20 trucos para Google Maps que merece la pena probar

Google Maps se ha convertido en una de nuestras herramientas de cabecera. Cuando hacemos un viaje ya no usamos un GPS dedicado. Sino que encendemos el móvil, buscamos la ruta y seguimos las instrucciones del asistente de estos mapas. Y para el resto de cosas, igual.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

¿Que te han citado para una entrevista de trabajo? Pues pones en marcha Google Maps para que te guí­a hasta el punto de destino correcto. ¿Que quieres encontrar un buen restaurante italiano en la ciudad? ¿Que necesitas saber el horario comercial de una tienda? No tienes más que encender el móvil y darle instrucciones a Google Maps.

Pero esta aplicación puede resultarte todaví­a más útil. Tanto si accedes a través de la aplicación, como si lo haces desde el escritorio, aquí­ tienes 20 trucos para Google Maps que deberí­as probar. Todos son útiles. Así­ que en cuanto los pruebes, te darás cuenta de que ya no puedes vivir sin ellos.

guardar lugares

1. Crear un listado con lugares favoritos

Empecemos con el primer truco. Crear un listado con lugares favoritos te vendrá fenomenal si sueles pasar por una zona y necesitas tener una colección de sitios en la memoria. Imagí­nate que trabajas en una zona determinada de Barcelona y tienes que comer todos los dí­as fuera de casa. ¿Te vendrí­a bien tener un listado de sitios buenos para ir variando, verdad? Pues así­, con todo.

Crear y compartir listas de lugares favoritos es muy fácil. Busca el lugar que te interese y pincha encima. Cuando estés dentro, se abrirá una ficha. Pulsa en el botón de Guardar. Acto seguido, podrás elegir entre distintas listas. Si todaví­a no la has creado ponle un nombre (por ejemplo, Restaurantes para ir a comer cerca del trabajo). Cuando quieras insertar otro sitio, solo tendrás que seleccionar esta lista.

Puedes crear tantas listas como quieras. Y luego, por ejemplo, podrás compartirlas con otra gente. Puedes mandar el enlace a tus amigos, familiares o compañeros de trabajo (bastará con que tengas su contacto). Y luego también tendrás la opción de hacer listas públicas, para que cualquier usuario pueda acceder a ellas. Por ejemplo, puedes elaborar el Top 10 de los mejores restaurantes orientales de Madrid. Y ofrecer a otros usuarios de Google Maps la posibilidad de conocer estos lugares.

Si quieres recuperar las listas, podrás hacerlo en cualquier momento, accediendo a la sección Tus Sitios. Búscalos dentro de la sección Guardados y pulsa encima de los tres puntos. Aquí­ podrás elegir las Opciones para compartir y seleccionar Privada, Compartida o Pública.

2. Configurar alertas de tráfico

Si sueles desplazarte en coche, las alertas de tráfico te resultarán muy útiles para tener en cuenta posibles contratiempos. Sobre todo si son accidentes de tráfico, retenciones y otras circunstancias ocasionales. Esta es una opción mucho más interesante para el móvil, sobre todo porque cuando más te interesará recibir alertas de tráfico, será cuando estés fuera de casa o de la oficina.

Para configurar las alertas, accede a la aplicación de Google Maps. A continuación entra en Ajustes > Notificaciones > Tráfico. Aquí­ debes tener ubicadas las dos alertas. Tráfico de eventos cercanos (para recibir advertencias directas sobre cortes de ví­as previstos y eventos que puedan afectar al tráfico)  y Tráfico cercano (un pequeño informe que se activará según tu ubicación).

Si quieres configurar más alertas, puedes echar un vistazo más abajo a otras opciones. Porque lo cierto es que Google Maps nos ofrece la oportunidad de seleccionar muchos más tipos de notificaciones. Todo dependerá de lo que tú necesites, del lugar en el que resides y de cómo te desplaces.

aparcar google maps

3. Encontrar mi coche

¿Eres de los que andan haciendo fotos en el lugar que aparcan para no perder tu coche de vista? Pues aquí­ tienes una solución interesante. Es la posibilidad de guardar la ubicación de tu aparcamiento en Google Maps. Si estás en el punto en el que has aparcado, pulsa sobre el punto azul que marca tu posición. A continuación, elige la opción Guardar aparcamiento.

