La próxima pantalla del móvil se reparará a si misma de roturas y golpes

Unos cientí­ficos japoneses dicen haber descubierto un nuevo material que podrí­a revolucionar el mercado de la telefoní­a móvil. Concretamente se trata de un polí­mero de vidrio que puede repararse solo. Para ello solo necesitarí­a aplicar calor con la mano y esperar. Así­ pues, en el futuro podrí­amos tener móviles con pantallas que se reparen solas al agrietarse tras una caí­da.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Los móviles actuales son, en general, bastante delicados. Muchos de ellos están cubiertos con una capa de vidrio que, al caer, puede romperse fácilmente. Y es que el metálico puede sufrir desperfectos con una simple caí­da, pero si hay algo que a muchos usuarios se le ha roto en algún momento de su vida es la pantalla. Y si eso pasa, no queda otra que acudir a un técnico para que la sustituya. Lo cual, generalmente, no suele ser barato. O aguantar durante meses con la pantalla hecha un desastre. Sin embargo, esto podrí­a cambiar dentro de poco.

Como adelantábamos, investigadores de la Universidad de Tokio han encontrado un polí­mero de vidrio duro llamado “polyetherthioureas”. Este tiene la propiedad de poder repararse a sí­ mismo con calor suave y presión con la mano. Según los investigadores, existen otros materiales de este tipo, pero requieren calentar el vidrio a altas temperaturas (120 grados) para reparar las partes fracturadas.

pantalla que se repara sola

Este nuevo material, sin embargo, solo requiere una compresión leve con la mano y una temperatura de 21 grados centí­grados.

El descubrimiento de este material fue, como ha ocurrido muchas veces, por accidente. Los investigadores pensaban que este material podrí­a utilizarse como un nuevo tipo de pegamento. Sin embargo, al cortar los bordes, vieron que lo que quedaba se pegaba a si mismo formando un enlace endurecido una vez se comprimí­a y se calentaba ligeramente.

El experimento se ha publicado en la revista Science y, de momento, es solo eso, un experimento. Sin embargo, si el material es interesante, las grandes compañí­as podrí­an invertir en su desarrollo. Así­ que, como decí­amos, puede que en un futuro tengamos móviles cuyas pantallas se reparan solas.

Ví­a | TheNextWeb

Otras noticias sobre...