Científicos descubren una parte todavía desconocida del cerebro

El cerebro es, sin duda alguna, uno de los mayores misterios que existen para la ciencia. El profesor George Paxinos acaba de dar con una certeza que ya le había hecho sospechar hace más de 30 años. En una de sus investigaciones sobre el cerebro humano, Paxinos descubrió que cerca del tallo cerebral había una variedad inusual de células. Entonces no le dio importancia, pero el apunte no cayó en saco roto.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Tanto es así que en 2018, de vuelta a las investigaciones, pasó de nuevo sobre esa parte del cerebro en la que había localizado esas células tan particulares. El grupo es tan importante que en realidad, lo que ha deducido el profesor es que se trata de una región hasta ahora completamente desconocida del cerebro humano.

A pesar de eso, hoy ya tenemos sobre la mesa las primeras hipótesis que nos indicarían para qué serviría esa parte del cerebro y cuál sería su función. Una de las primeras sugerencias tiene que ver con el hecho de que ese conjunto de neuronas pueda ser el responsable del control de la motricidad fina.

Si tienes hijos pequeños sabrás que esa es una de las habilidades que padres y docentes más nos esforzamos en trabajar para su desarrollo, porque sirve para hacer cosas con más detalle, como por ejemplo dibujar, comer, coger cosas con la pinza (dedo pulgar e índice) y ya de más mayores, llevar a cabo actividades como tocar la guitarra, escribir o practicar deportes. 

El núcleo endorestiforme: esa nueva región del cerebro

Paxinos no es un neófito en este tipo de trabajos. Nada más lejos de la realidad. Te hemos dicho que hace 30 años ya estuvo observando algo curioso en esa parte del cerebro. Por si no lo conocías, te diremos que el profesor es uno de los cartógrafos del cerebro más respetados del mundo.

A lo largo de su trayectoria profesional ha creado atlas de cerebros humanos y animales que luego han permitido a neurocientíficos, cirujanos y médicos en general obtener una panorámica pormenorizada sobre cada una de las partes del cerebro, así como de lo que se denominan “las cajas de pensamiento” que encierra nuestro cráneo.

Pero vayamos a la región cerebral que acaba de salir a la luz y que hasta ahora no había sido contemplada como tal. De momento ha sido bautizada como “núcleo endorestiforme”, porque se encuentra en la base del cerebro, en el cuerpo restiforme.

Lo más curioso que se ha deducido de todo esto es que el denominado “núcleo endorestiforme” solo estaría presente en los cerebros humanos. No lo han encontrado en otros cerebros animales, como por ejemplo los del mono Rhesus y tampoco en el de los monos tití.

cerebro

¿El área encargada de la motricidad fina?

En efecto, esta es una de las teorías que maneja el profesor Paxinos. Al no haber sido localizada en los cerebros de los animales, el científico piensa que esta puede ser el área encargada del control de la motricidad fina. Una capacidad en la que los humanos son especialmente diestros y que los ha llevado un paso más allá – y menudo paso – de la evolución respecto a sus compañeros, los simios.

Su ubicación concreta está entre el tronco encefálico y la médula espinal. Respecto a sus dimensiones, el gráfico nos dice que esta es un área que apenas mide 2 milímetros. Y de momento es todo lo que sabemos. Deberán hacerse estudios más profundos para determinar si, en efecto, esa es la región que se encarga de la motricidad fina.

Paxinos solo se dedica a observar el cerebro para crear mapas. Serán los investigadores del cerebro los que tengan que analizar las neuronas y descubrir de qué manera funcionan e interaccionan para conocer sus funciones exactas.

El descubrimiento es un hallazgo enorme, porque sirve para seguir comprendiendo uno de los misterios más bien guardados del cuerpo humano: el cerebro. Investigar más en esta dirección servirá para seguir investigando cómo se desarrollan enfermedades como el Alzheimer u otras patologías relacionadas con las funciones del cerebro.

Otras noticias sobre...