Amazon Kindle Paperwhite o Energy Sistem Pro 4, ¿qué ebook me compro?

Sabes que cuando renuncias al papel te pierdes algunas sensaciones interiorizadas como el tacto o el olor de los libros. Algo que los apasionados por la lectura no están dispuestos a sacrificar. Sin embargo, aquellos que prefieren prescindir de cargar con varios libros o piensan en la sostenibilidad del planeta tienen un gran aliado en los libros electrónicos o eBooks, que cuentan con sus propias virtudes. En tuexperto.com hemos probado tanto en el Kindle de Amazon, como el Energy Sistem Ereader Pro 4. Ambos son ebooks de 6 pulgadas de pantalla con un precio de 130 euros y muchas posibilidades.

Diseño y sensaciones

Comenzamos con similitudes. Y es que el Amazon Kindle Paperwhite y el Energy Sistem EReader Pro 4 han optado por un contorno de goma de lo más cómodo. El tacto es suave, y permite que no se resbalen fácilmente de ninguna superficie. Eso sí, no es una goma demasiado limpia y tiende a ensuciarse y marcar rayones y arañazos. Incluso cuando los tratase con cuidado.

diseño y sensaciones

Su tamaño es similar, y ambos cuentan con una pantalla de 6 pulgadas. El ebook de Amazon tiene unos milímetros más de tamaño (169 x 117 x 9,1) y unos gramos más de peso (205 gramos). Sus acabados tienen esquinas redondeadas y da una sensación de mayor calidad en la mano. Pero esto solo se nota cuando tienes el EReader Pro4 de Energy en la otra mano. El de Amazon, además, solo cuenta con un botón, un indicador led y el puerto de carga microUSB en la parte inferior de su cuerpo. Es simple y sencillo, dependiendo mayormente de la pantalla para movernos por sus menús o entre las páginas del libro.

Por su parte, el lector de Energy Sistem tiene una figura con más aristas y esquinas pronunciadas (163 x 116 x 8 mm), pero es igual de cómodo al uso, incluso un poco más ligero (160 gramos). También destaca por contar con unos cuantos botones más que el ebook de Amazon: puedes pasar de página con los botones físicos de la izquierda o de la derecha de su cuerpo. Útil para zurdos y diestros. También hay un botón de inicio en la parte inferior frontal del aparato, y el de apagado y encendido en la base. Además cuenta con indicador LED, puerto de carga y transmisión de archivos MicroUSB y una ranura para tarjetas SD. Es, por tanto, más completo y depende menos de la pantalla táctil que el lector de Amazon.

Energy sistem

El punto negativo, en este aspecto, es para los dos. Los acabados se ensucian y rayan con demasiada facilidad. Y, al ser una superficie gomosa, no resulta tan fácil de limpiar como pasarlos la camiseta por encima. No son aptos para dedos grasos…

Pantallas igual de grandes, pero no igual de sensibles

Ambas pantallas son de 6 pulgadas de tamaño y de tinta electrónica. Es decir, leer en ellas no cansa la vista ya que forman la imagen sin retroiluminación. No emiten luz de ningún tipo (si no se activa) y no cansa la vista ni proyecta luz azul sobre el usuario. Esta tecnología permite mostrar imágenes en blanco y negro en pantallas planas y flexibles con una eficiencia energética envidiable. Técnicamente no hay diferencias en resolución o tamaño, pero sí en la experiencia de uso y acabados.

dos pantallas iguales

Su acabado es mate y reflejan poco la luz para que la lectura sea cómoda. Eso sí, nos quedamos con las sensaciones del Kindle Paperwhite de Amazon. La textura de la pantalla es rugosa, y nos recuerda ligeramente al tacto del papel, salvando mucho las diferencias, claro está. Además su respuesta es algo más ágil y los reflejos lucen más difuminados. Pero es su sensibilidad, que reconoce sin ningún lugar a dudas cada pulsación, lo que más nos ha gustado.