Cuando quieras regresar al coche, abre de nuevo la aplicación y pulsa sobre la P en el mapa. Ese es el lugar en el que has dejado estacionado tu vehí­culo. Puedes pedirle a Google que te lleve hasta el lugar caminando. Y listo.

Aparcamiento en Google Maps

4. Añadir tu Casa y tu Trabajo

Es otro paso imprescindible. Si sueles consultar los mapas, te vendrá fenomenal tener añadidas las ubicaciones de tu Casa y de tu Trabajo de manera fija. De este modo, podrás configurar rutas rápidamente, sin necesidad de añadir de nuevo tu dirección o la de tu puesto de trabajo cada vez.

Accede a Google Maps desde el móvil. Y a continuación pasa a Menú > Tus sitios. Dentro de la pestaña Etiquetados, verás dos opciones Casa y Trabajo. Pulsa sobre Establecer Casa o Establecer Bajo para encontrarlos sobre el mapa. Solo tendrás que indicar tus direcciones y marcar el lugar.  A partir de ahora, cuando quieras partir o llegar a casa o al trabajo, solo tendrás que indicar “Casa” o “Trabajo”.

cronologí­a

5. Consultar tu historial de ubicaciones

Si tienes activado el GPS en tu teléfono y usas Google Maps a menudo, debes tener en cuenta que Google habrá almacenado tu historial de ubicaciones. Se trata de una tarea detectivesca, que te permitirá volver atrás a cualquier dí­a para saber lo lugares a los que te desplazaste, justo con la hora y las rutas.

Esto puede ayudarte a recordar cuándo fuiste a algún sitio. O para calcular las rutas más rápidas. Pulsa en Menú desde el escritorio o el móvil, y elige Tu Cronologí­a. Y acude al dí­a concreto. Podrás ver las rutas que has seguido, tanto en coche como a pie.

Una de las caracterí­sticas que nos parecen más interesantes de esta funcionalidad es, sin lugar a dudas, el cálculo de distancias. Si estás pensando en cuidar un poco más de tu salud, tienes que ver esto. Porque al acceder a las rutas que has recorrido, podrás ver cuántos kilómetros has hecho a pie durante la jornada. Y cuántos has realizado en coche.

Lo más probable es que si resides en una ciudad, te sorprendas de la cantidad de metros y metros que andas todos los dí­as. Y este ya es un ejercicio más que notable. Si te mueves siempre en coche, quizá tengas que plantearte las cosas. Esta información te vendrá fenomenal para tomar conciencia de lo que haces.

También podrás recordar con más facilidad el nombre de un restaurante al que acudiste hace un año, en una fecha señalada. Y del que no te sale el nombre. Simplemente retrocede hasta ese dí­a y recupera tu visita.

Acceder a este historial es muy fácil si lo haces desde la versión de escritorio de Google Maps. La navegación es más fluida, sin duda. No obstante, también puedes acceder a tu historial de movimientos a través de la aplicación. Acude al menú de Google Maps y pulsa en Tu cronologí­a.

La información que sin querer le proporcionas a Google también le resulta útil a la aplicación para ofrecer predicciones y cálculos. Así­, si tienes activadas las notificaciones, puede que recibas alertas sobre cómo está hoy el tráfico o qué rutas son mejores para llegar antes a casa.

6. Descargar un mapa para consultar sin conexión

Tirar siempre de tu conexión para usar los mapas puede agotar tu cuota de datos en un abrir y cerrar de ojos. Por eso es interesante que si no quieres consumir datos en exceso, te descargues los mapas para consultarlos sin conexión. Accede al Menú > Mapas sin conexión > Selecciona tu propio mapa.

Tendrás que marcar una zona sobre el mapa y sobre todo, asegurarte de que estás conectado al WiFi. De este modo no consumirás datos de más. En la parte inferior verás cuánto ocupa. Sencillamente pulsa en Descargar. A partir de ahora podrás acceder a este mapa en cualquier momento. Y aunque no tengas conexión en el móvil.

Esta caracterí­stica también te resultará muy útil para realizar consultas si estás de viaje. Aunque ahora no tienes roaming, te vendrá muy bien si vas de viaje a otro paí­s. Y no quieres gastar datos. Si te desplazas a una zona rural y tienes problemas de cobertura, con esto también lo tendrás más fácil. Eso sí­, hay que tener en cuenta que solo verás las indicaciones para moverte en coche, pero no para ir en transporte público o a pie.

Compartir la ubicación con tus amigos

7. Compartir la ubicación con tus amigos

¿Dónde estás ahora mismo? Si has quedado con tus amigos y quieres decirles más rápido en qué lugar te encuentras, puedes compartir la ubicación desde Google Maps. Simplemente pulsa en el Menú > Compartir ubicación. Es tan fácil como esto.

Luego tendrás que indicar durante cuánto tiempo quieres compartir tu ubicación en tiempo real. Y elegir las personas. A continuación puedes compartirlo a través de tus aplicaciones de mensajerí­a favoritas. Si usas WhatsApp más a menudo, quizá te interese hacerlo a través de esta herramienta. Pero puedes iniciar un Hangout o cualquier otra aplicación que te resulte más útil.

8. Calibrar la brújula

Puede parecer una broma. Pero no lo es. Existe una manera de calibrar la brújula de tu dispositivo para que Google Maps sea más preciso. Para conseguirlo, accede a Google Maps y pulsa en tu punto de ubicación sobre el mapa. Se abrirá una pantalla azul. En la parte inferior verás la opción Calibrar brújula. 

Inclina y mueve el teléfono tres veces haciendo un ocho. En la parte inferior verás cuál es la precisión de la brújula. Si se indica “alta”, puedes dar la calibración por finalizada.

compartir dirección

9. Enviar la dirección de un lugar

También puedes compartir fácilmente la dirección de un lugar con otra persona. Lo que tienes que hacer es acceder a Google Maps y buscar el lugar en cuestión. Pulsa encima para abrir la ficha y pulsa en Compartir. A continuación, podrás seleccionar el medio a través del que compartes. Y puedes hacerlo fácilmente a través de WhatsApp. 

No obstante, si prefieres otras aplicaciones, también podrás usarlas. Por ejemplo, puedes enviar la dirección mediante un mensaje de correo electrónico de Gmail. A través de Telegram. O usando tu conexión Bluetooth.

10. Añadir una parada a tu ruta

A veces no tenemos previsto ir de un lugar a otro. Sino que queremos hacer una o varias paradas antes de llegar a nuestro destino. Pues existe una opción, con la que podemos añadir una parada a la ruta. Imagina que sales de Barcelona y quieres llegar a Madrid, pero antes quieres hacer un par de paradas. Una en Lleida y otra en Zaragoza.

Cuando tengas el punto de salida y el de llegada añadidos, solo tendrás que pulsar en el icono de Añadir. Google Maps te marcará la ruta hacia tu destino, pero teniendo en cuenta tu parada o paradas. Así­ podrás considerar mejor tus tiempos.

Si se trata de una ruta habitual, puedes guardarla como mapa. Y usarla en futuras ocasiones. O compartirla con otras personas que también necesiten hacerla. 

controlar hora punta

11. Controlar las horas punta de los lugares

Algunos sitios públicos ofrecen a los usuarios de Google Maps la posibilidad de controlar cuáles son las horas punta de los lugares. ¿Para qué? Pues imagí­nate que quieres ir a devolver un regalo a unos grandes almacenes muy conocidos de Madrid. Y que hoy empieza la temporada de rebajas.

Pues tienes la opción de ver si el lugar está muy concurrido en determinado momento. Y elegir el momento más tranquilo para ir a hacer tu recado. Si no está disponible la información en tiempo real, tendrás la opción de echar un vistazo a la media. Y lo más probable es que se ajuste mucho a la realidad.

En azul verás las horas menos concurridas. En color rosa tendrás señaladas aquellas en las que suelen producirse más aglomeraciones. En este caso (fí­jate en la captura), será mejor que visites El Corte Inglés a la hora de comer, en lugar de hacerlo entre las cinco y las seis de la tarde.

12. Evitar peajes

Uno de los inconvenientes, entre muchos otros, que tienen nuestras carreteras son los peajes. A veces quieres desplazarte a un lugar y por inercia decides pasar por la autopista. Cuando en realidad, la carretera nacional está poco concurrida. Pues bien, que sepas que desde Google Maps tienes la opción de confeccionar rutas evitando peajes. 

