Oral B Genius X, probamos una semana este cepillo de dientes inteligente

¿Qué diferencia a un cepillo de dientes eléctrico de más de 300 euros de uno que apenas cuesta 20 euros? Pues mucha inteligencia artificial y unos cuantos añadidos extra para quienes están más preocupados por la salud de su boca. O al menos esa es la propuesta de Oral B con su último cepillo, el Genius X 2000 N. Una herramienta de higiene bucal avanzada que justifica su precio por incorporar herramientas que no solo limpian nuestra boca, sino que, además, nos ayuda a cuidarla. Seas como seas, te cepilles los dientes como te los cepilles. Una experiencia personalizada que he probado durante una semana en mis propios dientes y encías.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Sensación más profunda y fresca

Servidor, que es usuario de un cepillo de dientes eléctrico de Oral B de su gama de entrada desde hace años, me preguntaba si notaría tanto la diferencia entre productos de la misma marca. Y la respuesta es sí. Tal y como sucede con las diferentes gamas en el mundo de los móviles, los cepillos de dientes más avanzados no solo viven del marketing y los añadidos. Su función principal también se nota con las sensaciones de después del cepillado. E incluso durante.

Oral B Genius X

Lo primero que me ha llamado la atención son las sensaciones del cepillo al mantenerlo en la mano. Los acabados de los materiales son más variados y con sensación de calidad. Goma en la trasera para evitar que se resbale, plástico liso y brillante en el resto del cuerpo y más líneas de diseño y aspecto profesional como el avisador LED que rodea su cuerpo superior.

Pero, evidentemente, es en la boca donde marca la diferencia. Ni siquiera con mi antiguo cepillo cargado al máximo se siente la potencia de rotación de este Genius X 2000 N. Una potencia que no significa que haga daño o te deje las encías tiritando. Es la sensación de que la rotación es más fuerte y capaz. Y eso se nota cuando acabas y te pasas la lengua por los dientes. Claro que hay más cosas de las que hablar de este cepillo de dientes eléctrico e inteligente.

Oral B Genius X

Cuando el cepillo sabe mejor que tú cómo te cepillas

La clave de este cepillo de Oral B es que viene cargado de sensores y con una Inteligencia Artificial entrenada para saber qué haces con él. Y qué no. Algo que me ha ayudado a saber que tiendo a apretar de más este tipo de cepillos contra mis dientes y encías. Y lo que es más, que lo hago inconscientemente más en mis muelas derechas mientras que desatiendo las izquierdas. Algo que hace unos años solo se demostraba con una pastilla capaz de colorear tu boca según te cepillabas con el antiguo cepillo. Ahora la tecnología está de nuestro lado.

apretar

Para ello el Oral B Genius X 2000 N se ayuda de sus sensores, que saben en todo momento cómo estás inclinando el cepillo y sobre qué dientes estás limpiando. Algo que me ha sorprendido gratamente al cepillarme usando la aplicación Oral B al mismo tiempo. Y es que he podido seguir en tiempo real cómo es mi limpieza. Qué dientes he cepillado, cuáles he limpiado a fondo y qué tiempo estoy invirtiendo en ello. Un croquis en 3D va mostrando de azul a blanco qué dientes se están limpiando.

En mi caso concreto, lo llamativo es que los sensores de la base del cabezal me han avisado en varias ocasiones de que apretaba demasiado el cepillo contra mis dientes. Para ello el cepillo comenzaba a lucir en una dramática luz roja y, además, ralentizaba la velocidad de rotación. Así que sonaba y lucía diferente. Suficiente para asustarme y mirar la pantalla del móvil y ver que, efectivamente, estaba apretando demasiado sobre mi lado derecho. Quizá por costumbre, quizá por ser zurdo… El caso es que ahora sé que tiendo a hacer esto mientras que mis molares izquierdos pueden quedar sin el tiempo de limpieza necesario.

Modos de limpieza extra

Pero hay más cuestiones a las que atender en este Oral B Genius X 2000 N. Además del modo de limpieza diaria que llega por defecto, existen otros cinco modos más para aprovechar su potencia y características inteligentes. Para cambiar entre ellos solo tenemos que comenzar con el cepillado con el botón de inicio del cepillo y, después, pulsar repetidamente en el botón inferior hasta dar con el deseado. De esta manera, y ayudándote de la luz de identificación del mango, o a través de la aplicación, puedes ver, y sobre todo sentir, en qué modo estás.

  • Pro-Clean: Con este modo la rotación del cabezal se acelera. Lo que da la sensación de aún más potencia y mejor cepillado. Es decir, para conseguir más limpieza con más giros por segundo sobre la misma zona.
  • Dientes sensibles: En este caso la rotación se desacelera para evitar el sangrado o el daño en los dientes y encías sensibles.
  • 3D White: En este caso el movimiento es cíclico. Está pensado para el pulido ocasional de los dientes y conseguir así un mayor brillo. Un modo del que he disfrutado sobre todo por el efecto sonoro, similar al cambio de marchas de una moto de carreras.
  • Cuidado de encías: Con este modo lo que se consigue es un masajeo de las encías. La rotación también cambia de intensidad cíclicamente.
  • Limpieza lingual: como su propio nombre indica es un modo especial de limpieza para la lengua. Más ligero que el cepillado diario.

Modos de limpieza

Cepillo con aplicación compañera

Una gran parte que ofrece el servicio de este Oral B Genius X 2000 N viene dado por la aplicación Oral B. Y es que aunque las luces del mango nos ayuden a saber lo que está pasando, es en la aplicación donde queda todo registrado.

Basta con descargarla desde Google Play Store o App Store y activar la conexión Bluetooth de nuestro móvil. Una vez dentro, y si pulsamos el botón de función del cepillo, el vínculo se realiza solo, de manera automática. A partir de este momento podemos escoger el color del aro del cepillo, identificando así a cada usuario para registrar los datos de limpieza de uno u otro.

aplicación Oral B

Aquí podemos ver cómo va la limpieza. Y lo que es mejor, revisar el registro de actividad, los minutos de cepillado y los logros conseguidos por tener una higiene bucal completa. Todo ello con recordatorios de limpieza con hilo y enjuague bucal, o la posibilidad de analizar nuestra limpieza para saber en qué puntos mejorar.

Otros extras del Oral B Genius X 2000 N

Junto a las posibilidades de limpieza que añade este cepillo, también hay que hablar de lo que incorpora en su caja. Así, además del cepillo, un cabezal, y el cargador habitual, también incluye un soporte extra para cuatro cabezales, en caso de usar este Oral B para toda la familia. Se acopla a la estación de carga para dejarlo todo junto.

extras de Oral B

Pero lo que más me ha sorprendido es la estilosa caja de viaje. Una funda que me recuerda a las de las gafas de sol, pero mucho más grande, para llevar y cargar el cepillo y un par de cabezales. Sorprende por los acabados son de calidad, y el diseño es de lo más elegante. Viene con un cable para cargarlo. Pero lo más curioso es que, en la base, también hay un puerto USB para cargar tu móvil o cualquier aparato.

cabezales

Conclusiones

En definitiva, un cepillo de dientes eléctrico que justifica su precio al reeducarte en la limpieza. Y es que analiza, mide y valora tu manera de cepillarte los dientes para indicarte qué zonas te estás dejando. Todo ello con multitud de modos extra si quieres hacer una limpieza exhaustiva de tu boca. Y con una funda de viaje algo aparatosa pero muy capaz. Ahora bien, los resultados están ahí. Y las sensaciones de limpieza también.