Miles de puestos de trabajo en Amazon peligran por esta máquina

Ayer mismo te contábamos que a Amazon le faltan manos para repartir los paquetes de aquello que compra la gente a través de su web. Y que justamente por eso había propuesto a sus empleados dejar la compañía para abrir sus propios negocios de reparto, con la ventaja de contar con trabajo asegurado por parte de Amazon y con un apoyo extraordinario, además de 8.900 euros como compensación.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

La cosa está en que, según informa Reuters, a Amazon pronto podrían sobrarle manos en sus centros logísticos. Y es que hay una máquina que amenaza con liquidar miles de puestos de trabajo.

Como puedes imaginar, uno de los trabajos más importantes que desarrollan los empleados en Amazon, más allá de la selección y la distribución de artículos, es el de empaquetar los productos dentro de las cajas, para que luego puedan ser enviados a los clientes.

Con el objetivo de ahorrarse un buen pico en costes y agilizar el trabajo, Amazon está incorporando a sus centros de trabajo una máquina que automatizaría la tarea de empaquetar los pedidos de los clientes.

amazon

La máquina empaquetadora que quitará puestos de trabajo

Estamos a un paso de la denominada cuarta revolución industrial. La evolución de la sociedad, pero sobre todo, de las nuevas tecnologías hará que desaparezcan muchos puestos de trabajo. La llegada de los robots promete acabar con un buen número de ellos.

En Amazon está a punto de pasar algo parecido. La compañía está incorporando a sus factorías una tecnología nueva, que se encarga de escanear los productos que salen a través de la cinta transportadora, para, segundos más tarde, empaquetarlos en una caja adecuada para ese artículo.

Las previsiones de Amazon pasan, en este sentido, por instalar un par de máquinas como estas en una docena de centros de distribución. Esto haría que al menos 24 puestos de trabajo fueran necesariamente fulminados en cada uno de los centros. Hay que indicar que este tipo de centros suelen contar con una media de 2.000 trabajadores.

Si hacemos el cálculo solo para instalaciones ubicadas en Estados Unidos, el total de puestos de trabajo que se perderían alcanzaría los 1.300. A todo esto, Amazon podría recuperar la inversión en menos de dos años.

Amazon ofrece 9.000 euros a los empleados que repartan paquetes

Reducir costes, aumentar beneficios

El objetivo de Amazon, como el de cualquier empresa, pasa por reducir al máximo los costes y al mismo tiempo aumentar beneficios. De ahí que se las esté ingeniando para que estas tecnologías sean integradas en sus instalaciones cuanto antes.

Por ahora, lo único que no ha conseguido Amazon es automatizar una de las tareas más importantes e imprescindibles que se llevan a cabo en sus instalaciones: que es la de ir a recoger un artículo al almacén. Pero, tiempo al tiempo. No sería nada extraño que Amazon nos sorprendiera y en breve.

Por su parte, Amazon ha explicado que lo que en realidad quieren es aumentar la seguridad, acelerar los tiempos de entrega y en general, aumentar la eficiencia de la red. Así lo ha detallado un portavoz de la compañía en un comunicado. Consideran que el ahorro que conseguirán a través de la instalación de estas máquinas repercutirá positivamente en los clientes, que verán cómo se reinvierte en nuevos servicios, que a su vez, crearán nuevos puestos de trabajo. Lo único que hará falta, para que todo sea redondo, es que estas vacantes estén disponibles para humanos. 

Otras noticias sobre... , ,