Qué pasará con Uber y Cabify después del decreto del Gobierno

El decreto que estaba gestando el Gobierno sobre la cuestión del taxi ha sido convalidado esta mañana en el Congreso de los Diputados. Pero lo que pretendía poner fin a la encendida polémica entre los taxis y servicios como Uber o Cabify no parece que vaya a dar buenos resultados. No por el momento.

Y es que el decreto pretende cerrar este tortuoso capítulo con una victoria para el sector del taxi. Porque en lugar de ofrecer un acuerdo beneficioso – o menos malo – para las dos partes, lo que acaba de aprobar el Gobierno protege los intereses de los taxistas y limita la actividad de las VTC.

uber

¿Qué dice exactamente el decreto aprobado por el Gobierno?

Empecemos por lo que nos ocupa. Y hagámoslo desde el principio. ¿Qué tipo de decreto ha aprobado exactamente el Gobierno? ¿Por qué están tan contentos los taxistas y tan descontentos los conductores de Uber y Cabify? Pues muy sencillo. Con esta nueva normativa queda delegada por completo la regulación de las VTC a las Comunidades Autónomas y a los ayuntamientos.

¿Esto para qué servirá? Pues para limitar directamente la actividad de Uber y Cabify mediante la reducción del número de licencias. Esta era, de hecho, una de las exigencias que el colectivo del taxi puso sobre la mesa en las negociaciones y que llevó al sector a varias huelgas y a incidentes un tanto desagradables en las calles.

La nueva norma, también denominada “reglamento Colau” exigirá a las VTC solicitar una licencia urbana extra. Tras un período de transición de cuatro años, durante los que los ayuntamientos podrán regular a las VTC basándose en la normativa vigente, existirá la posibilidad de que tanto consistorios como comunidades autónomas hagan lo que quieran respecto a las VTC. ¿Esto qué puede significar? Pues podrán llegar a ponerles obstáculos, para que sea más difícil obtener las licencias. O intentar que desaparezcan mediante la limitación del número de VTC por taxis.

taxi-madrid

Pero no está todo el pescado vendido

Pero ojo, que todo esto todavía puede cambiar mucho. El decreto ha sido convalidado en el Congreso de los Diputados, por 177 votos a favor (PSOE, Podemos, ERC, PDeCAT, Compromís, EH-Bildu y Coalición Canaria), 164 en contra (PP, Ciudadanos y Foro Asturias)  y 2 abstenciones (UPN). Pero ahora la tramitación tendrá que hacerse como proyecto de ley. ¿Esto qué significa? Pues que existirá la posibilidad de realizar cambios en el texto final.

Y aunque han votado a favor de la propuesta, partidos como ERC han solicitado a cambio tramitar el decreto como proyecto de ley. Esto significa que podrán añadirse enmiendas, dicen, para tener en cuenta las opiniones de ambas partes y no solo las del colectivo del taxi. La polémica vuelve a estar servida.

De momento el efecto del decreto es nulo. Desde las VTC, aseguran en El Confidencial, esto no hace más que generar inseguridad jurídica, de modo que la supervivencia de compañías como Cabify se hace inviable. Esta empresa, por ejemplo, depende de la financiación de grandes fondos de inversión.

 

Sin embargo, el sector del taxi sigue en sus trece y ha celebrado la convalidación de este decreto. Saben que tienen la mayoría parlamentaria de su lado y tienen previsto presentar enmiendas para blindar el decreto. En declaraciones  El Confidencial, Alberto Tito Álvarez, portavoz de Élite Taxi, dice que quieren “acabar con esta gente” pero que “hay que seguir trabajando”. Remata con un “A por ellos” que deja claro que lejos de estar calmadas, estas aguas prometen permanecer revueltas durante mucho tiempo.

 

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,