Elige un lugar al que dirigirte y pincha en Cómo llegar. Pulsa en Opciones y selecciona qué obstáculos quieres evitar. Puedes seleccionar los siguientes: Autopistas, Peajes y Ferris. A partir de este momento, la ruta prescindirá de estos elementos. Y te recomendará rutas alternativas, en las que no sea necesario pagar peaje. O que no transcurran por una autopista que te salga por un ojo de la cara.

13. Guardar o insertar un mapa

El mapa que ves más arriba del Acueducto de Segovia no es una imagen, sino un mapa insertado. Puedes insertar un mapa donde quieras. Solo tienes que copiar el código de inserción. De este modo, tus lectores podrán acceder al mapa directamente. Bastará con que pulsen encima para abrirlo en su navegador o en el móvil.

Accede al lugar en cuestión. Nosotros hemos buscado ‘Acueducto de Segovia’. A continuación, pulsa en la opción de Compartir y selecciona la pestaña Insertar mapa. Verás que Google Maps te proporciona una dirección. Es un código que tienes que añadir a la página que quieras. Podrás elegir las dimensiones o un tamaño personalizado.

14. Encontrar rutas de transporte público

Si resides en una gran ciudad, usar esta caracterí­stica te vendrá muy bien. Sobre todo si también eres un usuario acérrimo del transporte público. Google Maps es estupendo para esto. Porque indicando una ruta, te ofrecerá la posibilidad de obtener un mapa detallado con todas las opciones de transporte público que tienes. Incluyendo metro, autobús, ferrocarril, tren, etcétera.

Lo que tienes que hacer muy sencillo. Indica tu lugar de origen y el de destino. A continuación, Google Maps elaborará una ruta, que podrás seguir con el medio que quieras. E incluso caminando. Pulsa en el icono de Transporte Público para ver todas las opciones que tienes a tu alcance.

Lo más probable es que si vives en Barcelona, Madrid o Valencia, obtengas numerosas opciones. Seguramente para hacer el trayecto en metro, en autobús, usando el ferrocarril o el tranví­a. Puede que encuentres medios de transporte combinados y que tengas que hacer algunos tramos a pie. Sobre todo si a la zona a la que te diriges no llega ninguno de los medios indicados. En cualquier caso, obtendrás una ruta muy exacta. Y no será necesario que andes preguntando o que te pierdas en las mil y una rutas que suele tener el autobús urbano.

Como segunda ventaja está la del tiempo. Con estas predicciones y ajustando las predicciones en base a tiempos reales y a información sobre el tráfico, obtendrás una estimación del tiempo que puedes tardar en llegar a tu destino. Así­ sabrás si es más conveniente ir a ese lugar en metro o puedes coger el autobús. 

Activar la vista de satélite

15. Activar la vista de satélite

A veces, por la razón que sea, nos interesa ver un mapa con la vista de satélite. Es muy fácil, porque no hace falta acceder a Google Earth. Google Maps ya incluye una opción que nos permite ver el territorio, como si lo hiciéramos a vista de pájaro real. Esto nos permite ver exactamente los edificios, las plazas, los parques y cualquier otra cosa que quieras ver tal como lo ha fotografiado el satélite.

Puede resultar muy útil si buscas una parcela determinada. O si quieres realizar alguna comprobación sobre el terreno. Para activar la vista de satélite, busca el lugar en cuestión. A continuación, pulsa Menú > Satélite para activarlo. Y a continuación, ya solo te queda navegar.

16. Añadir la capa de tráfico en directo

Google nos ofrece unos cálculos bastante precisos de todas las incidencias que se producen en el estado del tráfico. Así­, antes de salir de casa puedes enterarte de si ha habido un accidente en la carretera por la que sueles transitar. O si existe algún tipo de retención extraña. ¿Esto para qué sirve? Pues lógicamente, para que puedas usar una ruta alternativa y anticiparte al atasco. Ganarás tiempo y no perderás tiempo a primera hora de la mañana.

Todos los móviles que viajan, junto a sus dueños, en los coches son los responsables de proporcionar esta información. Y esto es estupendo, porque los datos son mucho más precisos. Puedes activar la capa del tráfico pulsando en Menú > Tráfico.

