Las sugerencias más divertidas y extrañas del buscador de Google

Hace ya unos cuantos años que Google se ha convertido en una verdadera fuente de información. Aquí lo buscamos casi todo. De hecho, es muy probable que ya no sepamos vivir sin él. Y es que a través del buscador podemos encontrar información tan variopinta, como la historia de los Reyes Católicos, qué hay que hacer para curar un eccema o todos los monumentos que no puedes perderte si vas a París.

Pero hay mucha gente que usa Google como si fuera un verdadero consultor personal. Tanto es así que busca información sobre las características de sus heces, los problemas personales con sus novias o la manera de disimular las arrugas típicas de la edad.

Algunas búsquedas son verdaderamente auténticas y desternillantes. Así que hemos decidido recopilar una buena selección, que compartimos contigo aquí. A ver cuánto aguantas sin partirte la caja.

Puedo comer galletas Príncipe si soy republicano

1. Puedo comer galletas Príncipe si soy republicano

Empecemos por una de las mejores sugerencias que nos ha regalado Google en nuestra búsqueda. Probablemente se trate de una broma. Pero es una broma estupenda. Una pregunta que debería hacerse todo republicano que se atreva a caer en la tentación de comerse una galleta Príncipe. ¿Es que alguien con dos dedos de frente es capaz de no sucumbir a morder una de esas delicias de chocolate? Yo NO. ¡Aquí no hay republicanismo que valga!

2. Tengo una escopeta sin papeles

Puede ser gracioso. Pero también muy peligroso. La legislación vigente obliga a las personas que poseen armas a tener una licencia, aunque sea únicamente para tenerla guardada en casa. Pues bien, esta es una de las sugerencias de búsqueda propuestas por Google por algún que otro inconsciente que no sabe cómo salir del embrollo en el que se ha metido.

3. Cómo disimular las arrugas del bigote

Google podría ser perfectamente tu asesor estético. Porque lo cierto es que son muchas las búsquedas que los usuarios hacen para solucionar sus asuntos más cotidianos. Uno de ellos, intentar disimular las arrugas del bigote o lo que comúnmente se denomina ‘código de barras’.

Lo que te encontrarás será un sinfín de vídeos de mujeres maduras intentando eliminar esas arrugas que tanto les molestan. Aunque ya te digo ahora que las soluciones son mucho más inquietantes que las arrugas en cuestión.

4. Tengo miedo de ser gay y no lo soy

Hay búsquedas que pueden ser verdaderamente inquietantes. Y esta es una de ellas. Tener miedo de estar gay e intentar estar seguro de que no lo eres da cuenta del tremendo lío que tiene en la cabeza el sujeto que busca esto. Quizá deberíamos recomendarle hacer otra búsqueda más útil: ¿Cómo salir del armario? 

5. Cómo esconder chuches en clase

En las escuelas suele estar prohibido llevar chucherías. La salud es lo primero. Pero parece que algunos están bastante preocupados por traerlas igualmente. Y lo que es peor, por tratar de esconderlas como si fueran artículos de contrabando.

Mi novio es un zombie

6. Mi novio es un zombie

Es el título de una canción de Alaska y Dinarama, sí. Pero también es una de las búsquedas más populares cuando tratamos de averiguar algo sobre novios. ¿Cuántas novias se habrán levantado y mirado a su lado, para hacer acto después esa misma búsqueda en Google?

7. Quitar gotelé

El gotelé es algo que debería estar prohibido por ley. En eso estamos todos de acuerdo. Pero hay que animarse a pasar a la acción y quitarlo de una vez por todas. Si te has propuesto renovar el piso de tu abuela o de tus padres, guárdate esta búsqueda en favoritos. Te vendrá fenomenal para deshacerte de esa horripilante técnica de tu hogar. Hasta las paredes te lo agradecerán.

8. Cómo hacer trampa en la universidad

Parece que lo de las trampas en la universidad no es solo cosa de Cifuentes. A algunos universitarios también se les ha pasado por la cabeza hacer algún que otro apaño a la hora de cursar estudios superiores. Aunque probablemente el común de los estudiantes no tengan tanto morro ni facilidades para hacerlo como lo hacen nuestros políticos.

