Experiencia de uso del Xiaomi Mi 9T tras tres semanas 1

tuexperto RECOMENDADOSi por algo se caracteriza Xiaomi es por dar salida a una ingente cantidad de terminales a lo largo de un año. Y prácticamente todos, sin discusión, se concentran en una horquilla de precio cuyo tope se encuentra en los 600 euros por arriba y los 70 euros por debajo, siendo de esta manera una alternativa interesante a otras marcas cuyos precios de gama alta se han disparado a más de 1.000 euros. Un arma de doble filo: la marca china se hace la competencia a sí misma, presentando terminales con muy pocas variaciones en la configuración y precios similares. Así ocurre, por ejemplo, con el protagonista de la review de hoy, el Xiaomi Mi 9T, que puede presentar ciertos dilemas a la hora de la compra si se enfrenta con otros terminales de la marca como el Pocophone F1 o el Xiaomi Mi 9 SE.

Otro de los inconvenientes que se ha encontrado el usuario interesado en este teléfono ha sido la errática puesta a la venta del mismo: la primera tirada de 300 euros se agotó en menos de una hora, y la siguiente, ya a precio normal de 330 euros, corrió la misma suerte…sin que pareciera tener continuidad. Han pasado casi tres semanas desde que lo compré y, ahora mismo, en la tienda de Xiaomi sigue sin tener disponibilidad (aunque ya anuncian la versión de 128 GB por 370 euros) y en Amazon el envío se realiza entre 1 y 3 semanas.

xiaomi mi 9t 01

Pero, vamos con lo que importa. ¿Realmente merece la pena comprarse este terminal por 330 euros?, ¿qué tal va la cámara pop-up que incorpora, la novedad más importante del terminal?, ¿es su diseño sin marcos realmente inmersivo? Vamos a contestar todas estas preguntas en una revisión personal de uso. Tuve la oportunidad de adquirirlo en la primera venta flash a 300 euros y, desde entonces, lo he probado concienzudamente para traeros qué tal ha sido mi experiencia. Así, podrás valorar si te merece la pena según tus exigencias y comprarlo… si es que puedes.

FICHA TÉCNICA XIAOMI MI 9T

Pantalla 6,39 pulgadas con resolución Full HD+ (2.340 x 1.080), tecnología AMOLED y ratio 19.5:9
Cámara principal – Sensor principal de 48 megapíxeles, f/1.8, PDAF
– Sensor secundario gran angular de 13 megapíxeles, f/2.4– Sensor tercero telefoto de 8 megapíxeles, f/2.4, zoom óptico x2
Cámara para selfies Sensor de 20 megapíxeles, f/2.2
Memoria interna 64 GB/128 GB de almacenamiento
Ampliación No
Procesador y memoria RAM Snapdragon 730 a 2,2 GHz acompañado de 6 GB de memoria RAM
Baterí­a 4.500 mAh con carga rápida de 18 W
Sistema operativo Android 9 Pie bajo MIUI 10
Conexiones 4G LTE, WiFi 802.11 a/b/g/n/ac, dual band, GPS GLONASS, Bluetooth 5.0, NFC, USB tipo C y jack 3,5
SIM Dual nano SIM
Diseño Marcos de aluminio, trasera y frontal de cristal
Dimensiones 156.7 x 74.3 x 8.8 milímetros

191 gramos

Funciones destacadas Sensor de huellas dactilares en pantalla, cámara retráctil, IA en cámara
Fecha de lanzamiento 17 de junio
Precio  6GB y 64GB: 330 euros
6GB y 128GB: 370 euros

Diseño de gama alta para un precio de gama media

Materiales de gama alta en precio comedido

El Xiaomi Mi 9T incorpora cristal y aluminio en su construcción, materiales propios de terminales más caros. Y nada más sacarlo de la caja la impresión que da es de un teléfono más costoso. La trasera es tremendamente llamativa, y tanto puede enamorar como provocar rechazo. La parte central es oscura y, a medida que avanza hacia los lados, aparece el gradiente de color en forma de llamas. Este móvil se puede comprar en color azul (que es el que yo poseo), en color rojo y un tercero en negro, con efecto de fibra de carbono, por si quieres más sobriedad en el terminal.

xiaomi mi 9t 02

En mano el terminal se siente muy bien, no es resbaladizo y, además, añade al contenido de la caja una fina funda de plástico que, hasta que compres una mejor, puede servirte en caso de que el móvil bese el suelo. No es una gran funda, pero estéticamente le queda como un guante… aunque no proteja nada en la parte inferior y superior. ¿Y el peso? Pues es un terminal decididamente pesado. Personalmente siempre he lidiado con terminales que rondaban los 190 o 200 gramos de peso así que no noto diferencia entre unos y otros. Si vienes de terminales livianos seguramente el cambio lo notes y te cueste adaptarte. Ten en cuenta este aspecto del terminal.