No es que el lector de Energy Sistem eReader Pro 4 requiera de pulsaciones más duras, pero al cabo de un par de días de uso uno se da cuenta de estos detalles. Además, sí puede fallar en ocasiones en los botones situados en las esquinas del panel. La lectura es cómoda y las páginas puedes pasarse con los botones físicos. Lo que sí se diferencia es el tacto liso del panel.

Amazon Kindle Paperwhite

Ahora bien, estos aparatos cuentan con pantallas retroiluminadas. Es decir, sus pantallas tienen luz que puede encenderse si nos quedamos a oscuras. Así, podemos usarlos como un libro al uso, sin cansarnos la vista mientras haya luz ambiente, y encender la retroiluminación cuando no podamos leer. Y lo bueno es que es regulable en los dos casos. Solo hay que acceder a esta función y elegir el nivel de luz que necesitamos para ver las letras o imágenes de forma clara en cada momento. Suficiente para asegurarte la lectura en penumbra o incluso a plena luz. Eso sí, la lectura sigue siendo más cómoda con el indicador de luz a cero.

Y es que leer a oscuras con luz que acaba dándonos directamente en la cara rompe con la principal idea de estos libros de tinta electrónica: leer cómodamente como si fuera un libro analógico. Hay que tener en cuenta que el uso de la retroiluminación afecta a la batería, por lo que cuanto más se use, más bajará el porcentaje de esta. Claro que, hablando de libros electrónicos, la eficiencia energética y la autonomía no son problemas destacables.

pantalla retroiluminada

Experiencia de uso

Es aquí donde encontramos las principales diferencias. Y donde nos veremos inclinados hacia la compra de uno u otro aparato. Básicamente el funcionamiento es el mismo en ambos. Incluso comparten mecánicas para movernos por sus interfaces y controlar el paso de las páginas. Gracias a las pantallas táctiles solo tenemos que pinchar sobre el libro o el icono de turno para acceder a ello, o navegar por las diferentes barras de herramientas. Dentro del libro podemos pasar página en ambos casos con una pulsación simple en la parte izquierda o derecha de la pantalla, ya queramos retroceder o avanzar. También podemos deslizar el dedo para conseguir el mismo resultado. Incluso podemos marcar frases y palabras concretas al realizar pulsaciones largas. Casi lo mismo que en cualquier ordenador o tableta con pantalla táctil.

experiencia de uso

Ahora bien, mientras que el Amazon Kindle Paperwhite es endiabladamente rápido en su encendido, el Energy Sistem eReader Pro4 requiere casi de medio minuto para ello. Al menos en el primer encendido tras varias horas apagados. El aparato de Energy Sistem también resulta algo más lento a la hora de cambiar de página, aunque la diferencia es mínima en este caso. Además, como decíamos, hemos apreciado que la pantalla del Kindle responde de forma más ligera y sensible que la del Energy, sobre todo cuando pulsamos en las esquinas de la pantalla.

Eso sí, el uso del botón de inicio de la tableta de Energy Sistem nos parece un acierto para moverse rápidamente al inicio. En el Amazon Kindle Paperwhite hay que aprender a pulsar la parte superior de la pantalla para hacer aparecer la barra de secciones. Aquí están todas sus funciones siempre disponibles, de forma ordenada y cómoda, pero hay que aprender a usarlo. Y, cuando no tienes ningún botón de inicio en plena lectura, hay veces en las que nos hemos sentido algo perdidos.

Amazon Gooddreads

Sin embargo, las sensaciones del Energy Sistem eReader Pro 4 son las de un móvil inteligente Android, y es que lleva este sistema operativo en su interior. Algo que, hoy en día, elimina barreras para los nuevos usuarios que ya conocen el funcionamiento de estos móviles. Básicamente contamos con el botón de inicio en el frontal inferior que nos lleva, desde cualquier lugar, a la pantalla de inicio. Aquí contamos siempre con una barra inferior para movernos por secciones básicas como aplicaciones, ajustes, libros y demás. Incluso hay botones que recuerdan al de retroceso de los móviles Android. Así que es más fácil de interiorizar esta manera de manejarlo si se ha tenido algún tipo de experiencia con móviles Android.