9. Ocho semanas de embarazo cuantos meses son

Si te acabas de quedar embarazada, lo más probable es que al principio (y quizá también al final) te hagas un poco de lío con las semanas. Y no es extraño, porque los cálculos del embarazo son un verdadero lío. En una de las búsquedas más realizadas en Google muchas se preguntan cuantos meses son ocho semanas de embarazo.

10. Cómo hacer la vida imposible a tus padres

Durante una larga época de la preadolescencia y adolescencia (a veces puede que incluso un poquito más) los padres se convierten en los verdaderos enemigos de uno. Así que no es extraño que a muchos se les ocurra buscar alguna que otra técnica para hacerle la vida un poco difícil a sus progenitores.

alcohol

11. Por qué alcohol no lleva tilde

Uno puede preguntarse muchas cosas útiles en la vida. Pero mucha gente prefiere buscar en Google por qué demonios la palabra alcohol no lleva tilde. Si nos regimos por las normas de acentuación, la cosa es bastante evidente. Pero está claro que siempre hay quien quiere buscarle los tres pies al gato.

12. Por qué bufan los gatos

El capítulo de preguntas sobre animales es bastante extenso en Google. Pero lo cierto es que si tienes gatos y alguna vez te han bufado, es probable que te hayas preguntado la razón. Pues bien, no te preocupes más: antes de que tu gato te arañe, busca este síntoma en el buscador.

13. Por qué cago verde

Así, sin tapujos. Claro y con cromatismos. El color de la caca es un tema de búsqueda capital en Google. Lo es para los médicos, que pueden hacer un diagnóstico bastante rápido según los colores de las heces. Si con la opinión del Internet te sirve, allá tú.

14. Mi novio no me toca

Hay cosas preocupantes en las relaciones. Y parece que esta es una de ellas. Los chicos y las chicas se preguntan por qué su novio no les toca. Y lo cierto es que, sobre todo en el caso de los más jóvenes, ese es un síntoma preocupante. Ve buscando un sustituto, ya te lo digo yo. Gratis.

15. Por qué Jesús fue crucificado

Si es que… ¿a quién se le ocurrió semejante tropelía? Si no estudiaste ni leíste la Biblia en su momento y quieres ir a los orígenes, quizá debas realizar también esta búsqueda. Parece que muchos usuarios siguen sin saber la razón por la que llevaron a Jesús de Nazaret a tamaño calvario.

jesucristo

16. Por qué meo tanto

Ya ves que la cuestión escatológica es otro lugar común en Google. Muchos usuarios se preguntan por qué acuden tantas veces al urinario. Y lo hacen con un lenguaje directo y preciso. Como si estuvieran en el mismísimo bar.

17. Por qué pica el ano

No hemos podido evitar añadir esta búsqueda a Google. A otros tantos les preocupan los picores, nada más y nada menos que en el ano. Hombre, lo ideal sería consultarlo con el médico. Pero a falta de pan, muy bueno es Google.

18. Cosas que buscar en Internet cuando te aburres

El colmo del aburrimiento y de la falta de originalidad es buscar en Internet: ‘Cosas que buscar en Internet cuando te aburres’. Si andas escaso de inventiva, quizá debas recurrir a esta opción para encontrar ideas interesantes. Si no, puedes seguir echando un vistazo a este listado. Porque te entretendrá durante un buen rato.

19. Cosas que Franco hizo bien

Ya te hemos dicho que algunos usuarios de Google se empeñan en buscarle los tres pies al gato. Algunos quieren saber qué cosas hizo bien Franco. El problema está en que lo más probable es que les aparezca una página en blanco.

20. Mi novia es de derechas

Es la búsqueda que probablemente haría la novia del chico o chica que a su vez busca qué cosas pudo hacer bien Franco. También es cierto que este también es el título de una canción de Nega que al parecer busca mucha gente.

por qué duermo tanto

21. Por qué duermo tanto

Está claro que muchos internautas le hacen preguntas a Google que quizá podrían responderse ellos mismos. Si uno duerme mucho, quizá él mismo sepa el por qué. Aunque a estas alturas de la película, hasta este trabajo nos lo tiene que hacer Google.

