Gmail recibe una importante actualización de seguridad que bloquea el phishing

El correo electrónico es una de las tantas ví­as por las que se cuelan las amenazas. Los cibercriminales suelen aprovecharse de esta herramienta para lanzar ataques de phishing. En este tipo de ataques la clave es hacerse pasar por páginas confiables, como pueden ser la de la Agencia Tributaria, una entidad bancaria o un comercio.

Gmail ahora ha recibido una importante actualización de seguridad que bloquea el phishing. El objetivo de estos ataques es hacerse con números de tarjetas de crédito, contraseñas y nombres de usuario.

La actualización de seguridad que bloquea el phishing trae consigo una serie de cambios y mejoras que prometen hacer el sistema de Gmail más seguro. ¿Por qué? Pues porque se introduce un sistema de detección temprana del phishing, desarrollado a través de una máquina de aprendizaje. Se supone que Gmail examinará el comportamiento de determinadas estafas de este tipo. Y de este modo podrá alertarnos a tiempo, antes de hacer clic en algún enlace malicioso

Según ha explicado Google a través de su blog, esta máquina de aprendizaje integrada en el correo de Gmail tiene una efectividad muy alta. Indican, de hecho, que puede bloquear mensajes de phishing y de spam con una precisión de hasta el 99,9%. Esto significa que prácticamente la totalidad de amenazas que recibiremos en un futuro a nuestro correo de Gmail serán bloqueadas de manera exitosa. Y nosotros correremos menos peligro.

Una actualización de seguridad que bloquea el phishing

Una actualización de seguridad que bloquea el phishing

La actualización, que ya está llegando a los usuarios, se instalará de manera automática y estará disponible para el común de propietarios de correos de Gmail desde ahora.

Pero el filtrado de mensajes fraudulentos a la carpeta de spam no será el único medio que usará Gmail para advertirnos de posibles estafas o virus. El correo electrónico de Google también nos mandará una serie de mensajes o advertencias a la hora de responder mensajes.

Así­, cada vez que estemos intentando responder a alguien que no forme parte de tus contactos más habituales, o en el caso de empresas, que estén dentro de la organización, se solicitará una confirmación.

Lo único que hará Gmail es advertir al usuario, preguntándole si quiere de verdad enviar ese correo electrónico. Pero, ¿andará el correo de Google molestándonos todo el rato? Pues en principio no.

Parece que el sistema será tan inteligente como para saber si un destinatario – aunque sea de fuera de tu empresa – es o no es un contacto con el que te comunicas habitualmente. Un cliente, un colaborador, un colega de la Universidad…

Se trata de advertir a los usuarios cuando el destinatario del mensaje sea realmente extraño. O con el que nunca has intercambiado mensajes antes.

Otras noticias sobre... , ,