la misma contraseña en todas partes solo es necesario que una de ellas se filtre para que un atacante tenga acceso potencial a todas tus cuentas de usuario. Por esta razón, resulta imprescindible hacer uso de contraseñas únicas en cada plataforma en la que nos registramos. Gestores de contraseñas como 1Password, Lastpass o iCloud Keychain nos facilitan la tarea eliminando la necesidad de tener que recordar decenas de contraseñas distintas.

2. Cambia los DNS del router

Router

A pesar de que activemos el modo incógnito del navegador o borremos el historial con frecuencia, la gran mayoría de proveedores de Internet hace uso de nuestros datos de navegación con diversos fines, entre los que se incluyen la venta de los datos a anunciantes. Teniendo en cuenta lo anterior, considero conveniente cambiar los DNS por defecto a otros con un mayor enfoque en la privacidad. Personalmente me decanto por 1.1.1.1, una alternativa de Cloudfare centrada en la privacidad. En concreto, la compañía asegura que nunca venderán nuestros datos ni los usarán para mostrarnos anuncios. Podéis encontrar las instrucciones de configuración en su 1.1.1.1/dns. Además, desde Cloudfare acaban de lanzar Warp, su esperada VPN gratuita para iOS y Android.

3. Autenticación en dos pasos

Podemos entender la autenticación en dos pasos (conocida también como 2FA o verificación en dos pasos) como una capa de seguridad adicional para nuestras cuentas de usuario: incluso aunque alguien conozca la contraseña de una de tus cuentas, la autenticación en dos pasos impedirá que dicha persona acceda a tu cuenta. Una vez activada tendremos que acceder a nuestras cuentas de usuario haciendo uso de dos piezas de información: algo que conocemos (nuestra contraseña) y algo que tenemos (nuestro teléfono o una llave de seguridad). En este Two Factor Auth List podéis consultar qué sitios web son compatibles con la autenticación en dos pasos.

4. Empieza a utilizar una VPN

NordVPN

Si sueles conectarte a Internet desde bibliotecas, cafeterías o cualquier lugar donde tengas que usar una red pública, es importante tomar medidas adicionales para proteger tu información. Una VPN garantiza el cifrado de la información que enviamos y recibimos a través de Internet, evitando así que cualquier persona pueda hacerse con nuestros datos. Aun así, es importante tener cuidado a la hora de elegir un proveedor, ya que las opciones gratuitas suelen vender nuestros datos a anunciantes. Por eso, los mejores servicios son aquellos que requieren el pago de una cuota mensual. Algunas opciones a tener en cuenta podrían ser NordVPN o ProtonVPN.

5. Cifra todos tus dispositivos

Una de las cosas que solemos pasar por alto al hablar de seguridad y privacidad es la importancia del cifrado. Si el contenido de tu dispositivo no está cifrado, cualquiera con acceso al mismo podría hacerse con toda la información almacenada. Se trata de algo que podemos evitar habilitando el cifrado en cada dispositivo que utilicemos. Tan solo nos llevará unos minutos y podría ahorrarnos enormes quebraderos de cabeza. Es posible cifrar el contenido de nuestro dispositivo iOS o Android, así como la unidad de almacenamiento de un equipo con Windows, macOS y Linux.

6. Aplicaciones de mensajería cifrada

La importancia del cifrado no solo se limita a la información que almacenamos, sino también a los datos que enviamos y recibimos a través de Internet. Por ejemplo, mediante las aplicaciones de mensajería. El cifrado de extremo a extremo (también conocido como cifrado end-to-end) nos asegura que solo nosotros y el destinatario de nuestros mensajes leerán el contenido. A día de hoy, WhatsApp cuenta con tecnología de cifrado end-to-end. En Telegram, el cifrado end-to-end solo está disponible en los chats secretos. Si buscas una alternativa con un claro enfoque en la privacidad, te recomiendo probar Signal.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,