22. Estoy flipando con María

Una búsqueda que podría significar un par de cosas, como mínimo. La primera, que estás alucinando con la chica que acabas de conocer. La segunda, que quizá le has dado demasiado a la especie vegetal. Y esto ya es un poco más preocupante.

23. Cosas que te ponen los dentistas en la boca

El miedo al dentista es otro lugar común. Y algunos se empeñan en torturarse antes de la consulta, buscando todos esos utensilios del infierno en la red. ¿Para qué quieres saber qué es todo lo que va a meterte el dentista por la boca? Lo mejor en esos casos siempre es cerrar los ojos y que sea lo que Dios quiera.

24. Como va lo mío

Puede que te parezca una frase demasiado cotidiana. Lo típico que le dices a tu colega cuando estás pendiente de algún trabajillo. Pues resulta que no. Ahora la gente lo usa para hacer búsquedas en Google sobre el estado de su DNI electrónico, la tarjeta de residencia o la nacionalidad.

25. Cómo encontrar a mi doble

Dicen que todos tenemos un doble, sí. Pero, ¿para qué quiere la gente empeñarse en buscarlo? Pues la sugerencia de Google nos dice que esta es una búsqueda común y que hay muchas personas en el mundo dispuestas a encontrar a alguien idéntico a ellos. ¿Es necesario semejante castigo? Creedme, en muchos casos sería mejor evitarlo…

dobles

26. Mi novio aguanta mucho en la cama

Algunas se preguntan por qué su novio no se atreve a tocarlas. Otras están preocupadas porque su novio aguanta mucho en la cama. Pues bien, aunque a algunos hombres a menudo se les critica por ser demasiado escuetos en los asuntos amorosos, parece que a otras les basta y les sobra con menos tiempo. Y buscan la razón por la que puede darse el caso.

27. Tengo la cara muy gorda

Ni el culo, ni las piernas. La cara es lo que tienen gorda estos usuarios. ¿Les preocupa tener la cara como un pan candeal? ¿Qué es lo intentan averiguar con esta búsqueda? ¿Una dieta que les deje la cara como un palillo? Ver para creer.

28. Me gusta hacerlo con mi hijo

Y de caras gordas, pasamos a otros asuntos mucho más complejos. Puede que a esta madre o padre le guste ir de excursión con su pequeño. Amasar pan. O hacer macramé. Pero todos, digo TODOS, hemos pensando en eso. Un pecado capital que escandaliza hasta al más aguerrido. Y no es para menos.

29. Estoy flipando en inglés

Pues aquí otra búsqueda ambigua. Aunque en este caso, lo más probable es que los usuarios que buscan esto estén interesados en encontrar la frase en inglés para una de las expresiones más comunes de la juventud española. Y de todos aquellos que solemos ver la actualidad política en televisión.

30. Mi novia agrega hombres al Facebook

Ya ves que Google es un terreno abonado para los novios y novias preocupados por lo que hacen sus parejas. Tan preocupante como el de la madre a la que le gusta hacer cosas con su hijo es este otro caso. Podría ser una consulta perfecta para el consultorio de una Elena Francis moderna.

facebook

31. Mi perro intenta montarme

Y sigamos ahora con los asuntos caseros escabrosos. En este caso, nos encontramos ante el curioso caso del perro que intenta montar a su amo. Si has tenido un perro sin castrar, sabrás que esto es bastante común. Así que hay que compadecerse de este hombre, que estará preocupado por el uso y abuso que probablemente estará haciendo el perro de su pierna. Por experiencia lo digo.

32. Me gusta hacer caca

Oye, cada uno a lo suyo. ¿Para qué negarle el gusto? A algunos les gusta hacer escalada, a otros cocinar macarrones con queso y a este, cagar. Sarna con gusto no pica. Así que, un respeto para este buen hombre o mujer al que – no lo olvidemos – le preocupa que le guste hacer caca. ¿Y sino para qué lo busca en Google?

