Detienen al fundador de Blusens por el aparato Blusens WebTV

Durante unos cuantos años, el fundador de Blusens y responsable de la caja negra WebTV de Blusens ha estado en la cúspide del éxito. Su sueño era el de competir con las grandes marcas tecnológicas, pero ha acabado detenido según publica El País. El magistrado Andrés Lago Louro, titular del juzgado de Instrucción 3 de Santiago, está investigando a José Ramón García y a Miguel Silva por un supuesto delito contra la propiedad intelectual.

Hace apenas dos años, García puso a la venta el aparato WebTV de Blusens, una caja que cosechó todos los éxitos, y que permitía a los usuarios acceder gratis a contenidos audiovisuales. Una denuncia presentada por Egeda (Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales) acusa a este hombre de facilitar supuestamente el acceso a enlaces piratas de emisiones codificadas.

Por otra parte, y según explica El País, tanto Mediapro como LaLiga se han personado en la demanda como perjudicadas. El diario ha indicado que el pasado 28 de febrero García fue detenido junto a otras tres personas. Con la denuncia, parece que los contenidos ya no están accesibles.

 

Blusens, historia de una caída al abismoBlusens, historia de una caída al abismo

Los jóvenes empresarios, García y Silvia, ambos de Santiago de Compostela, iniciaron el proyecto en 2002. Fundaron Blusens con un capital social que pusieron a medias, de 3.006 euros. Acabaron fabricando televisores, tabletas y smartphones. Fabricaban en China y movían el material en aviones.

Durante un lustro, tal como cuenta El País, Blusens compró fábricas en Shenzhen (China) y desde 2007 dominó el mercado del MP3. Su cuota de mercado era de entre un 15 y un 20%. También creó su propio sello discográfico, abrió tiendas propias y llegó a vender hasta en 40 países distintos. Sin embargo, según El País, la banca terminó abandonando a la compañía y sus socios empezaron a dejar el proyecto.

Pero en su caída libre no abandonó los problemas. A lo largo de estos años la empresa entró en concurso de acreedores hasta su liquidación en 2017. Señala este mismo periódico que la Audiencia de A Coruña condenó a un ex cargo de la empresa y señaló la empresa como responsable subsidiaria de un fraude del IVA en carrusel que se perpetró en 2005. Se sucedieron los problemas y las condenas, pero García no perdió las ganas. E incluso presentó un nuevo prototipo de smartphone por el camino.

A este último capítulo del culebrón Blusens hay que añadir el último relato que ha realizado El País, con la detención de García y de otros seis investigados. Se han intervenido 4.600 aparatos y los servidores de la empresa están, por ahora, inactivos. La venta y la distribución del famoso aparato WebTV en 14.000 establecimientos ha quedado bloqueada. Ahora los clientes piden en las tiendas, enfadados, la devolución del dinero. 

Otras noticias sobre...