Panel prácticamente sin marcos y cámara telescópica

La parte frontal llama poderosamente la atención debido a su, casi, ausencia de marcos en la parte inferior… porque en la parte superior, directamente, carece de ellos. Para lograr esto los de Xiaomi han decidido insertar la cámara dentro del terminal, haciendo que ésta emerja cuando la activamos, como si fuese una antena telescópica. ¿Qué tal va? Si quieres saberlo pega el salto al apartado de las cámaras. El panel AMOLED fabricado por Samsung tiene un tamaño de 6,39 pulgadas y una resolución Full HD. El consumo de contenido multimedia en una pantalla infinita de verdad es una gozada. No tenemos notch, por la parte inferior, que es donde más suelen fallar este tipo de terminales más económicos, no es nada prominente y por arriba… nada. Claro que esto se consigue sacrificando el lugar habitual donde se encuentra la cámara delantera y apostando por un mecanismo que puede levantar sospechas. Es más: si al probarla jugamos con ella y la abrimos y cerramos varias veces, el sistema nos advierte: ten cuidado porque si sigues por ese camino te puedes quedar sin ella. La marca asegura que ha probado el mecanismo, antes de que comenzara a fallar, 300.000 veces, una auténtica burrada. ¿Nos aguantará esto sin que tengamos que pasar por el servicio técnico? Solo el tiempo nos dará la respuesta.

xiaomi mi 9t camara telescopica

La respuesta de la cámara es rápida aunque tampoco esperéis una apertura supersónica. Algunos usuarios sienten que esta cámara selfie tarda en aparecer pero yo no he notado nada como para desesperarnos. Supongo que esto ya deberás comprobarlo por ti mismo.

Una pantalla AMOLED de Samsung que se nota

En los laterales tenemos, como es costumbre, los botones de volumen y desbloqueo (en un llama que al moverlos bailan un poco pero nada alarmante, una pequeña banda de antena, en la parte superior encontramos el puerto minijack para auriculares (sorprendentemente, ya que se trata del primer terminal de la gama Mi que lo incorpora) y la cámara delantera con, atención, un led de notificaciones. Un lugar un tanto extraño para colocar un LED de notificaciones, ya que lo normal es tenerlo en la parte frontal para verlo cuando tengamos el terminal apoyado sobre una superficie. Este LED solo es útil cuando llevamos el móvil en el bolsillo, pues en este lugar la parte superior queda a la vista. Si para ti es vital tener el LED de notificaciones en la parte frontal, te digo ya que te olvides de este móvil. En lo personal, no echo de menos para nada el LED, ni suelo prestarle atención al mismo.

En la parte inferior encontramos un altavoz, que se escucha fuerte y claro, el puerto USB Tipo C y el pequeño agujero así como bandeja en la que, atención, no podremos colocar una microSD para aumentar el almacenamiento. Otro punto negativo para el terminal. Antes de comprarlo piensa bien si con 64 GB te es suficiente o si, por el contrario, deberías optar por el de 128 GB, con el aumento de 40 euros entre uno y otro.

Experiencia de uso del Xiaomi Mi 9T tras tres semanas

¿Y la pantalla, qué tal se ve? Pues se nota el AMOLED, sencillamente. Negros más puros, colores más intensos, contrastados y vibrantes y, además, tiene compatibilidad con HDR para poder ver contenido de Netflix y vídeos de YouTube. Probad un vídeo en HDR a 1080p@60fps y veréis cómo la pantalla da el do de pecho. ¿Desventajas? Puestos a pedir, podríamos haber necesitado un poco más de brillo en exteriores, sobre todo cuando le da el sol directamente, pero se puede usar sin problemas. Otro aspecto que no me ha terminado de convencer es el del brillo automático, aspecto que no suele cuidar del todo Xiaomi. Yo, personalmente, recomiendo dejar el brillo manual e ir adaptando el brillo a las condiciones en las que nos encontremos en ese momento. Sus ángulos de visión son más que correctos. Dentro de los ajustes de la pantalla podremos modificar el color de la misma, ponerla más cálida o más fría, al gusto del usuario.