33. Cómo engañar en la prueba del pañuelo

No se os ocurra reíros ahora, que estamos ante un asunto muy serio. Un asunto que deberían resolver los mismísimos expertos de CSI. Antaño quizá la mayoría de gitanas cumplían con el rito de mantenerse enteras hasta el matrimonio, pero parece que hoy – ojo, lo dicen las búsquedas – la cosa es un poco más complicada. De ahí que las jóvenes casaderas estén buscando técnicas en San Google para engañar a la parentela con el asunto del pañuelo.

34. Tengo la aureola muy grande

Otra cuestión que preocupa (y mucho) a los internautas es la aureola. Sí, como lo lees. Creen que tienen la aureola – del pecho, suponemos – muy grande (comparado con otros y otras, claro). Y quieren hacer algo para remediarlo. O buscar consuelo, quién sabe.

35. Puedo comer roscón de Reyes estando embarazada

La comida relacionada con las embarazadas es una de las búsquedas más corrientes que se hacen en Google. Todas sabemos que hay determinados alimentos que no deben consumirse. Uno de los más conocidos es el jamón. En el caso de las mujeres que no hayan pasado por una toxoplasmosis, esta será una de las restricciones más importantes durante todo el embarazo. Especialmente al principio.

Pero luego hay otras mujeres que se vuelven locas buscando todos y cada uno de los alimentos que ingieren. ¿Que si puedes comer roscón de Reyes? Mujer, pues si a nadie le ha dado por inventar el roscón con jamón, chorizo o pescado crudo, lo más probable es que sí.

Puedo comer roscón de Reyes estando embarazada

36. Ir al baño con vestido de novia

Vale, seguro que no te lo habías planteado antes. Pero si eres mujer y vas a casarte pronto, es muy posible que te hayas hecho esta pregunta. ¿Cómo voy a ir al baño con el vestido de novia en medio del banquete? A no ser que decidas desnudarte por completo, nosotros lo vemos muy difícil. Aunque puede que Google te regale una técnica infalible, digna de un aguililla ninja, con la que puedas hacer tus necesidades sin despeinarte ni un milímetro.

37. Nunca he engañado a mi mujer

Pues felicidades, hombre. ¿O es que estabas pensando en que ya va siendo hora de empezar a engañarla? Si buscas consejos o instrucciones para empezar a cometer tropelías en tu santo matrimonio, Google es el lugar perfecto. Aquí encontrarás cientos de experiencias que no te dejarán pestañear…

38. Cómo mentir a tus padres para que te dejen salir

De los creadores de ‘Cómo hacer la vida imposible a mis padres’, llega la segunda parte. El arrepentimiento después de que tus padres te hayan puesto en su sitio de una vez por todas. Ahora puedes intentarlo de una manera más suave, intentando – pero solo intentando – mentir a tus padres para que te dejen salir de parranda por ahí. La esperanza es lo último que se pierde.

39. Cuantas veces se puede hacer el amor seguidas

Y aquí tenemos la segunda parte de ‘me gusta hacer cosas con mi hijo’ y ‘mi novio aguanta mucho en la cama’. Quizá a determinadas horas de la noche, alguien se esté preguntando cuándo va a acabar esa tortura. Y quiera saber qué es lo humanamente posible en cuestiones de sexo. Aunque ya se sabe, que la mayoría de veces la realidad termina por superar la ficción. Y cualquier teoría posible.

40. Quiero coger la gripe

Si has superado lo de engañar a tus padres con nota, quizá ahora quieras probar con esta búsqueda. ¿Que no tienes ganas de hacer el examen de física? ¿Que no te apetece nada ir a trabajar porque no soportas al pesado de tu jefe? Pues cógete una gripe hombre. Así, como quien se compra un paquete de chicles. Sí, en Google también encontrarás instrucciones precisas para ponerte a 39 de fiebre. Hay gente dispuesta a todo.

Otras noticias sobre...