Kia Sportage, probamos su tecnología

Hoy llega a nuestra zona motor la última versión del Kia Sportage. Es uno de los suv más vendidos en España, gracias a su llamativo aspecto exterior y su interior plagado de tecnología. Un modelos que lleva muchos años en el mercado pero al que Kia ha sabido renovar el aspecto para ponerlo al día. He tenido ocasión de pasar una semana probando la Kia Sportage y aquí os cuento toda la tecnología que incluye, tanto para entretenimiento y gestión del coche como para nuestra seguridad.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

La unidad de prueba que nos ha prestado Kia cuenta con un motor gasolina de 1.6 litros y 177 cv. El acabado es el GT Line Xtreme, el más deportivo y a la vez más alto de la gama. La última versión del Kia Sportage cuenta con una rejilla frontal de mayor tamaño, un cubrecarter cromado que queda realmente espectacular y un sistema de faros LED dividido en varias secciones. Más llamativos todavía son los nuevos faros antiniebla, con tecnología LED y diseño cúbico. Estos están ubicados en los extremos del paragolpes delantero y son, sin duda, una seña de identidad de este coche.

prueba tecnología Kia Sportage trasera

En la parte trasera tenemos un diseño algo menos radical, pero igual de efectivo. La versión GT Line cuenta con doble salida de escape y llantas de 19 pulgadas. Los faros traseros también cuentan con iluminación LED y tenemos la posibilidad de equipar apertura eléctrica y sin manos del portón trasero.

En definitiva, un diseño exterior atrevido por parte de Kia pero que, en mi opinión, es realmente bonito y llamativo. Y ahora que ya conocéis un poco el coche por fuera, toca hablar de la tecnología que incluye.

Completo sistema multimedia

prueba tecnología Kia Sportage interior

Empecemos por el interior. El primer sistema que nos encontramos en el de entrada y arranque sin llave. En el Kia Sportage tenemos el acceso mediante un pequeño botón situado en la manecilla de la puerta del conductor.

Además, también contamos, al menos en la versión que he probado, con asientos con regulación eléctrica, calefactados y ventilados. También está calefactado el volante e incluso los asientos traseros, algo que es la primera vez que lo veo.

prueba tecnología Kia Sportage volante

Una vez estamos dentro, lo primero que vemos es el volante deportivo en cuero perforado. Al versión la versión GT este se achata en la parte inferior, recordando a los volantes de los coches más deportivos. En él vemos múltiples controles, como el control de llamadas, volumen, reproducción de música, control de crucero y cambios de opciones del cuadro de instrumentos.

prueba tecnología Kia Sportage cuadro

Y ya que hablamos del cuadro, este es, en su mayoría, analógico. Sin embargo, desde el acabado Drive en adelante, se incluye una pequeña pantalla de 4,2 pulgadas en la parte central. Las opciones que aparecen en esta pantalla se pueden ir variando. Sin embargo, no es tan completo como otros cuadros que hemos probado.

Podemos ver desde el consumo de combustible y la autonomía, hasta el estado de algunos sistemas de ayuda a la conducción como el control de carril. Incluso tenemos disponible una brújula.

Ya en el salpicadero tenemos una pantalla táctil de 8 pulgadas. Es táctil a cualquier velocidad, ya que no tenemos ningún otro tipo de control para las opciones que ofrece el sistema multimedia. Sí tenemos botones físicos para cambiar entre Radio, Navegación, etc.

Si estamos aparcados, lo primero que veremos en la pantalla es el sistema de cámaras de 360 grados (si la versión lo incluye). Son cuatro cámaras las que nos ofrecen una completa visión de todo lo que rodea al coche. Ideal para evitar los típicos roces con columnas en un parking.

prueba tecnología Kia Sportage pantalla central

El sistema multimedia del Kia Sportage es bastante completo. Tenemos las habituales opciones de Radio, Teléfono, Navegación y reproducción de Medios. También tenemos disponible Android Auto y Apple CarPlay, cuyo uso tendremos que hacerlo conectando el móvil al USB que tenemos en la parte inferior.

Bajo el USB tenemos una pequeña bandeja para dejar el móvil. Como opción podemos hacer que esta bandeja sea un cargador inalámbrico para móvil. Pero ojo, porque su tamaño es bastante reducido. Os puedo decir que un Huawei P20 Pro no cabe.

prueba tecnología Kia Sportage botones salpicadero

No quiero acabar la parte multimedia sin hablar del servicio de conectividad que ofrece el Kia Sportage. Este funciona mediante TomTom Live Services y proporciona una gran cantidad de información para hacer nuestros viajes más fáciles. Desde el sistema principal tendremos acceso a datos de tráfico en tiempo real, alertas de radares, previsiones meteorológicas, puntos de interés, precios de combustible e información de aparcamientos.

Seguridad y comfort en la conducción

Una vez en marcha, el Kia Sportage cuida de nuestra seguridad con múltiples sistemas de ayuda a la conducción. El primero que me llamó la atención nada más arrancar fue el sistema de reconocimiento de señales de tráfico. Este nos muestra las señales que va “viendo” el coche en el cuadro de instrumentos.

prueba tecnología Kia Sportage frontal

Al mirar a los retrovisores veremos en acción el Sistema de detección de ángulo muerto. Este necesario sistema vigila los laterales y la parte trasera del vehículo. Cuando el coche detecta que un coche está pasando por nuestro lado, enciende una pequeña luz en el retrovisor. Si pulsamos el intermitente en ese momento, emite una señal sonora para avisarnos de que tenemos un coche pasando por ese lado.

