pantalla-oneplus-6t-950×672

El OnePlus 6T ya ha sido presentado en el evento de la marca en Nueva York y nosotros hemos tenido la oportunidad de probar el buque insignia de la marca una semana antes. Son numerosas las novedades que esta nueva generación traer respecto al modelo presentado durante el año pasado. Aspectos como la pantalla, el diseño y la batería han evolucionado de forma positiva en comparación con el OnePlus 6. Si queréis conocer todas las características técnicas de este, os recomendamos que le echéis un vistazo al artículo publicado hace escasos minutos en Tuexpertomóvil.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

En esta ocasión, y como habréis podido adivinar por el título de la entrada, hablaremos sobre nuestra experiencia de uso con el OnePlus 6T. ¿Será el flagship killer de 2018? Seguid leyendo para saberlo.

Sensor de huellas en pantalla, ¿es necesario?

Seguramente la novedad más sonada del OnePlus 6T, más allá de su diseño o el incremento de la pantalla, del cual pasaremos a hablar a continuación, es su sensor de huellas dactilares, el cual está inmerso bajo el panel de la pantalla. Recordemos que en OnePlus 6 contaba con un sensor similar en la parte trasera que se proclamaba como el sensor de huellas más rápido del mundo. ¿Ocurre lo mismo con este? Por desgracia, no.

sensor-huellas-oneplus-6t-950×605

Durante mi primera semana de uso, la experiencia con el sensor en cuestión ha sido algo agridulce. Antes de la actualización que nos llegó al teléfono a todos los privilegiados a los pocos días de recibirlo, la velocidad de reconocimiento del sensor y su grado de acierto no eran los mejores, sobre todo si lo comparamos con el mismo modelo presentado a mediados de mayo. Fue a partir de la mitad de la semana anterior cuando, después de la citada actualización, tanto la velocidad como el grado de acierto mejoraron de forma notable.

sensor huellas oneplus 6t 2

No obstante, bajo nuestro punto de vista, ambos puntos siguen sin ser suficientes para optar por este método de desbloqueo en detrimento de otros como el desbloqueo facial. Y es que si hacemos uso del teléfono de día y tenemos activados ambos métodos, la velocidad del desbloqueo de cara ensombrece, aún más, la experiencia de uso con el sensor de huellas. Es durante la noche cuando nos vemos obligados a usar el sensor de huellas, pues la cámara frontal no cuenta con ningún tipo de sensor infrarrojo. Esperemos que OnePlus mejore la experiencia en próximas actualizaciones, aunque debemos de tener en cuenta que el sensor no es ultrasónico, sino que funciona por luz.

La pantalla crece, y el tamaño del móvil, también

El segundo cambio que podemos notar a simple vista de este OnePlus 6T es el aumento del tamaño de la pantalla. En esta ocasión nos encontramos con el mismo panel AMOLED del OnePlus 6, aunque con 6,41 pulgadas de tamaño y resolución Full HD+.

pantalla del Oneplus 6t

Bajo nuestras pruebas, tanto la calidad de la imagen, la cual es compatible con HDR, como los ángulos de visión y la visibilidad durante el día en exteriores han sido excelentes. Se nota que OnePlus ha puesto empeño en este panel. Pero, ¿existe alguna diferencia con la pantalla del OnePlus? Si nos remitimos a los datos técnicos, no, las únicas diferencias que nos encontramos con este es que ahora el ratio de la pantalla es 19,5:9 en lugar del 19:9 de la generación pasada. A la práctica esto se traduce en un formato más alargado que su antecesor, y eso se nota a la hora de manejar el terminal con una mano.

Como habréis podido imaginar, el 6T es más alto que el OnePlus 6 y más estrecho. En concreto, 2 milímetros más de alto y 1 milímetro menos de ancho. ¿Es cómodo a la mano? Depende. Si contamos con unas manos relativamente grandes, el móvil puede ser manejado con una sola mano de forma más o menos cómoda. En el caso de que nuestras manos sean pequeñas, deberemos hacer uso de las dos. Para haceros una idea, el dispositivo cuenta con el mismo tamaño que un Xiaomi Redmi Note 5, aunque esto lo veremos más a fondo en el análisis completo que publicaremos dentro de unas semanas.

Cámara mejorada y a la altura de la gama alta de 2018

El apartado fotográfico de los OnePlus ha sido siempre uno de los aspectos donde los dispositivos de la marca menos han destacado. Sin embargo, la cámara del OnePlus 6T destaca por todo lo contrario. Y es que a pesar de que nos encontramos con exactamente los mismos sensores de cámara que el OnePlus 6 (dos sensores Sony IMX 519 y Sony IMX 376K de 16 y 20 megapixeles con apertura focal f/1.7, estabilización óptica y píxeles de 1.22 y 1.00 um), la compañía asegura que tanto el modo noche como el modo retrato y los selfies han sido mejorados.

camara del Oneplus 6t

Bajo nuestro punto de vista, la calidad de sus cámaras sí que son mejores que las del OnePlus 6. No solo eso, sino que nos atreveríamos a decir que está a la altura de otros dispositivos de gama alta como el Samsung Galaxy S9 en prácticamente todas las situaciones. A modo de resumen, podemos decir que la cámara del OnePlus 6T es una de las mejores cámaras todoterreno de la actualidad. No es la más luminosa ni seguramente la que mejor fotos saca en modo retrato, pero su calidad es muy decente por el precio al que podemos adquirir el terminal. ¿Tiene algún defecto? Sin duda alguna, sí, y casi todos relacionados con el software.

