Los problemas más comunes al usar cartuchos de tinta no originales en impresoras

Desde la popularización de las impresoras de uso doméstico, el auge de los cartuchos de tinta no originales o imitación ha ido en constante crecimiento durante los últimos años. La razón de ello se debe, principalmente, al precio. Por lo general, este tipo de cartuchos suele contar con un coste significativamente inferior al de los cartuchos originales que varía dependiendo de la marca de la impresora y, por supuesto, la calidad de la tinta. Pero ¿es oro todo lo que reluce? ¿Implica algún riesgo usar este tipo de cartuchos en una impresora? Lo vemos a continuación.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Menor calidad de impresión

HP Tango X cartuchos

Aunque no supone un riesgo como tal, emplear cartuchos de tinta compatibles incide directamente en la calidad de la impresión final, tal y como afirman estudios como el de SpencerLab.

Es de sobra conocido que las empresas que distribuyen este tipo de cartuchos emplean a menudo tintas de baja calidad para reducir costes. Aspectos tales como el tiempo de secado, los saltos de tinta entre cambio de color o las posibles manchas que la cápsula pueda dejar sobre el papel a la hora de imprimir una serie de documentos son algunas de las principales desventajas frente a los cartuchos originales.

Materiales y cabezales de baja calidad

Junto al empleo de tintas de baja calidad, los cartuchos no originales suelen estar conformados por materiales no regulados y de dudosa resistencia. El desgaste de partes móviles como el cabezal del cartucho o la cápsula contenedora puede ocasionar la rotura del plástico protector.

El vertido de la tinta sobre el circuito de la impresora o la interferencia de alguna parte del cartucho con el mecanismo de la impresora son algunas de las posibles consecuencias de la rotura de este tipo de componentes, llegando a causar daños irreparables en el dispositivo.

foto impresoras

Hardware no compatible con el software de la impresora

Una de las principales ventajas de los cartuchos de tinta originales se basa en la total compatibilidad con el software del fabricante de la impresora. Esto es sumamente útil si queremos conocer el nivel de tinta al momento de la impresión o ajustar aspectos tales como el tipo de impresión o la calidad de color deseada.

El empleo de cartuchos no originales no solo incompatibiliza el sistema con el software de la impresora, también nos impide controlar el nivel de tinta o el tipo de color empleado en la impresión, si bien esto depende de las capacidades del software.

Menor eficiencia de uso

No es por nada por lo que términos de búsqueda como “Por qué mis cartuchos de tinta se gastan tan rápido” alcanzan hoy día los primeros puestos en Google Tendencias.

Debido al empleo de controladores de menor calidad, los cartuchos de tinta no originales cuentan con una menor eficiencia a la hora de hacer impresiones durante largos periodos de tiempo al proyectar un chorro de tinta irregular. Así lo confirma el estudio publicado por SpencerLab tras la comparación de cinco cartuchos de tinta? y tóner procedentes de marcas no oficiales con los de HP.

Anulación inmediata de la garantía de la impresora

cartuchos tinta

El uso de tintas o cabezales no originales en una impresora anula, en la mayoría de los modelos de impresora comerciales, la cobertura que pueda ofrecer la garantía ante posibles daños ocasionados por productos de terceros.

Si hemos empleado cartuchos de tinta no autorizados por la empresa distribuidora y nuestra impresora ha sufrido algún tipo de daño, el fabricante puede desestimar la cobertura de la garantía, y por ende, la reparación o sustitución de la impresora.