Además, este sistema también incluye alerta de tráfico trasero. Si estamos aparcados y queremos salir marcha atrás, este sistema nos avisa cuando se acerca un coche por un lado. Muy útil para cuando aparcamos en batería y no tenemos visibilidad.

prueba tecnología Kia Sportage trasera de lado

Para viajes largos en autovía contamos con el Control de crucero inteligente con Stop & Go. Este sistema permite al Kia Sportage regular tanto la velocidad como la distancia con el coche de delante. Desde el volante, configuraremos la velocidad máxima a la que queremos ir y la distancia que queremos guardar con el coche de delante. Una vez activado, el coche se encargará de mantener velocidad y distancia. Es capaz de frenar y acelerar solo, incluso de parar del todo si detecta atasco.

Completan el conjunto tecnológico dos sistemas que velan por nuestra seguridad. Por un lado el Asistente de colisión delantero. Mediante un radar en la parte frontal, el Kia Sportage es capaz de controlar los peatones y el resto de coches. Si detecta una posible colisión con alguno de ellos, emite un aviso y frena de forma automática.

prueba tecnología Kia Sportage antiniebla

Por otro lado tenemos el Asistente de mantenimiento de carril. Si lo tenemos activado, el coche nos avisa si empezamos a salirnos del carril sin haberlo indicado. Incluso es capaz de reconducir el coche y colocarlo en el carril. Lo cierto es que, si no estás acostumbrado, es un sistema que puede dejarte un poco descolocado porque es bastante intrusivo. La sensación de ir conduciendo y que el volante se mueva solo es, cuanto menos, rara. Eso sí, nos puede salvar de un susto en caso de que nos quedemos dormidos. Este se completa con un sistema de detección de fatiga del conductor.

Estos son solo algunos de los sistemas más llamativos que encontramos en el coche. Sistemas que podremos activar y desactivar en su mayoría. Sin embargo, también contamos con otros que son menos visibles. Por ejemplo, el Kia Sportage tiene ISG (Intelligent Stop & Go), dirección asistida eléctrica, sistema de control de presión de los neumáticos, programa electrónico de estabilidad, doble airbag frontal, airbag laterales delanteros y de cortina, sistema de gestión de estabilidad y muchos otros sistemas de ayuda a la conducción.

prueba tecnología Kia Sportage retrovisor

Además, también tenemos algunos refinamientos que hoy en día podemos considerar casi habituales en los vehículos de cierto precio. Hablamos de los espejos retrovisores calefactados y plegables, el asistente dinámico para luces de carretera, el freno de estacionamiento eléctrico, las luces de circulación diurna con tecnología LED o el sensor de lluvia.

Conclusiones y precio

Durante esta semana he podido descubrir porque el Kia Sportage triunfa en el mercado español. Cuenta con un diseño llamativo, agresivo pero a la vez cómodo. Su conducción es un placer y el motor gasolina que he tenido ocasión de probar ofrece un gran comfort de marcha y, al mismo tiempo, potencia para cuando la necesitemos. Aunque debo decir que el consumo ha sido bastante alto. Según Kia, el motor 1.6 T-GDi que he probado tiene un consumo combinado declarado de 7.6 litros a los cien. El consumo real ha estado siempre alrededor de los 9 litros. Es cierto que el coche tenía muy poco kilómetros y que este consumo puede ir rebajándose con un poco más de rodaje.

Además, si optamos por las versiones altas, tenemos disponibles prácticamente todos los sistemas de entretenimiento, comfort y seguridad que podamos incluir en un coche. Desde un apartado multimedia muy interesante, con Android Auto y Apple CarPlay, hasta múltiples sistemas de seguridad para hacernos la conducción más sencilla.

prueba tecnología Kia Sportage final

¿Cuánto nos costará? Pues, como en casi cualquier modelo, depende mucho de lo que queramos o podamos incluir. La versión que he probado es un Kia Sportage 1.6 T-GDI 177cv GT Line Xtreme que tiene un precio en configurador de 32.175 euros. Es un precio alto quizás, pero debemos tener en cuenta que incluye prácticamente todo lo que el coche puede llevar.

La versión más económica es el Kia Sportage 1.6 GDi 132 cv con cambio manual y el acabado Concept. Esta parte, en configurador, desde los 17.950 euros. Como podéis ver, el rango de precios es bastante alto.

Por último, tenemos la opción híbrida, muy interesante para controlar consumos. Se llama Kia Sportage Mild-Hybrid y combina el motor diésel 2.0 CRDi de Kia con una batería de iones litio de 48 voltios. El sistema, que funciona ininterrumpidamente, carga energía durante las fases de deceleración y proporciona el par de torque al acelerar. Esta motorización electrificada ofrece un mejor consumo y un plus de potencia, ya que cuenta con 184 cv. Eso sí, su precio parte desde los 34.340 euros, ya que solo está disponible con el acabado más alto de la gama.

Noticias relacionadas

Otras noticias sobre...