La ‘Pantalla Ambiente’ en la gama media de Xiaomi

Además, como es ya habitual en la gama Mi de Xiaomi, disponemos de Ambient Display, función que ya hemos visto en terminales de otras marcas como Samsung. Gracias a esta opción, siempre tendremos en la pantalla, aunque esté bloqueada, un diseño LED en el que veremos una bonita ilustración  (que podremos cambiar) además de la fecha, hora, y algunas notificaciones como WhatsApp. Un fallo: no te notifica todas las que te llegan, y no sabemos si esto se subsanará en posteriores actualizaciones. De momento solo aparecen de Gmail y WhatsApp. De nuevo, un fallo que, personalmente, no he tenido en cuenta ni supone un problema para mi uso, pero que es conveniente que el usuario conozca. ¿Gasta mucha batería tener activado el Ambient Display? Yo no he notado ningún gasto excesivo ni diferencia entre tenerlo y no tenerlo activado, así que te recomiendo que lo pongas. Ya que dispone de él, ¿por qué no usarlo?

ambient display xiaomi mi 9t

Rendimiento del Xiaomi Mi 9T día a día

Dentro del Xiaomi Mi 9T encontramos un procesador de estreno, el Snapdragon 730 de ocho núcleos, acompañado de la GPU Adreno 618 y una velocidad máxima de reloj de 2,2 GHz. Ambos modelos disponibles para la venta disponen de 6 GB de memoria RAM y 64 GB o 128 GB de almacenamiento. No tenemos disponibilidad de ampliar la memoria en este terminal. uno de los aspectos más negativos del mismo. Si crees que los 64 GB te pueden saber a poco, tendrás que desembolsar 40 euros más por conseguir el doble. En mi caso personal no necesito tanto almacenamiento ya que subo mis fotos a la nube pero la decisión está en tu mano.

A lo que interesa: ¿qué tal rinde en el día a día? perfecto. Tanto en redes sociales, mensajería como navegación por páginas web en ningún momento he sentido tirones, bloqueos, retrasos u otras incomodidades en el uso. El scroll lo realiza rápidamente, pasamos entre aplicaciones de una manera ágil…en definitiva, no hay nada que achacarle en el uso diario con respecto a su rendimiento. ¿Y los juegos? Personalmente, he jugado partidas completas a PUBG con gráficos HDR y 60fps y, muy eventualmente, he sentido algún tirón minúsculo pero nada de caídas de frames. El Pocophone F1, en estos momentos, puede ser una buena alternativa al Xiaomi Mi 9T si queremos el móvil principalmente para jugar. Pero perderíamos en diseño de pantalla y cámara. Una desventaja que vemos es que el juego calienta el terminal más de lo que nos gustaría. Esto puede ser por tener el potenciador de juegos que incorpora el sistema activado. La temperatura que alcanza, por ejemplo, en el PUBG puede suponer una traba para jugar tranquilamente, sobre todo si pensamos en el daño que le estamos haciendo a la batería. Mi consejo es que si solo quieres tu móvil para el juego exigente, te vayas a otro terminal.

Como no podía ser de otro modo, este Xiaomi Mi 9T cuenta con la capa MIUI instalada, una capa que provoca tantas adhesiones como rechazos. Si vienes de un terminal que la tiene, qué te vamos a contar que ya no sepas. Pero si vienes de Samsung, o Huawei o, quizás, Android Stock… aquí sí que hay madera que cortar. Resumiendo: tenemos una capa muy personalizable. En esta capa podemos activar distintos gestos en pantalla, cambiar temas de aspecto, duplicar aplicaciones, crear un segundo espacio de trabajo, bloquear aplicaciones con el sensor de huella… lo mejor será que te pases por este especial y pongas en práctica todo lo que te enseño en él.

Triple cámara para experimentar

Otro de los apartados atractivos de los que dispone este nuevo Xiaomi Mi 9T es el de la fotografía. Sin embargo, como suele pasar en teléfonos recién lanzados al mercado, el apartado de la fotografía no es el que suele estar más pulido. Es más, el usuario ha de tener en cuenta que por muchos megapíxeles que tenga una cámara, o una apertura focal de infarto o un tamaño de píxeles considerable, si no da lo mejor de sí en el posprocesado de la imagen (es decir, el ‘revelado’ de la misma, lo que va desde que hacemos la foto hasta lo que vemos como resultado) la cámara será un tanto irregular. Y no queremos decir que la triple cámara del Xiaomi Mi 9T sea mala, nada más lejos de la realidad sobre todo para el precio en el que se lanza en tiendas, sino que aún parece que le queda mucho por pulir para poder situarse por encima de la gama que le corresponde, como pasa con otros terminales como el Redmi Note 7 con Gcam.

