Lenovo Yoga S730, un portátil tan fino como un smartphone

El Lenovo Yoga S730 es un portátil para exhibir. Un dispositivo con un diseño realmente fino, de apenas 11 centímetros y 1,2 kilos que luce muy bien en cualquier lugar y situación. Pero este portátil no es todo fachada. En su interior podemos encontrar un procesador Intel Core i7 de última generación con hasta 16 GB de RAM o una memoria interna de hasta 1 TB en formato SSD PCIe. Todavía más curiosa es la apuesta de Lenovo por un sistema de audio envolvente Dolby Atmos, aunque habrá que ver cómo suena en un entorno real teniendo en cuenta el poco espacio de resonancia.

Lo que sí nos promete este portátil es una autonomía de hasta 10 horas de uso, reforzada por un sistema de carga rápida -y tanto-. El Lenovo Yoga S730 se puede cargar, según datos de la firma, hasta un 80% de su capacidad en tan solo una hora enchufado a la red. De momento no tenemos datos sobre el precio o la disponibilidad de este portátil en España. Por el momento, hacemos un repaso a sus características más interesantes.

Ficha técnica Lenovo Yoga S730

Pantalla Panel de 13,3 pulgadas con resolución Full HD  de 1.920 x 1080 píxeles
Procesador Intel Core i7-8565U de 8.ª generación
Intel Core i5-8265U de 8.ª generación
Memoria RAM 8 o 16 GB
Tarjeta gráfica Intel HD Graphics
Audio Sistema de altavoces Dolby Atmos
Memoria interna SSD PCIe de 128 GB, 256 GB, 512 GB o 1 TB
Alimentación Hasta 10 horas de autonomía, con carga rápida de un 80% de la batería con una sola hora de carga
Sistema operativo Windows 10 Home
Conexiones 2 x USB tipo C 3.1 de segunda generación, 1 x USB tipo C 3.1 de primera generación, toma de audio combinada
Inalámbrico WiFi AC hasta 2 x 2, Bluetooth 4.1
Colores Gris / Platino
Dimensiones 307 mm x 210 mm x 11,9 mm  (1,2 Kg)
Funciones destacadas Lector de huellas dactilares, teclado retroiluminado,
Fecha de lanzamiento Por confirmar
Precio Por confirmar

 

Un portátil que entra por los ojos, pero ¿a qué precio?

El Yoga S730 de Lenovo es el portátil más fino de la firma hasta la fecha. En concreto, tenemos un grosor de apenas 11,9 milímetros. No puede reclamar el título de más delgado del mercado, pero se acerca mucho. También cuenta con un peso de 1,2 kilos, una cifra muy competitiva que facilita que lo lleves a todas partes. El problema cuando se crean portátiles tan finos es que a cambio se debe pagar un precio. El Lenovo Yoga S730 no se libra, pero se mantiene fuerte en apartados clave.

lenovo-yoga-s730-01

El Lenovo Yoga S730 es muy fino, pero no renuncia a la potencia

Así, por ejemplo, no se ha restado un ápice de la potencia. Este dispositivo es capaz de albergar un procesador Intel Core i7 de última generación, el Intel Core i7-8565U. Este chip tiene cuatro núcleos a 1,8 GHz, una velocidad que se puede llevar hasta los 3,4 GHz en los momentos de mayor demanda. También tenemos una memoria RAM que puede ser de 8 o 16 GB, más que suficiente para asegurar buen rendimiento con muchas aplicaciones abiertas.

La memoria interna es de tipo SSD PCIe. Eso nos asegura una velocidad muy alta tanto de acceso a disco como de escritura de datos. Dicha memoria puede llegar hasta 1 TB de espacio y parte de los 128 GB para la configuración más básica.

lenovo-yoga-s730-07

Se puede apreciar la finura de 11 milímetros del Yoga

Para conseguir este diseño tan fino, la compañía ha decidido aprovechar la ventilación secundaria de las propias teclas del teclado para poder usar un ventilador más pequeño. Eso sí, habrá que ver cómo se comporta dicho teclado en la experiencia del día a día y si mantiene una buena altura de las teclas. También se han reducido al máximo los marcos de la propia pantalla, que sube hasta las 13,3 pulgadas con resolución Full HD.

lenovo-yoga-s730-13-puertos-1

1. USB tipo C 2. Toma combinada de auriculares y micrófono

lenovo-yoga-s730-13-puertos-2

3 y 4. Puertos USB tipo C compatible con DisplayPort y Thunderbolt.

El sacrificio está en los conectores

Como decíamos, un diseño tan fino tiene que suponer sacrificio por alguna parte. Y en el caso del Lenovo Yoga S730, lo encontramos en los conectores. No hay rastro de un puerto HDMI o de puertos USB de tamaño completo (y mucho menos Ethernet). Todo se lleva a cabo a través de puertos USB de tipo C. Eso significa que tendremos que hacernos forzosamente con un adaptador para poder usar periféricos como ratones, memorias USB, etc. Personalmente, no me he acostumbrado todavía a tener que usar un intermediario para cosas tan sencillas como conectar un ratón. En los próximos años deberían empezar a aparecer un mayor número de periféricos que tengan directamente esta conexión, pero hasta entonces echaré en falta el USB tradicional.

lenovo-yoga-s730-03

El teclado del S730 está retroiluminado

Buena autonomía y mejor carga rápida

El Lenovo Yoga S730 tiene una autonomía de hasta 10 horas de uso, según las cifras que ha facilitado la compañía. No es un tiempo que impresione, y menos si lo comparamos con las cifras del Lenovo Yoga C630 WOS también presentado hoy (hasta un día de uso). No obstante, es suficiente para aguantarnos sin mucho problema media jornada de trabajo. Lo que sí nos ha llamado la atención y mucho es la inclusión de una función de carga rápida capaz de darnos hasta un 80% de la batería en apenas una hora. Nada mal si nos llevamos el portátil de viaje y tenemos un rato en el hotel entre reunión y reunión.

 

 

Otro de los apartados más sorprendentes de este portátil es la presencia de un sistema de sonido envolvente Dolby Atmos. En teoría, eso debería darnos una experiencia de audio buena para lo que se puede esperar de un dispositivo de ese formato, pero hay que esperar a verlo en acción. De momento no conocemos el precio o la fecha de salida, pero no será barato. Te mantendremos informado.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , , , ,