Spotify demanda a Apple por favorecer a Apple Music respecto a otras plataformas de música

Spotify ha hecho público a través de un comunicado esta misma mañana que llevará ante las instituciones de la Comisión Europea una demanda contra Apple por supuestas prácticas que vulneran la libre competencia. La compañía de streaming sueca alega que Apple ha favorecido deliberadamente a su propia plataforma Apple Music al limitar el poder de elección de los usuarios en la App Store, de la que también es propietaria.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

La raíz del conflicto

El origen del problema radica en que Apple exige pagar una tasa del 30% a todos los servicios de música, como Spotify,sobre las compras realizadas a través del sistema de pago de Apple. Según Spotify, esto obliga a los competidores de Apple a tener que incrementar los precios por encima de Apple Music, que obviamente está exenta de abonar el impuesto anteriormente mencionado.

Pero eso no es todo. Spotify añade que, si los servicios digitales de música escogen no pagar esta tasa, Apple procede a aplicar una serie de restricciones técnicas que limitan la experiencia de los usuarios. Entre otras limitaciones, ponen como ejemplo la imposibilidad de enviar correos electrónicos a sus propios clientes que usan Apple o el bloqueo sistemático de sus mejoras de la plataforma.

A pesar de haber intentado resolverlo por cauces privados sin éxito, añaden, solicitan a la Comisión Europea que intervenga en el conflicto y tome las medidas necesarias para preservar la libre competencia.

Time to Play Fair

No contenta con todo esto, Spotify ha lanzado la web Time to Play Fair ( del inglés “es hora de jugar limpio”) donde nos muestra cómo Apple niega a los usuarios la capacidad de elección real sobre la oferta de los servicios digitales de música o impone un impuesto injusto del 30% que discrimina a sus competidores para favorecer deliberadamente sus propios servicios.

Para Spotify, este tipo de acciones suponen saltarse la ley y juegan en contra de una competitividad justa e impiden que todos los sujetos del mercado tengan igualdad de oportunidades para ofrecer sus servicios.

La demanda de los suecos se suma al creciente clima de descontento por las tarifas que Apple y Google aplican a otras compañías que utilizan sus tiendas de aplicaciones. Desde la UE la preocupación aumenta al ver cómo estas plataformas controlan cada vez más el ecosistema online en su propio beneficio.

Otras noticias sobre...