Todos los problemas que puedes tener si te conectas a  una red WiFi pública

Sabemos que es muy atractivo estar en la calle, echar un vistazo a la lista de redes WiFi públicas desde el móvil y conectarse a esa que no tiene contraseña alguna. ¡Datos gratis!, podréis pensar todos vosotros, pulsando el botón de conectar y entrando rápidamente en vuestras redes sociales, Facebook, Instagram, mandando mensajes personales a vuestros amigos en WhatsApp, descargándoos esa lista de música en Spotify que tenéis tantas ganas de escuchar… y, lo mejor de todo, sin gastar un solo dato de la tarifa que tenéis contratada. ¡Todo ventajas! Pues, dejadnos deciros que no, que conectarse a una red pública puede desentrañar más peligros que ventajas. Y te los contamos ahora mismo.

Qué nos puede pasar si nos conectamos a una red pública

Lo primero y más importante que hemos de tener en cuenta es que el dueño de la red WiFi a la que te estás conectando puede saber, en todo momento, qué estás haciendo, los datos que estás enviando, las páginas que estás consultando. Imagina que estás hablando con un amigo por WhatsApp y le envías los datos de tu tarjeta para hacer una compra. Esos datos, en ese momento, son de dominio público, al igual que la red a través de la cual estás transmitiendo esos datos. Es cierto que esto es algo que no sabe hacer cualquier persona, pero un ciberdelincuente sí, y puede crear una red abierta para tales efectos. Simplemente, él se coloca en una situación de intermediario y recibe toda la información que estamos transfiriendo.

Y no solo los datos que transferimos corren peligro en una red pública. Si tenemos en nuestro ordenador (si es que estamos usando uno para conectaros) algunas carpetas compartidas, todos los que estén conectados a la misma red podrán descubrir qué tenemos en ellas, hacer copiar, renombrarlas o eliminarlas a su gusto. Incluso podrán colocar algún tipo de malware o virus dentro de las carpetas para tenernos controlados a partir de entonces.

Qué debemos hacer si tenemos que conectarnos a una red pública

Es evidente que el principal consejo que hemos de darte es que evites tener que conectarte a una red pública. Si necesitas usar el ordenador, prueba a compartir tus propios datos del móvil, convirtiendo tu teléfono móvil en un router provisional. Pero si no puedes hacer otra cosa y necesitas de esa red pública, vamos a daros algunos consejos que os pueden ser muy útiles para la seguridad de vuestros equipos.

Tanto si os conectáis con el ordenador como con el móvil, ambos equipos deben estar convenientemente actualizados a las últimas versiones del sistema operativo, además de incluir algún tipo de antivirus efectivo. Además, hay que intentar evitar introducir contraseñas y compartir datos sensibles como números de tarjeta, documentación personal tipo DNI… Antes de compartir algún dato piensa qué pasaría si éste acabara en manos equivocadas. Si te puede suponer un perjuicio, no lo hagas.

Desactiva la sincronización automática de los datos en tu teléfono móvil. Busca en los ajustes de tu móvil, en el apartado de cuentas, el interruptor de sincronización y desactívalo.

Cuando acabes de estar conectado en la red pública, elimina todos los datos que has ido recabando en el historial de navegación. En el menú de tu navegador podrás encontrar fácilmente la opción.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,