En la misión a la Luna los astronautas probarán un traje antiradiación

La radiación es uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los astronautas. Al reto de preparar su cuerpo y su mente para una misión especial hay que añadir los efectos de los rayos gamma.

Los hombres del espacio los reciben cada vez que participan en uno de estos viajes y si bien se ha demostrado que no son letales, se sabe que la radiación es uno de los factores que pueden llevarnos de una manera más directa a padecer cáncer.

Ahora acaba de aparecer a escena un invento que podrí­a salvar a los astronautas de sufrir los perniciosos efectos de la radiación. La compañí­a StemRad, con sede en Tel Aviv, ha inventado un chaleco anti-radiación AstroRad que podrí­a ponerse a prueba en breve.

traje espacial luna

El protector espacial en un maniquí­. Foto: Reuters

De viaje a la Luna, a finales de 2018

El chaleco se pondrá a prueba a finales del próximo año 2018, cuando está previsto el siguiente viaje a la Luna. De momento el proyecto se ha puesto a prueba en laboratorios y a través de simuladores. Se espera, eso sí­, que el invento esté listo para probar dentro de la cápsula Orion que volará sin tripulación en el cohete Space Launch System de la NASA.

Las primeros ensayos no se realizarán sobre humanos. Lo que StemRad y la NASA mandarán a la Luna serán diferentes torsos – o maniquí­s – que medirán cómo se absorbe la radiación. Habrá diferentes torsos, unos protegidos y otros no, de modo que será fácil ver cómo afectan los rayos gamma al cuerpo. Cuando la cápsula y los torsos lleguen de nuevo a la tierra, podrá medirse cuál ha sido la radiación que han recibido con protección y sin ella.

No obstante, y como todaví­a falta bastante para que la cápsula ponga rumbo a la Luna, la NASA todaví­a se encuentra estudiando la posibilidad de enviar a dos astronautas, lo que permitirí­a realizar las primeras pruebas con los famosos chalecos sobre personas de carne y hueso.

De todos modos, la eficacia de las tecnologí­as de esta empresa ya se habrí­a testado en Fukushima tras los desastres nucleares. No obstante, en ese caso no se trataba de ensayos. Lo que hizo la empresa StemRad fue idear y comercializar un cinturón de protección para los trabajadores que están u operan cerca de centrales afectadas por la radiación. Hablamos de Fukushima, pero también de Chernobil.

chalecos protectores radiación

Chalecos para mujeres astronautas. Foto: Reuters

De qué están hechos los chalecos

Los chalecos están compuestos por diferentes capas. En realidad, explican sus creadores, se trata de un sistema que parece un mapa topográfico. Se ha trabajado de manera especí­fica en la protección de todos aquellos órganos del ser humano que son considerados vitales.

Además de diferentes capas, se han incorporado al chaleco diferentes escudos protectores que no están hechos de materiales metálicos, pero que actúan como barrera contra los rayos gamma. No se han revelado otros materiales ni componentes

Para poder ser de utilidad, Gideon Waterman, jefe del proyecto en Stemrad, ha explicado que es muy importante combinar dos factores: la densidad y la flexibilidad. Se trata de que los astronautas estén protegidos, sí­, pero también de que puedan moverse con la mayor soltura posible. No hay que perder de vista que los tripulantes de estas naves suelen ir ataviados con los clásicos trajes espaciales. Los chalecos serí­an un mero añadido.

Las primeras maquetas ya están hechas, así­ que se espera que el chaleco empiece a fabricarse a finales de este mismo año para estar listo para 2018.

Dicen estar seguros de que funciona, pero primero tendrán que probarlo. Cuentan, eso sí­, que el Orion tendrá su propio refugio para esos momentos en los que se produzcan tormentas solares. No obstante, se espera que estos chalecos puedan resultar útiles para los usuarios a la hora de operar sin problemas fuera de esas zonas de protección en momentos de especial intensidad radioactiva.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,