El gran angular y el modo retrato sobresalen

Uno de los mejores aspectos de la triple cámara es, sin duda, el gran angular en condiciones de buena luz. Aquí Xiaomi ha hecho un trabajo excelente y puede suponer uno de los motivos para que alguien se decante por su compra, sobre todo si no tiene actualmente ningún móvil. Os dejo una muestra de fotografías realizadas con el gran angular para que vosotros mismos os hagáis una idea del resultado final.

Un consejo: experimenta con el gran angular en diferentes escenas y no te dediques solo a capturar paisajes amplios. Los resultados ofrecidos pueden darte mucho juego.

Otro de los aspectos en los que la cámara se mueve con facilidad es con el modo retrato. El recorte es bueno aunque, a veces, se vuelve un poco loco con formas demasiado poco uniformes como el cabello o los pelos de las mascotas y los colores son naturales y nada saturados. Para muestra, la siguiente galería.

Antes de realizar nuestro modo retrato podremos modificar el enfoque para un modo retrato más o menos agresivo. Para ello, en el momento de sacar la imagen, solo tenemos que pulsar en el icono de obturador que aparece en la parte inferior. También podemos modificarlo a posteriori si no hemos quedado satisfechos en un primer intento.

Como siempre, la foto nocturna carece de chispa

De noche y con poca luz la calidad es la esperable: correcta sin alardes. Hay que tener en cuenta que este es un terminal de 330 euros, un precio en el que ningún móvil te va a dar una calidad más que buena. Eso corresponde, triste pero cierto, a terminales de gama alta que pueden ponerse, fácilmente, en cerca de los 1.000 euros. Digamos que cumple su cometido, que con el modo nocturno podemos apreciar más nitidez pero que poco nos servirán más allá de enseñar las imágenes a nuestros amigos o enseñarlas en redes sociales, algo que a muchos les basta y sobra.

Te aconsejamos que las fotos de noche las hagas con la cámara normal sin usar el gran angular o el telefoto, pues aquí la calidad disminuye ostensiblemente.

El sensor principal, más de lo mismo: realiza fotografías excelentes con buena luz y correctas con poca. Si activamos el modo nocturno podremos ganar un poco de visibilidad a costa del conocido efecto acuarela y un difuminado que hace acto de aparición en cuanto ampliamos la imagen. En ocasiones, y esto es bueno saberlo, el modo de Inteligencia Artificial provoca que satura el color, sobre todo en algunos rojizos y verdes, por lo que si prefieres los colores sobrios será mejor que lo desactives.

Selfies mejorados con respecto a otro terminales

¿Y la cámara frontal? Aquí sí que el Xiaomi Mi 9T se ha revelado como un terminal realmente rompedor… aunque si nos atenemos a su ubicación y mecanismo, pues emerge del interior del terminal para poder tener pantalla infinita. ¿Los resultados? no son rompedores pero sí notamos cierta evolución con respecto a otros terminales que solían sobreexponer las imágenes. Nos encontramos con selfies nítidos aunque con cierta predisposición a (ab)usar los filtros belleza tan queridos por los países asiáticos, que incluso hacen acto de aparición incluso si los desactivamos. De nuevo, excelentes resultados con buena luz que decaen por la noche. Os dejo con  un  selfie con modo retrato y modo normal, para que lo compruebes por ti mismo.

camara delantera modo retrato xiaomi mi 97

¿Y la grabación de vídeo?

En relación a la grabación de vídeo aquí si que podemos ver que Xiaomi ha puesto toda la carne en el asador, dejando sin argumentos a los que esgrimían como razón principal la poca calidad de sus grabaciones y el pésimo registro de sonido. Además, el estabilizador óptico funciona a las mil maravillas: pareciera como si tuviésemos un estabilizador físico adosado al terminal cuando grabamos. Eso sí, siempre hablamos de grabación con buena luz. En el vídeo a continuación iba andando bastante rápido y aún así el resultado es más que óptimo.

Cuando baja la luz ambiente, vemos el habitual grano y el autoenfoque no es tan rápido como nos gustaría. Aún así, si te gusta grabar vídeos de conciertos con este terminal por fin vas a poder tenerlos sin que la grabación se escuche como si estuviese emergiendo del propio infierno.

Con la cámara trasera podemos grabar en 1080p@30fps, 1080p@60fps y UHD 4k@30fps. La estabilización óptica, sorprendentemente, es incluso bastante buena cuando grabamos a 1080p@60fps aunque no tan buena como a 30fps. Si no dispones de pantallas 4K en las que ver los vídeos te aconsejamos, además, que solo grabes a 1080p pues el tamaño del vídeo 4K es bastante grande.

Otro de los apartados interesantes de la cámara triple del Xiaomi Mi 9T es que puede grabar en cámara lenta hasta 960fps con unos resultados muy aceptables. Lo malo es que solo nos dejará grabar clips de 10 segundos como máximo.

¿Y qué tal la autonomía?

En este Xiaomi Mi 9T contamos con una configuración clásica de batería de la gama media de Xiaomi: 4.000 mAh con carga rápida de 18 W. En total, tardaremos unos ochenta minutos en cargar el móvil de un 0% a un 100% si usamos el cargador rápido que nos trae en la caja. En ocasiones el móvil parece que se me haya calentado más de la cuenta con este cargador. En otras, sin embargo, no he sentido ese sobrecalentamiento. Solo el tiempo dirá si esta carga rápida llegará a ser perjudicial para nuestro móvil. No debería serlo, ya que el propio fabricante lo incorpora y no entrega la posibilidad de desactivarlo, aunque algunos estudios opinan lo contrario. Si quieres, puedes probar a cargar el terminal con otro cargador Xiaomi con menos voltaje, pero, personalmente, no lo aconsejo. Cárgalo con el que viene por defecto y si al año ves que la batería se ha reducido mucho tira de garantía. Al fin y al cabo, has  hecho lo debido, proporcionarle alimentación con el cargador que te ofrece la marca.

Hablamos ahora de horas de pantalla. Por foros veo consumos absolutamente bestiales de 11 horas de pantalla: imagino que con brillo al mínimo, solo WiFi, usando mucho YouTube y otras aplicaciones que no gasten demasiados recursos y dejen activa la pantalla, y con toda la conectividad desactivada. En resumen, estarían utilizando el móvil, prácticamente, como si fuese un reproductor portátil. En mi caso lo tengo todo activado: GPS, Bluetooth continuamente con Mi Band enlazada, NFC, brillo por encima de la media y en uno de los usos, durante unas 29 horas superé las 5 horas de pantalla, un número suficiente para mí. Por otro lado, si superas las 10 horas de pantalla de uso con tu móvil puede que debas plantearte si estás haciendo un uso saludable del mismo.

Apartado de la seguridad

Este nuevo Xiaomi Mi 9T dispone de un sensor de huellas bajo la pantalla que no funciona todo lo bien que quisiéramos. Durante varias ocasiones al día hemos podido comprobar cómo no nos detecta el dedo (si estamos en un lugar con demasiada luz es peor aún) o tarda en hacerlo. Algunos usuarios afirman que grabando la misma huella del dedo varias veces esto se soluciona, pero no ha sido mi caso. En definitiva, hubiese preferido el sensor de huellas tradicional en la parte trasera, que suele ir como un tiro en los terminales de Xiaomi, y no andar con experimentos que pueden causar frustración.

Otro de los sistemas de seguridad que añade este Xiaomi es el del reconocimiento facial. En mi caso personal ni siquiera lo he activado, ya que para que funcione tenemos que pulsar el botón de desbloqueo para que la cámara delantera aparezca y nos detecte la cara. No me gusta la idea de que la cámara salga cada vez que desbloqueo el terminal y el proceso me parece bastante tedioso.

Una alternativa a estos dos sistemas biométricos es enlazando un dispositivo Bluetooth para desbloquear la pantalla, como, por ejemplo, una pulsera de actividad.

huella xiaomi mi 9t

Conectividad

En este apartado hemos de señalar que todo nos ha ido de forma correcta. La banda 5 GHz no ofrece fallos en distancias lejanas, como sí ocurría con otros terminales, el GPS nos indica correctamente, el Bluetooth conecta rápidamente y a la primera los dispositivos, tiene una cobertura amplia y las llamadas las he realizado de manera óptima. También he hecho pagos NFC y ni un problema. No hay nada reseñable en este apartado, todo funciona como debería. Eso sí, echamos de menos el sensor de infrarrojos, que a muchos nos venía de perlas para manejar la variedad de equipos de casa.

Conclusiones

Lo mejor del Xiaomi Mi 9T

  • Su pantalla AMOLED sin marcos
  • Sus materiales de construcción y diseño
  • La cámara gran angular con buena luz
  • Su autonomía
  • Su procesador, que responde bien hasta en juegos muy exigentes

Lo peor del Xiaomi Mi 9T

  • La biométrica de seguridad, en especial el sensor de huellas bajo la pantalla
  • Las fotos con poca luz
  • No poder expandir el almacenamiento interior con una tarjeta microSD
  • Le falta un poco de brillo en exteriores para que se vea bien del todo
  • El visor en modo retrato no va todo lo fluido que pudiéramos esperar

 

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...