Por otra parte, nos ha gustado que, en ambos casos, podemos marcar palabras del texto para subrayar ideas, buscar traducciones si leemos en otro idioma o incluso buscar referencias en Wikipedia a través de Internet. Incluso podemos copiar y pegar texto. La interfaz es cómoda en ambos casos y gracias a diferentes cuadros podemos ver traducciones y textos relacionados o definiciones. Claro que la pantalla más sensible del Kindle hace que esta práctica sea más precisa y cómoda. Pero también está disponible en la Energy Sistem. Además, hay que armarse de paciencia para algunas de estas funciones, y es que buscar un término en Wikipedia, por ejemplo, a pesar de contar con alta velocidad de Internet, requiere de cierto tiempo.

traducciones

Y si es la batería lo que te preocupa, has de saber que ambos aparatos tienen una autonomía media de unas seis semanas. Lo más probable es que una carga ofrezca un uso de un mes, siempre dependiendo del uso de Internet y la retroiluminación que se haga.

Libertad vs. Amazon Kindle

La diferencia más grande está en la interfaz. El Kindle Paperwhite está limitado a los servicios de Amazon para comprar nuevos libros. Cuenta con la sección de recomendaciones GoodReads para encontrar sugerencias interesantes. Pero no hay forma legal y sencilla de cargar libros que tengamos ya comprados, en pdf o en formato epub. Por tanto, es un lector destinado únicamente a leer libros originales. Eso sí, cuenta con alguna función extra como un navegador de Internet experimental. Pero no os recomendamos usarlo: es lento y desesperante.

libertad vs Amazon Kindl

En cambio las posibilidades del Energy Sistem EReader Pro4 son mucho más dilatadas. Casi tantas como un móvil Android antiguo. Al contar con la versión 4.1. de este sistema operativo tenemos acceso a la tienda de aplicaciones Goole Play Store. Aquí podemos descargar herramientas como YouTube, la cual no tiene ningún sentido en este aparato. Pero sí otras para leer libros, ver cómics, etc. Además cuenta con un explorador de archivos para ver cualquier libro que hayamos introducido a través de la tarjeta microSD o mediante el cable USB. Es decir, tenemos opciones para incluir todo tipo de PDF y epubs que ya tengamos a mano. Incluso existe la posibilidad de acceder al correo electrónico o a Google Drive, donde ver libros guardados en la nube. También podemos navegar por Internet de forma algo más cómoda que en el Kindle, aunque siempre poniendo a prueba nuestra paciencia. Y, si queremos comprar libros, el servicio Nubico llega preinstalado como una aplicación más para buscar en su galería. Eso sí, navegar por las aplicaciones es una experiencia lenta. Muy parecida a la de los móviles, pero como si viajásemos al pasado en cuanto a rapidez y comodidad.

puerto micro USB

 

¿Cuál me compro?

Aquí depende de lo que necesites de un lector de libros electrónicos. Si te gusta un buen acabado en lo físico, con una pantalla algo rugosa y un servicio que funciona bien, es rápido y te permite comprar el libro que quieres sin preocuparte de más, escoge el Amazon Kindle Paperwhite. Está disponible por 130 euros.

Cuál me compro

En cambio, si lo que quieres es un lector con ciertas libertades para introducir tus propios libros y archivos, además de vitaminarlo con aplicaciones de lectura de tu gusto, el Energy Sistem Pro 4 te lo permite. Es más lento y su pantalla no es tan sensible, pero tiene una interfaz mucho más familiar y reconocible para cualquiera que use Smartphone. Su precio también es de 130 euros.

Otras noticias sobre... ,