TeleprompterPAD iLight PRO 13”, teleprompter de gran tamaño

Ya seas youtuber o te dediques de forma profesional al ví­deo, el teleprompter es una herramienta muy práctica para el trabajo diario. Y es que contar con un guión a la vista ayuda a ordenar las ideas y nos ahorra tiempo. Hasta hace unos años, el teleprompter era una herramienta sólo para profesionales. En el mercado encontrábamos equipos muy caros que sólo resultaban rentables y prácticos para cadenas de TV y grandes productoras. La llegada de las tabletas al mercado, ha democratizado el invento radicalmente.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

En tuexperto.com hemos probado el modelo más potente de la firma valenciana TeleprompterPAD. En concreto, el TeleprompterPAD iLight PRO de 13 pulgadas. Se trata de un equipo de precio ajustado (226,45 euros) que nos permite leer el guión en una pantalla de hasta 13 pulgadas mientras hacemos el ví­deo. No importa si se trata de una tableta grande o un ordenador convertible. Con ello conseguimos una superficie de lectura amplia a un precio imposible hasta ahora.

Se trata de un teleprompter sencillo al estilo “ikea” tanto para el montaje como en el manejo. Este modelo reciente, lleva un cristal capaz de reflejar una imagen sin perder definición ni calidad a pesar de que el entorno se encuentre bien iluminado. Eso sí­, el modelo no incluye el mando de control remoto, por lo que conviene contar con uno para poder mover el texto a distancia sin problemas.

teleprompter

Diseño resistente en aluminio

El paquete llega completamente desmontado para su transporte. El TeleprompterPAD iLight PRO 13” está formado por tres piezas metálicas que componen la estructura base en material aluminio, con acabado en pintura negra acrí­lica que le dota de un aspecto sencillo y que pasa desapercibido. Aparte de esto encontramos el cristal Beamsplitter Premium HD 60/40 de reflejo ní­tido y luminoso. Un cristal que muestra sus capacidades reflectantes nada más mirarlo. Además, la tela negra con ajuste por velcro al chasis termina de rematar el efecto pantalla. Por supuesto, en el más puro estilo “Ikea” el paquete llega repleto de tornillos, canutillos y arandelas suficientes como para poder llevar a cabo el montaje e incluso reponer cualquier pieza perdida.

Una vez que cada pieza está en su sitio, encontramos una estructura estable y realmente resistente que se puede usar sobre una superficie plana o se puede montar en un trí­pode profesional. Sobre el TeleprompterPAD iLight PRO 13” se pueden montar casi toda clase de cámaras: desde cámaras fotográficas DSLR hasta videocámaras de ámbito amateur como las handycam, o cámaras semi profesionales HDVCAM, XDCAM, NXCAM. El fabricante afirma que incluso se admiten ciertos modelos profesionales de mayor tamaño y peso, aunque de forma más limitada.

El cristal HD, así­ como la estructura para la pantalla admite dispositivos de hasta 13 pulgadas de tamaño. La superficie de soporte es estable, pero no fija el dispositivo, funciona como una bandeja donde colocar la pantalla con el contenido, pudiendo así­ ajustarla hacia el cristal o unos centí­metros más separada de éste para acomodarla al uso. Su colocación, sin pinzas ni sujeciones resulta cómoda. Además, el TeleprompterPAD iLight PRO 13” cuenta con una pequeña almohadilla para ajustar el dispositivo, evitar que se dañe y conseguir fijar su posición.

Montaje sencillo casi sin destornillador

A la hora de realizar el montaje inicial nos hemos encontrado con un sistema realmente sencillo y cómodo. Si no somos de manualidades, siempre podemos cotejar los “Paso a paso” de los ví­deos tutoriales que TeleprompterPAD tiene en su página web, ya que la orientación de las piezas y el orden de montaje pueden ser claves para conseguir que la estructura sea estable y resistente. En las primeras etapas, además, hemos podido llevarlo a cabo sin ningún tipo de herramienta o destornillador. Una moneda de 2 céntimos de euro ha sido más que suficiente para fijar los tornillos principales entre las dos pletinas que forman el grueso del TeleprompterPAD iLight PRO 13”. Basta con presentar la base con los cuatro tornillos inferiores, los canutillos que dan altura a la estructura y la plancha de metal que sirve de base para anclar la cámara. Tras fijar por uno y otro lado los canutillos y los tornillos, la estructura está casi lista.

montaje

Después le toca el turno al arco que servirá de soporte para el cristal HD del teleprompter. Dos tornillos son suficiente para dejarlo todo fijo. Eso sí­, en este caso los tornillos cuentan con una cabeza algo más fina y pequeña, lo que obliga a usar un destornillador para apretar y dar firmeza.

