La tecnología llega a las bodegas del Ribera del Duero

Foto: Qampo

Cuando pensamos en bodegas y en vino, se hace inevitable pensar en tradición. Pero todo este mundo no es incompatible – en absoluto – con la tecnología. Y para comprobarlo no hay más que echar un vistazo al nuevo proyecto que acaban de poner en marcha Vodafone y las bodegas vallisoletanas Emilio Moro, de la denominación Ribera del Duero.

Su objetivo, tal como han explicado en un acto conjunto esta mañana en la sede de la operadora, es el de desarrollar una bodega sostenible y de alta calidad, pero gestionada digitalmente, gracias a distintas tecnologías. Las que intervendrán en este proceso serán, concretamente, la Narrowband-IoT (NB-IoT), los sensores de campo, el Big Data y una tecnología de imágenes de satélite. ¿El objetivo? Minimizar el impacto ambiental, al mismo tiempo que lograr mejores cosechas.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

viticultura

Sensing4Farming, características del proyecto

El objetivo de este proyecto es el de conseguir una buena producción de vino, al tiempo que se genera un menor impacto ambiental. La solución propuesta por Vodafone, en este sentido, se llama Sensing4Farming y ha sido desarrollada en colaboración con Qampo y DigitalGlobe, una empresa del Grupo Maxar Technologies.

Pero, ¿cómo funcionará exactamente y de qué manera veremos esta tecnología aplicada? Pues en este caso se instalará una red de sensores en los propio viñedos. Además, se conseguirán imágenes de satélite multiespectrales de alta resolución, que se irán capturando durante todo el ciclo vegetativo de la cosecha.

Combinadas estas tecnologías, los responsables de los viñedos tendrán la oportunidad de controlar distintos factores ambientales, decisivos para la maduración de los objetivos, en este caso, la cosecha. Así, se podrá monitorizar la humedad, la temperatura, la conductividad del suelo y la absorción del agua. Con todo, los agricultores también tendrán la oportunidad de valorar el estado de las propias vides.

Los sensores que se instalan por todo el terreno funcionan a través de conectividad NB-IoT de Vodafone y están alimentados por baterías de larga duración o, en su defecto, paneles solares de muy baja potencia.

vino

Controlar la cosecha de manera inteligente

No es que hasta ahora lo hubieran hecho mal, en absoluto. Pero se trata de facilitar las cosas para la que, todavía hoy, sigue siendo una dura profesión. Usando sistemas de inteligencia artificial y aplicando tecnologías basadas en Big Data, los datos se irán procesando en una plataforma que también incluye datos geoespaciales. Estos se enviarán a los viticultores a través del móvil en la nube.

Con la información que les llegará, estos podrán tomar decisiones tan trascendentales para la cosecha como la cantidad de riego que debe aplicarse o la proporción de fertilizante necesaria para que la vid siga creciendo al ritmo adecuado. También podrán obtener datos tan importantes, como las áreas que deberían ser podadas o si es o no es el momento de cosecha más óptimo.

vodafone-sensing-4-farming

Se trata, lógicamente, de decisiones que el viticultor puede tomar sin necesidad de tecnología, porque su ojo y su experiencia vale más que cualquier otra cosa. Sin embargo, cuando se trata de trabajar a gran escala, estas tecnologías pueden facilitarles mucho el trabajo. No en vano, estas tecnologías son capaces de generar datos de 39 factores bioquímicos y biofísicos, fundamentales para conocer el estado de la vid y tomar las decisiones más adecuadas.

A esto, hay que añadir otra cuestión importante: y es la reducción de los costes de producción. Se gasta menos agua, menos fertilizantes y menos energía. Los expertos consideran que esta tecnología será decisiva para aumentar la cantidad y la calidad de la cosecha. Se podrán seleccionar mejor los tratamientos y el impacto ambiental será mucho menor, gracias a la reducción en el uso de fertilizantes.

Otras noticias sobre...