Puedes hacerlo sin problemas desde la versión escritorio. Pero lógicamente, también desde la aplicación de Google Maps para el móvil. Accede también al menú y pulsa en Satélite y Tráfico. Será necesario que actives la capa especí­fica del tráfico. En verde verás las ví­as fluidas, en naranja las que están bastante complicadas y en rojo los atascos o retenciones.

También verás en rojo intenso (casi granate) las zonas más complicadas. Los accidentes, las obras y las prohibiciones puntuales están marcados con cí­rculos. Se te indicará la calle concreta y el tiempo que ha pasado desde que fue notificado el incidente. Este dato puede resultarte útil para saber si cuando llegues a ese punto, la congestión todaví­a estará allí­.

taxi google

17. Calcular el precio del taxi

Hace ya algunos meses, Google se ha asociado con las principales empresas que se dedican a proporcionar taxis a los usuarios de distintas aplicaciones. ¿Su objetivo? Nutrir a los usuarios con más información. A cambio ofrecen recomendaciones de descargas directas para herramientas como Uber, Cabify o MyTaxi. De la transacción, los usuarios obtienen una estimación del tiempo de espera. Y el precio por viajar a través de distintas modalidades.

Para que Google haga el cálculo, tienes que indicar un lugar de partida y otro de destino. A continuación, Google Maps te proporcionará información sobre los distintos trayectos. Si quieres hacerlo a pie, en coche, en metro, en bicicleta o en taxi. Pulsa aquí­ para ver los precios y las rutas con las distintas compañí­as.

Si quieres, y tienes instalada alguna de estas apps, podrás abrirla directamente. Y reservar tu viaje.

18. Activar las notificaciones

Si usas mucho Google Maps para confeccionar rutas y ver lugares, quizá serí­a interesante que activaras las notificaciones que puedan resultarte más interesantes. Hay muchas, así­ que te recomendamos acceder a esta sección para comprobar cuáles te conviene más activar.

Accede a Menú > Ajustes > Notificaciones y ve activando todos aquellos avisos que necesites. Puedes elegir entre distintas opciones, dentro de estas categorí­as: Tráfico, Desplazamientos casa-trabajo, Transporte público, Navegación, Tus contribuciones, Personas y lugares, Servicios de coche con conductor, Mapas sin conexión y Novedades de Maps.

Estos últimos son menos útiles, pero si quieres estar al dí­a de las novedades que hay en el tráfico, los problemas y las noticias relacionadas con el transporte público (retrasos, obras, averí­as…) tienes que activar estas opciones.

calcular distancia

19. Calcular distancias sobre el mapa

Si quieres calcular una distancia, puedes hacerlo sobre el mapa y en lí­nea recta. Te recomendamos abrir el mapa que necesites en la versión de escritorio. A continuación, pulsa con el botón derecho del ratón sobre el punto que te interese. Elige la opción Medir la distancia. 

Arrastra el ratón hasta el punto de destino. Google Maps se encargará de calcular automáticamente la distancia real sobre el terreno. Obtendrás una medición exacta, eso sí­, en lí­nea recta. Para eliminar la medición, vuelve a hacer clic sobre el mapa con el botón derecho y elige Eliminar medición. 

20. Ver el mapa de relieve

Y echemos, por último, un vistazo a una capa interesante: es la que nos ofrece la posibilidad de ver los relieves. Esto es interesante, por ejemplo, si eres nuevo en la ciudad y necesitas conocer cuáles son los desniveles más importantes. De este modo, por ejemplo, podrás decidir si es conveniente o no ir en bicicleta a un sitio. O si es preferible aprovechar este medio de transporte en las zonas de descenso o más planas.

Por ejemplo, si vives en el barrio de Gracia de Barcelona y vas a trabajar al distrito de Sants, puedes usar la bicicleta como medio de transporte. No tendrás que pedalear demasiado. Pero para volver a casa, quizá será mejor que cojas el metro. Los mapas de relieve pueden servir para muchas otras cosas, como por ejemplo, para diseñar rutas de senderismo u otras excursiones a la naturaleza.

Noticias relacionadas

Otras noticias sobre...