Google pierde dinero con las casas inteligentes

Algunas compañías se han puesto lo de las casas tecnológicas entre ceja y ceja. Google es una de ellas. Y le sigue los pasos a Amazon. Aunque el proyecto le esté saliendo muy caro.

Esta semana, Google ha presentado los beneficios de su compañía matriz, Alphabet. Y los resultados son francamente positivos, porque la maquinaria de la publicidad sigue funcionando. Sin embargo, esta bonanza no acompaña a la división capitalizada por Nest, la compañía que trabaja en el desarrollo de soluciones para casas inteligentes. No por el momento.

Según este informe, esta línea de negocio – que formaría parte de la sección ‘Otras apuestas’ -, Nest obtuvo 726 millones de dólares de ingresos, pero registró unas pérdidas de 621 millones durante 2018. La empresa dedicada a las cámaras de seguridad, los sistemas de alarma y los porteros con vídeo invirtió un dineral para competir con otros gran gigante de la industria que está apostando por lo mismo: Amazon.

Google compite e invierte contra Amazon

Google compite e invierte contra Amazon

Google ha invertido miles y miles de millones en otras muchas tecnologías, como por ejemplo, los dispositivos Pixel, cuya presencia en el mercado no es capaz de superar a grandes marcas como Apple; o sus ordenadores portátiles, con los que Google se enfrenta a Microsoft.

En el caso de los dispositivos para equipar hogares inteligentes, uno de sus mayores rivales es, sin lugar a dudas, Amazon. Este otro gigante tiene en el mercado dispositivos tan exitosos como Echo o sus asistente digital Alexa.

Y aunque Google sabe a ciencia cierta que no podrá hacerse un hueco importante en otros mercados, en el de los hogares inteligentes cree que tiene una oportunidad de oro.

Es por eso que Google está trabajando duro con Nest para sacar a relucir equipos de hardware y software basados en el aprendizaje automático y la inteligencia artificial. En este sentido, la inversión que ha hecho Google durante todos estos años en este campo puede resultar de gran ayuda para Nest en el desarrollo de sus productos.

Y como el negocio principal de Google sigue funcionando como una seda, la compañía de Mountain View tiene capacidad de inversión suficiente como para seguir apostando a largo plazo por los hogares inteligentes y enfrentarse a Amazon hasta las últimas consecuencias. La batalla promete.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.