Te contamos algunas de las claves que ayudarán a tu equipo a mejorar su fluidez

Trabajar con un ordenador que va lento puede suponer una auténtica pesadilla. Además de que está pidiendo a gritos que alguien le preste atención a su rendimiento. En muchos casos, la opción más rápida sería formatear, o renovar el hardware, bien añadiendo más RAM o comprando directamente un nuevo SSD. Bueno, también está la posibilidad de comprarse un nuevo ordenador directamente.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

No obstante, entendemos que estas opciones no siempre están disponibles. Básicamente porque suponen un desembolso que no todo el mundo está dispuesto a asumir. Así que, si este es tu caso, no te preocupes. Gracias a dios existen algunos atajos que podemos coger para mejorar el rendimiento de nuestro ordenador sin tener que invertir ni un solo céntimo de euro.

A continuación, os damos algunos consejos que pueden ayudar a mejorar la rapidez de vuestro ordenador de manera significativa.

tareas

Vigila las ejecuciones de inicio

Una de las primeras opciones que podemos tener en cuenta es la de eliminar la apertura de aplicaciones de inicio. En muchos casos, cuando instalamos una aplicación o programa, se suele crear la orden de inicio automático al encender nuestro ordenador. Ejemplos de estos hay muchos, Spotify, el paquete Adobe, Edge… Si todos se inician al mismo tiempo, puede perjudicar el tiempo de arranque de nuestro PC.

Para desactivar los programas de inicio debemos pulsar “ctrl + alt + supr” > Accedemos al “Administrador de Tareas” > Abrimos la pestaña ”Inicio”. Una vez aquí, nos fijamos en qué aplicaciones se activan cuando encendemos el ordenador y desactivaremos aquellas que consuman más recursos.

modo juego

También es muy útil desactivar las opciones de juego de Xbox. Se trata de una serie de herramientas cuyo objetivo es hacer que Windows 10 sea más amigable para quienes lo usan para jugar. No obstante, se trata de una función que lastra el rendimiento de nuestro PC, sobre todo si es poco potente. Para desactivarlo, tenemos que ir a ”Configuración de Windows”, ir a la pestaña ”juegos” y desactivar la opción. También podemos ir a la pestaña ”Game DVR” y desactivar la opción de grabación en segundo plano.

apariencia

 

Optimiza el sistema operativo

Windows 10 cuenta con una serie de opciones que podemos activar y desactivar para que las ventanas y animaciones sean más vistosas. Pero si queréis dejar vuestro PC fino filipino, también es posible desactivar algunos de estos efectos visuales.

Para ello, simplemente escribe ”Apariencia” en la barra de búsqueda y elige la pestaña ”Efectos visuales”. Desde aquí podremos seleccionar la opción “Ajustar para obtener el mejor rendimiento” que desactivará todas las animaciones y demás recursos visuales.

plan energia

Otro recurso muy útil consiste en gestionar las distintas funciones del plan de energía de Windows 10. Para una configuración de alto rendimiento, debemos escribir en el buscador ”Energía” > A continuación vamos a ”Elegir plan de energía” > ”Cambiar la configuración avanzada de energía”.

Como ves se incluyen hasta tres planes de energía: EquilibradoEconomizador de energía y Alto rendimiento.  Seleccionamos el tercero de estos modos, mediante el cual consumiremos más recursos, pero también utilizará toda la potencia disponible.

La importancia de una buena limpieza

Por si no os habíais dado cuenta, los componentes de un ordenador generan electricidad estática, que atrae las partículas del polvo. Entre otros, este es el principal motivo de que la suciedad se acumule en los disipadores térmicos, las ranuras de ventilación de la caja y demás rincones de las entrañas de nuestro PC.

Esto puede resultar siendo un gran problema, ya que eventualmente acabará bloqueando el flujo de aire, y, a su vez, ocasionar un grave sobrecalentamiento que perjudique el rendimiento del ordenador. Por eso es vital una limpieza periódica de sus componentes y así prolongar la vida útil de nuestro equipo.

Limpia el exterior con un paño suave, ligeramente humedecido (con agua, naturalmente). Además, si tenemos una aspiradora por casa, podemos usarla sobre los ventiladores. Eso sí, procurando que el polvo sea absorbido y no se disperse por el resto del equipo.

Apaga tu equipo de vez en cuando

Puede sonar a perogrullada, pero lo cierto es que es una de las recomendaciones más básicas (y rápida) de llevar a cabo. Apagar nuestro equipo puede ayudar a optimizar la velocidad de nuestro ordenador de manera significativa.

Os preguntaréis por qué. Todo se debe a la memoria RAM. Como muchos ya sabréis, una unidad RAM se compone de varios módulos que ayudan a cargar los programas. Si apagamos el ordenador, toda la información cargada en estos módulos se elimina. Pero ojo, no basta con darle al botón de On/Off. Ya sea desenchufando el cable de alimentación, o apagando la regleta, debemos cortar la corriente después de apagar nuestro PC.

En definitiva, apagar nuestro ordenador correctamente permite que se descargue la memoria cache y la memoria RAM del ordenador, lo cual ayuda a evitar que se corrompan archivos. windows defender

Beware of Malware

La lentitud en un ordenador también puede tener su procedencia en algún tipo de virus o malware, por lo que también es conveniente instalar un antivirus. No obstante, también puedes recurrir a la solución nativa de Windows 10, Windows Defender.

Esta solución se trata de un antivirus con protección basada en la nube que recibe información sobre las incidencias de seguridad que se reportan a Windows Malicious Software Tool. Con toda esa información, genera un sistema de antivirus muy eficiente capaz de combatir el malware y spyware que pueda afectar a nuestro equipo.

Para acceder a él, escribe “Configuración de Windows Defender” en la barra del buscador, y a continuación pulsa sobre la opción “Protección antivirus y contra amenazas”. Ya está, ahora sólo tienes que pulsar sobre el botón “Examinar” para iniciar el análisis del sistema. Eso sí, tampoco esperes un análisis exhaustivo, pero si detectará las amenazas más importantes, en el caso de tener alguna.

Otras noticias sobre...