Qué son los vídeos ASMR y para qué sirven

Vivimos una vida acelerada y andamos todo el tiempo, unos más que otros, buscando soluciones para disfrutar de una vida más slow. Una de las que más se ha puesto de moda en los últimos tiempos, aparte del mindfulness, es la de los vídeos ASMR.

¿Habías escuchado hablar de ellos? ¿Tienes la menor idea de lo que son? Bueno, pues vamos a explicártelo, porque seguro que cuando lo sepas, lo del ASMR no te suena tan raro. O sí. ASMR es, para empezar, el acrónimo de Autonomous Sensory Meridian Response, o lo que es lo mismo en español, Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma.

En realidad se trata de un fenómeno muy cercano a la biología, que ofrece una sensación de placer, calidez e incluso relajación, que puede acompañarse de sensaciones físicas. Hablamos de una especie de hormigueo en la cabeza, en el cuero cabelludo y en otras regiones del cuerpo.

La proliferación de vídeos ASMR en YouTube

Como te puedes imaginar, la mayor cantera de vídeos ASMR está en YouTube. En esta plataforma de Google puedes encontrar cientos y cientos de vídeos dedicados a la Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma. Tanto es así que en los últimos años han proliferado infinidad de youtubers ASMR. Como lo lees.

Son ellos mismos los que publican vídeos e incluso son ellos mismos los que experimentan con los sonidos que tanto gustan a la gente. Pero, ¿de qué tipo de sonidos estamos hablando? Aquí arriba tienes una primera muestra. Algunos de los sonidos que pueden llegar a provocar verdaderos orgasmos cerebrales a algunas personas están las voces suaves, como susurros; sonidos de patrones repetitivos, como por ejemplo pasar las páginas de un libro a un ritmo constante; ver o escuchar a una persona haciendo acciones cotidianas, como preparar la comida; sonidos que se producen con la boca, al comer o al mascar chicle o roleplays, una especie de performance en la que el creador del vídeo interactúa virtualmente con el usuario.

En YouTube puedes encontrar prácticamente de todo. Las búsquedas más realizadas por los usuarios son las siguientes: ASMR, ASMR español, ASMR para dormir, ASMR comiendo o ASMR peluquería. La variedad es ingente, así que si no lo habías probado nunca, esta puede ser una buena oportunidad para descubrir si a tí estos sonidos e imágenes también te relajan.

Uno de los vídeos que más ha llamado nuestra atención – seguramente porque nos hemos quedado enganchados a él – es un recopilatorio de slimes. En este se puede ver y escuchar cómo sea amasan distintos smiles con formas, colores y distintas transparencias. Los sonidos, la viscosidad de las masas y sus colores vibrantes resultan verdaderamente hipnóticos para algunos usuarios.

En algunos casos, los vídeos ASMR pueden resultar inquietantes y relajantes a partes iguales. Parece que hay personas a las que les relaja que les hablen susurrando y produciendo determinados sonidos, como el ruido que produce un tapón al abrir un bote de crema o el sonido de los dedos o las manos frotándose entre sí.

Otra modalidad curiosa del fenómeno ASMR tiene que ver con la gran cantidad de gente que busca a otra gente comiendo. Y comiendo cosas distintas. Por ejemplo, algunos youtubers ASMR se graban comiendo sushi o hamburguesas de McDonalds. Porque está visto es que según lo que comas, emites un ruido u otro, que puede resultar más o menos agradable para los aficionados al ASMR.

Luego hay una modalidad de ASMR que resulta ser una de las más buscadas. Y es la gente masticando chicle. Algunos youtubers especializados en ASMR aprovechan los vídeos para masticar chicle y hablar susurrando sobre su vida. 

Efectos biológicos poco estudiados

Lamentablemente, por ahora no hay estudios fiables que nos indiquen por qué razón hay personas que tienen sensaciones biológicas al escuchar estos sonidos. De momento hay poco rigor al respecto, pero tenemos la información que nos proporcionan las personas a través de sus experiencias.

Algunos sienten una especie de cosquilleo que recorre todo su cuerpo, escalofríos agradables o pequeños calambres en la espalda. Los efectos del ASMR son tan poderosos que en algunos países ya se han comenzado a instalar algunos spas o centros de relajación en los que exponen a las personas a este tipo de estímulos. Estos funcionan como detonantes para producir un sinfín de sensaciones placenteras.

Y debe funcionar. Porque de lo contrario, YouTube no sería un hervidero de vídeos ASMR, con millones y millones de visualizaciones. Los expertos – que en realidad son youtubers que se dedican a explorar esta vía de enorme éxito – recomiendan a los usuarios ponerse unos auriculares y darle al play.

Los vídeos suelen ser de larga duración, de modo que pueden extenderse varios minutos. El denominador común: youtubers – jóvenes, chicos o chicas – que hablan prácticamente susurrando y que hacen cosas para producir sonidos cotidianos.

Es muy probable que dentro de poco la ciencia pueda decirnos por qué razón sentimos placer al ver estos vídeos. Aunque hay que señalar que no todos experimentamos los orgasmos cerebrales a los que muchos aluden, sí podemos asegurar que los vídeos tienen un efecto incontestable. Algo hace que, a pesar de que estos sonidos no susciten en nosotros una experiencia religiosa, nos quedamos enganchados viendo como amasan slime o chasquean los dedos encima de un micrófono.

La mayoría de gente que los prueba y siente sus efectos usan estos vídeos y sonidos para relajarse o dormirse. Pruébalo tú y a ver qué te ocurre. Puede que descubras tu panacea.