El modo noche que desde OnePlus aseguran haber mejorado provoca un pérdida de detalle y contraste en situaciones de baja luminosidad que hace que prefiramos tirar las fotografías en modo automático o manual. También el balance de blancos en ocasiones es mejorable, sobre todo en fotografías a contraluz o con muchas sombras.

Fotografía con modo noche desactivado (a la izquierda) y modo noche activado (a la izquierda)

¿Y qué pasa con la cámara frontal? En este caso no creemos que sea la mejor de las cámaras. A pesar de que cuenta con una buena hoja de espiraciones (sensor Sony IMX 371 de 16 megapixeles, apertura focal f/2.0, estabilización electrónica y píxeles de 1.00 um) le queda mucho por mejorar respecto a otras cámaras, sobre todo en el angular. El resto de aspectos como el modo retrato o la definición sí son reseñables, aunque para nada destacables.

foto camara del oneplus 6t 3-min

Modo retrato activado en la cámara delantera.

Este y otros puntos tanto de la cámara frontal como de la trasera los veremos al completo en la review que publicaremos dentro de poco, como hemos mencionado anteriormente.

La mejor experiencia de uso que he experimentado en un smartphone

Si en el apartado anterior decíamos que históricamente los OnePlus no destacaban sobremanera, en el apartado del rendimiento y la experiencia de uso la cosa cambia. En unas pocas palabras, el OnePlus 6T es el móvil que mejor experiencia me ha dado de todos los que he probado hasta la fecha.

pantalla oneplus 6t 3

Navegar por Internet, abrir tropecientas aplicaciones al mismo tiempo o hacer uso de la multitarea es extremadamente satisfactorio en este 6T. Tampoco los juegos se quedan atrás. He probado jugar durante toda una semana a Fortnite durante largas sesiones de juego y el rendimiento obtenido ha sido casi perfecto. Y no es para menos, ya que nos encontramos con lo último de lo último en tecnología móvil: procesador Snapdragon 845 de ocho núcleos, 8 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento interno de tipo UFS 2.1. En definitiva, el mejor hardware visto hasta la fecha en un móvil.

Pero no todo tiene que ver con el hardware, el software también tiene parte de culpa, pues nos encontramos con Android 9 Pie bajo la capa de OxygenOS 9.0. No solo nos da un rendimiento muy fluido, sino que cuenta con opciones tan interesantes como un modo oscuro nativo, un sistema de navegación mediante gestos personalizados (y mucho mejor que el que trae Android 9 de serie) y un modo juego que ayuda a mejorar aún más el rendimiento de los juegos.

Autonomía y conectividad mejorables

Llegamos a uno de los puntos donde el OnePlus 6T, bajo nuestro punto de vista, tiene serio margen de mejora. Por una parte, el apartado de la autonomía, al igual que el del sensor de huellas, nos deja con un sabor muy agridulce. Si bien la experiencia no es para nada mala, ya que obtendremos una media de 7 horas de pantalla (dependiendo de nuestro uso), lo cierto es que esperaba un poco más de una batería de 3.700 mAh con pantalla AMOLED y procesador de 10 nanómetros. Caso contrario ocurre con la carga, la cual está basada en la famosa tecnología Dash Charge. En poco más de una hora y veinte minutos tendremos nuestro móvil cargado al 100%. Ah, y no, no contamos con carga inalámbrica, pero tampoco se le echa en falta para nada.

usb-oneplus-6t-950×713

¿Y qué pasa con el apartado de la conectividad? En este aspecto, y como vaticinábamos al comienzo del párrafo anterior, hubiésemos esperado más del gama alta de OnePlus. A diferencia de su anterior versión,  no cuenta con jack para los auriculares. Lo que sí tenemos es un adaptador de USB tipo C a jack de 3,5 milímetros, si bien bajo nuestro punto de vista es una solución más bien poco práctica debido al ínfimo tamaño de este.

Respecto a la mencionada conexión USB C, a pesar de que dispone de funciones OTG y velocidades relativamente decentes, no cuenta con la tecnología USB 3.0. De hecho cuenta con la versión 2.0 de esta misma tecnología. Traducido a la práctica quiere decir que las transferencias de archivos son más lentas que esta y no podemos disfrutar de un modo PC, el cual, a día de hoy, está siendo integrado en buena parte de los móviles de gama alta.

Mis (pre)conclusiones

Y me refiero a “preconclusiones” porque, como habréis podido imaginar, me falta probar el terminal durante al menos un par de semanas más para sacar todas las conclusiones habidas y por haber. Bajo mi punto de vista, la compañía china ha construido no solo el mejor móvil de la historia de OnePlus, sino seguramente uno de los mejores móviles de 2018 y el mejor en relación calidad precio.

Es cierto que actualmente móviles por 300 euros ofrecen calidades más que decentes, no obstante, aspectos como la fluidez, el diseño, las cámaras o incluso el sensor de huellas dactilares, solo podemos verlos en terminales de más de 800 euros, y este OnePlus 6T lo bace posible por poco más de 500 euros. ¿Merece la pena entonces comprarlo? Aunque como acabo de mencionar, esperaré al menos tres semanas para sacar mis conclusiones finales, me aventuro a adelantar que sí, que merece la pena y mucho, sobre todo si estamos pensando en comprar un gama alta de este año. No vamos a echar nada en falta, y tanto por cámara como por rendimiento está a la altura de los más grandes.

 

Otras noticias sobre... , ,