Samsung Space Monitor, experiencia de uso de este monitor

Si tu mesa de trabajo siempre está llena de cosas y nunca encuentras sitio para hacer tus tareas, el Samsung Space Monitor es la solución. Un monitor orientado para profesionales que destaca por su original base. En vez de una peana tradicional, incorpora una pinza que se engancha al borde de la mesa. Su cuerpo articulable te permite acercar la pantalla e incluso posarla sobre la mesa, pero lo más interesante es que cuando no la estás usando la puedes dejar en la posición más alta para que deje todo el espacio de la mesa libre.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Todo ello con un tamaño de pantalla de 31,5 pulgadas y resolución 4K, de forma que puedes partir distintas ventanas y mantener un buen nivel de detalle. Este monitor también destaca por su buen nivel de contraste de 2.500:1. He tenido la oportunidad de trastear con este equipo en la oficina durante unos días. Te cuento cuál ha sido mi experiencia del Samsung Space Monitor, disponible en tiendas por un precio de 500 euros.

Ficha técnica del Samsung Space Monitor

Diagonal31.5 pulgadas
Resolución4K UHD (3.840 x 2.160 píxeles), 250 nits
Tipo de panelVA, cubre el 100% del espacio de color sRGB
Plana/CurvaPlana
Relación de aspecto16:9
HDRNo
Tiempo de respuesta5 ms
Ratio de contraste2.500:1
Tasa de refresco60Hz
SoporteSoporte en forma de pinza que se coloca en el borde de la mesa
SonidoNo
Conectividad1 x HDMI 2.0, 1 x Mini DisplayPort 1.2
OtrosSe puede ajustar a voluntad hasta tocar la mesa
Dimensiones714.5 x 757.2 x 115.5 milímetros (con peana)
Peso7 kilos
Fecha de lanzamientoDisponible
Precio500 euros 

 

Samsung Space Monitor en mesa

A Samsung se le ha ido la pinza (y nos encanta)

No hay duda de que sí hay algo que destaca del Samsung Space Monitor es su diseño. Y, más en concreto, la alternativa que propone la marca coreana a la peana de toda la vida. En su lugar, contamos con una pinza que se puede ajustar a todo tipo de mesas a través de una tuerca. Este invento se completa con una protección de goma para evitar que se dañe la mesa en la que colocamos el monitor.

samsung space monitor detalle pinza

La verdad es que el primer impacto no es tan sencillo. Como casi todas las cosas nuevas, al sacar el monitor de la caja y ver en qué quedaba su base tuve bastantes dudas sobre su funcionalidad. Pero la verdad es que una vez instalas el monitor la base se muestra resistente y sus ventajas son evidentes. Sobre todo, si eres un profesional del diseño o que trabaja también a menudo con documentos impresos. Se agradece y mucho poder disponer de ese espacio extra en la mesa. Tienes que tener en cuenta que sobre la superficie en la que trabajas queda una parte de la base, pero es muy pequeña, de menos de diez centímetros de largo y de ancho.

El montaje del Samsung Space Monitor es bastante rápido. Eso sí, para unir la parte de la base con la pantalla hay que atornillar (tiene cuatro tornillos que se ajustan a la parte trasera). Es algo fundamental para asegurar que la estructura pero se pierde algo de la sencillez con la que se montan muchos monitores modernos.

Samsung Space Monitor trasera tornillos

Lo cierto es que la única cosa que no me ha convencido de este diseño es el intento de esconder los cables de la vista. En la parte trasera hay dos raíles por donde pueden ir los cables de alimentación y HDMI. No obstante, en la práctica es muy complicado que esos cables se queden bien ordenados en sus caminos y terminan por fuera (como suele ser habitual).

Había mencionado antes la flexibilidad de este diseño. Es excelente. Por un lado puedes inclinar hacia atrás la pantalla hasta un máximo de alrededor de cuarenta y cinco grados. Y por el otro puedes acercarla hasta que queda en contacto directo con la mesa. En cualquier posición intermedia se mantiene sin problemas, y las bisagras parecen lo bastante potentes como para no tener que preocuparnos de que fallen con el tiempo. Eso sí, es algo que no se puede comprobar hasta que pasen los meses.

samsung space monitor detalle pinza

Las dimensiones completas de este monitor se sitúan en los 714.5 x 757.2 x 115.5 milímetros con la peana incluida. Su peso se coloca en los siete kilos.

Samsung Space Monitor pantalla

Resolución UHD en una pantalla sin marcos

El Samsung Space Monitor está pensado para profesionales que necesiten un buen espacio de pantalla. En concreto, el panel alcanza un tamaño de 31,5 pulgadas (lo mismo que los televisores que no hace tanto tiempo teníamos en el salón). La compañía ha mantenido un aspecto panorámico típico de 16:9. Con todo, ese buen espacio de pantalla lo hace recomendable para usar dos ventanas de aplicaciones al mismo tiempo. O incluso cuatro, si necesitamos tener muchas herramientas activas y bien visibles a la vez.

La resolución del monitor Space Monitor de Samsung es UHD 4K de 3.840 x 2.160 píxeles. Es decir, cuatro veces el nivel de detalle de un monitor de tipo VA. Es capaz de cubrir el 100% del espacio sRGB. En cuanto al nivel de brillo, se coloca en los 250 nits. La verdad es que resulta más que suficiente en un entorno típico de oficina. Por cierto, la pantalla es mate, algo muy útil. Aunque en un primer vistazo no “brilla” tanto como otros paneles de tipo glossy, se agradece que no aparezcan tantos reflejos en pantalla durante su uso.