Luego se monta el cristal sobre el arco, con tornillos sin fondo que permiten dejar la estructura montada pero con algo de juego para inclinar el cristal HD a gusto. A este fin hay que sumar una tuerca en uno de los laterales, permitiendo que, a lo largo de un arco, el cristal lleve a cabo cierto recorrido de inclinación. Apretando la tuerca conseguimos fijar la posición deseada del cristal para adaptar la estructura a las necesidades del usuario.

cámara

Por último queda incorporar y anclar la tela negra. Para este fin ayudan las piezas de velcro colocadas en la parte superior del cristal HD y en la parte inferior de la estructura del teleprompter. Tan solo hay que asegurarse de que la parte elástica de la tela se coloca hacia abajo, anclándola así­ a la estructura con total fijación y evitando destellos y luminosidad sobre el cristal. Esta tela cuenta con una apertura y un cordón que permiten ajustar el sistema a cualquier objetivo de cámara que se coloque en el teleprompter. De esta manera, y una vez ajustado al cuerpo de la cámara, no entra ni sale nada de luz.

El montaje termina con la fijación de la cámara, que se lleva a cabo con un tornillo estándar de ¼ de trí­pode. Y lo mismo con la estructura en sí­ sobre un trí­pode profesional, siempre y cuando sea el caso. La base del TeleprompterPAD iLight PRO 13” es realmente estable y resistente, así­ que también se puede utilizar directamente sobre una superficie plana sin peligros.

teleprompter pad

El resultado final es una estructura de solo 1,96 kilogramos de peso. Con unas medidas de 56 x 32 x 11-26 cm. Un dispositivo ligero para su montaje y transporte. Eso sí­, conviene retirar la pantalla antes de cualquier manipulación, evitando que se caiga de su bandeja por accidente.

Usando el teleprompter

En nuestras pruebas, hemos decidido usar una cámara Canon DSLR, que hemos fijado sin problemas con el tornillo ¼ que incluye el conjunto. La estructura y la tela ajustan a la perfección, sin temblores ni escapes de luz sobre el cristal HD.

La única instalación restante es colocar una tableta o cualquier dispositivo con una pantalla con un tamaño menor a 13 pulgadas. En nuestro caso hemos usado un ordenador portátil convertible. Un PC que hemos abatido en su totalidad para usarlo como una tableta. A pesar de su peculiaridad, con un cuerpo algo más ancho que una tableta al uso, basta con colocarlo sobre la bandeja para conseguir que su reflejo se muestre en el cristal HD.

usando teleprompterpad

Conviene ajustar el conjunto para escoger la inclinación ideal del cristal HD y la colocación de la pantalla sobre la bandeja. Al no contar con fijación, el ordenador posee varios centí­metros libres de juego sobre la bandeja, pudiendo llevar el reflejo a la parte más alta o más baja del cristal conforme alejamos o acercamos la pantalla a su reflejo.

Y listo, sin ajustes, sin bridas, sin bandas elásticas ni nada más. El aparato ya está montado y casi instalado. Solo queda escoger una aplicación que voltee la imagen de la pantalla colocada en la bandeja. Y es que, si no, la imagen se ve del revés. En este sentido hay unas cuantas aplicaciones disponibles tanto para dispositivos Android, como para iOS. Y también en PC. Desde la página web de TeleprompterPAD llevan a cabo un listado con las más útiles, tanto gratuitas como de pago.

Conclusiones

Tras comprobar la estabilidad del conjunto y la luminosidad del cristal que monta este teleprompter, nos queda claro que estamos ante uno de los mejores “apuntadores” semiprofesionales. Y es que el TeleprompterPAD sólo cuesta 230 euros. Sin embargo, los acabados, la ligereza de la estructura y los detalles en cuanto a los velcros y protecciones para la pantalla, demuestran mimo en su construcción y un acabado que convence.

conclusiones

Otras noticias sobre...