Volvo dice adiós a los coches de gasolina y diésel

Volvo ha anunciado que tiene pensado dejar de fabricar vehí­culos solo gasolina o diésel a partir de 2019. Desde ese momento, todos los coches que salgan de las fábricas de Volvo serán hí­bridos o 100% eléctricos. También han aprovechado para anunciar el lanzamiento de tres nuevos modelos totalmente eléctricos entre 2019 y 2021. Y dos eléctricos más de alto rendimiento, que saldrán bajo la marca Polestar.

Parece que los fabricantes de coches empiezan a darse cuenta de que el petróleo no es el futuro. Cada vez son más las compañí­as que lanzan sistema hí­bridos. Pero lo mejor de todo es que también van en aumento los modelos totalmente eléctricos. Aunque queda todaví­a mucho camino por recorrer, algunos fabricantes están muy implicados. Es el caso de Volvo, que ha anunciado que en 2019 dejará de fabricar coches que solo sean de gasolina o diésel.

El CEO de Volvo, Hí¥kan Samuelsson, ha sido el encargado de anunciar la decisión. La compañí­a dejará de fabricar coches con solo motor de combustión en 2019. Según sus palabras, Volvo planea haber vendido un total de un millón de coches con algún tipo de motor eléctrico en 2025.

Para conseguirlo la compañí­a ha decidido vender solo coches hí­bridos o 100% eléctricos. Todos los hí­bridos mezclarán un motor de gasolina con un motor eléctrico de 48 voltios.

Volvo no es la única compañí­a que ha tomado esta decisión. O al menos, no es la única que lo ha pensado. Hace ya algún tiempo Toyota anunció su intención de dejar de vender coches de gasolina. Su idea, al igual que la de Volvo, es vender solo coches hí­bridos, eléctricos o incluso que funcionen con hidrógeno. Y es que los planes de Toyota van mucho más allá de 2019.

En definitiva, como decí­amos, parece que los fabricantes empiezan a ser conscientes de lo que supone depender de los combustibles fósiles. En la actualidad se puede encontrar algún tipo de hí­brido en casi cualquier fabricante. Aún así­, los coches 100% eléctricos todaví­a siguen siendo ‘difí­ciles de comprar’. A su alto precio comparado con los coches de gasolina o diésel, se une el poco despliegue de bases de carga. También que debemos aumentar la inversión para instalar un punto de carga en nuestra casa. Con todo, esperamos que este sector avance rápidamente.

Ví­a | The Verge

Otras noticias sobre... , ,