La tasa de refresco se coloca en los 60Hz y el tiempo de respuesta es de cinco milisegundos.

detalle marco inferior samsung

Otro de los puntos a favor del monitor es la ausencia casi completa de marcos tanto en los laterales como en la parte superior. Gracias a ello, tienes una experiencia más inmersiva y la sensación de encontrarte ante una pantalla todavía más grande.

En la zona inferior tiene un marco algo más pronunciado, aunque bastante fino para lo que suele ser habitual en monitores. Se ha utilizado un patrón granulado que no termina de convencerme porque da la falsa sensación que sea tela y no da ese aire premium. El logo de Samsung se encuentra en relieve en la parte inferior derecha.

samsung space monitor conexiones

Conexiones y botones de control

Las conexiones del Samsung Space Monitor son quizás uno de sus puntos más flojos. La compañía ha optado por la sobriedad en este aspecto y apenas tenemos conectores en la parte trasera para transmitir la imagen. Tan solo un puerto HDMI de tipo 2.0 y un puerto mini DisplayPort 1.2. Sorprende en este caso que no se haya optado por un puerto DisplayPort de tamaño completo teniendo en cuenta que es la opción más típica en monitores. En cualquier caso, lo justo y necesario para poder aprovechar la función de PiP (Picture in Picture) o PBP (Picture by Picture). Es decir, tomar la imagen de dos fuentes distintas (por ejemplo de dos ordenadores) y mostrarlas al mismo tiempo en el monitor.

O bien haciendo que una de las imágenes se muestre en pequeño o bien una al lado de la otra. El problema es que al no contar con dos puertos HDMI te tocará hacerte con un adaptador si no tienes la conexión mini DisplayPort en uno de los equipos.

samsung space monitor menu

El control manual del monitor se lleva a cabo a través de un pequeño joystick en la parte trasera (abajo a la derecha). Tienes que hacer click sobre el mismo para abrir el panel de opciones. La verdad es que un menú bastante sencillo pero con un aspecto tal vez demasiado retro para mi gusto (teniendo en cuenta la modernidad en el concepto -de este Space Monitor).

Una vez se abre el menú tienes cuatro opciones que se seleccionan yendo en cada dirección -arriba, abajo, izquierda y derecha-. En la parte de arriba está el menú general con todas las opciones para configurar los distintos parámetros del monitor. Por ejemplo, desde aquí vas a poder cambiar el brillo o el contraste del panel o gestionar el modo de imagen a través de Samsung Magic Bright. Lo cierto es que no tiene muchos tipos, siendo el más destacado el modo cine. También cuenta con su modo de juego en caso de que quieras echar unas partidas.

menu de opciones del monitor

A nivel personal, una de las opciones que más me ha gustado y que está algo escondido en este menú es el modo para descansar los ojos. Básicamente, es un filtro de luz azul que te puede venir muy bien si pasas largas horas frente a la pantalla. También tenemos algunas opciones avanzadas para mejorar el ahorro de energía o incluso para personalizar el propio aspecto y transparencia de los menús del monitor.

Si movemos el joystick a la izquierda tenemos un acceso directo a la fuente que vamos a usar (HDMI o mini DisplayPort). A la derecha es el menú para acceder a las funciones de PiP o PbP de las que hablé antes, mientras que la opción que está debajo está pensada para apagar la pantalla. Quizás este es el punto que menos me ha gustado, ya que no hay un botón directo para ello.

Samsung-space-monitor

Por otra parte, si en vez de hacer click en el joystick lo llevas hacia abajo tendrás un menú rápido con el filtro de luz azul, el nivel de brillo y el contraste. Sin duda, una opción muy cómoda para no andar trasteando por el menú cada vez que quieras cambiarlo.

space monitor diseno

Precio y opiniones

El Samsung Space Monitor ya se puede encontrar a la venta por un precio oficial de 500 euros. En definitiva, estamos ante un equipo que es un descubrimiento muy interesante. La originalidad de su base puede despertar dudas al principio, pero el sistema es bastante sólido y sobre todo práctico. Si tienes una mesa pequeña o sueles tenerla llena de cosas, se agradece mucho ese espacio extra que se gana cuando no estás usando el monitor.

En cuanto a la propia pantalla, la calidad es buena, con un panel mate muy útil para evitar reflejos y resolución 4K. No tiene un gran nivel de brillo, pero en mi experiencia ha sido más que suficiente para los usos que le doy en la oficina. Dentro de su diseño los pocos puntos que no me han convencido son el marco inferior, con un acabado granulado que lo asimila al aspecto de la tela y que no resulta muy atractivo (por lo menos, a nivel personal). Por el otro lado se encuentran los raíles de la zona trasera que van hasta el final de la base para que los cables queden más ocultos. En principio suena bien, pero a nivel práctico no funciona del todo y los cables terminan bien visibles.

Con todo, estamos ante un monitor muy interesante que te puede dar mucho juego si buscas versatilidad y buen nivel de detalle. Eso sí, prepárate para invertir más en tu pantalla, porque los 500 euros no lo hacen precisamente barato.

Otras noticias sobre... , ,